A-6, una ruta por lo mejor que ver en la carretera de La Coruña

Desde el centro de la capital de España hasta las inmediaciones, la A-6 es una de las vías más importantes del país. Aunque se la conoce como la carretera de La Coruña, realmente no termina allí, sino en Arteixo, a pocos kilómetros de la ciudad coruñesa. Se trata de una ruta con muchos alicientes turísticos. Al atravesar Castilla, León, El Bierzo y Galicia, la variedad paisajística o gastronómica son enormes. Descubre los grandes hitos que merecen una parada en la autovía del Noroeste.

Mapa esquemático de los hitos principales de la A-6, la carretera de La Coruña

Las sierras de la A-6

Kilómetros 54, 360 y 430

Una de las grandes diferencias entre las autovías radiales y las antiguas nacionales son que salvan los puertos de montaña de una forma mucho más eficiente. Dado que la A-6 pasa por algunas de las sierras más conocidas de España, esta ventaja es clave para ella.

Sierra de Guadarrama

La Sierra de Guadarrama es la primera que afronta la carretera de La Coruña. Lo hace pasando junto al pueblo que le da nombre, en el tramo de pago de la vía. Los túneles que atraviesan el macizo supusieron una revolución en su momento. El primero data de 1963 y fue una gran obra de ingeniería. De hecho, fue la primera concesión de peaje nacional. Sus modernos sistemas y amplitud fueron sus señas de identidad. Nueve años después se inauguró otro y en 2007. Desde entonces hasta 2009 se reformaron los antiguos. Algo más abajo se explica la variante que evita el peaje y los lugares por donde pasa en su subida y bajada al alto del León.

Mucho más adelante esperan los Montes de León. A través del del puerto del Manzanal se conecta la Maragatería con El Bierzo. Durante los 60 kilómetros que separan Astorga de Ponferrada se puede ver la transición que supone el ascenso y descenso de esta sierra. Si no hay nieve ni hielo, una alternativa muy bonita va por la LE-142. Esta pasa por preciosos pueblos como Rabanal del Camino, El Acebo y Molinaseca. Sin embargo, supone un incremento de media hora en el viaje.

Los Ancares, una de las sierras de la A-6

Los Ancares.

Algo después toca la transición entre Galicia y León, que se realiza por Los Ancares. En este caso se supera el Cebreiro por Piedrafita. Tanto la vertiente gallega como leonesa del macizo son espectaculares, especialmente en otoño. Desde el mencionado pueblo hay solo 5 minutos a O’Cebreiro, lugar jacobeo por excelencia que destaca por su vetusta arquitectura.

Espacios naturales ribereños que no te puedes perder en la A-6

Kilómetros 50, 185, 235 y 554

También repartidos por toda la A-6 hay espectaculares espacios naturales asociados a ríos. El primero está en Madrid, el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. Desde Collado Villalba, antes del peaje, apenas hay 20 minutos a Manzanares El Real. La Pedriza o el embalse de Santillana quedan a tiro de piedra, aunque requieren de una jornada entera para disfrutarlos.

Embalse de Santillana

Embalse de Santillana, muy cerca de la A-6. | Shutterstock

A la altura de Tordesillas queda Reserva Natural de las Riberas de Castronuño. Estas llanadas en torno al Duero acogen multitud de aves y una interesante vegetación a unos 25 minutos de la localidad vallisoletana. También es perfecta para la ornitología la Reserva Natural de las Lagunas de Villafáfila. A ella se llega conduciendo un cuarto de hora desde Villalpando por la ZA-715.

Riberas de Castronuño

Riberas de Castronuño. | Turismo Castilla y León

Finalmente, casi en A Coruña, las Fragas do Eume crecen en torno a tal río. Aunque se hallan a poco más de media hora de Betanzos, al estar al final de la ruta pueden suponer un destino perfecto de hacer noche allí o en La Coruña. Su gran exuberancia y el relieve del lugar se unen para crear un emplazamiento de gran belleza, que incluye cascadas como la de Vilagocende.

Cascada de Vilagocende, cerca de la carretera de La Coruña

Cascada de Vilagocende. | Shutterstock

La alternativa al tramo de peaje hasta Adanero

Kilómetros 40 a 108

Aunque la AP-6 abarca de Collado Villalba hasta Adanero. El tramo entre la capital y el inicio de la zona de pago conformó el primer paso de la autovía del Noroeste. Eran finales de los años 60 y conectaba con la N-VI, su predecesora. Sin embargo, es a partir de Guadarrama cuando se cobra. Por tanto, si se sale de Madrid se puede llegar hasta la salida 52 sin abandonar la carretera de La Coruña. De esta forma se afrontaría el ascenso al Alto del León. De camino se pasa por el sanatorio de Tablada, un fantasmagórico edificio abandonado en el que se trataba a los tuberculosos.

A continuación se pasa por San Rafael, Navas de San Antonio o Villacastín. A este lado de la sierra de Guadarrama hay interesantes templos y posibilidad de parar a descansar. El trascurso del trayecto es por la N-VI. Aunque en teoría solo se incrementa el tiempo un cuarto de hora y el kilometraje es similar, es mucho más incomodo que la autovía. En caso de que sea invierno, no es nada recomendable. Asimismo, suele ir cargada de tráfico en horas punta o momentos de presión vacacional. En el caso de llegar desde el norte habría que tomar la salida a la nacional antes de la propia Adanero.

Los reales sitios madrileños junto a la A-6

Kilómetros 10 a 45

Con desvíos muy cortos se puede llegar a dos lugares extraordinarios: el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial y el Palacio del Pardo. En el caso del primero, se trata de la obra para la posteridad de Felipe II. Es el mayor exponente del estilo herreriano y sus atractivos incluyen basílicas, cuadros, jardines y hasta uno de los colegios más bonitos de España. Como se cuenta más abajo, el pueblo en el que se ubica posee grandes lugares para comer. No lejos se puede acceder al controvertido Valle de los Caídos, una notable obra arquitectónica pese a su oscuro pasado.

Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. | Shutterstock

Mientras tanto el Palacio Real de El Pardo es un antiguo complejo cuyo uso se remonta a la época de los Austrias. Sin embargo, fueron los Borbones quienes le dotaron de su aspecto actual. Habitual alojamiento de máximos mandatarios extranjeros, posee obras de arte pictóricas de primer nivel, como el Retrato de Isabel la Católica de Juan de Flandes. El cercano embalse y el Manzanares aportan un interesante añadido natural.

El Pardo, al lado de la Carretera de La Coruña

El Pardo, al lado de la Carretera de La Coruña. | Shutterstock

El histórico eje Arévalo-Tordesillas, pura historia de Castilla

Kilómetros 123 a 180

Tanto Arévalo como Tordesillas y Medina del Campo fueron lugares de gran importancia para la corona de Castilla. Especialmente asociados a los Reyes Católicos, sobre todo a Isabel, poseen castillos, templos y plazas que desde luego merecen una parada. Sesenta kilómetros, entre los pk. 123 y 184, en los que ahondar en la historia del reino.

Castillo de Arévalo, un pueblo de la A-6

Castillo de Arévalo.

El primer pueblo al que se llega es Arévalo, todavía en Ávila. En el apartado sobre comer en la A-6 se trata uno de sus atractivos principales, el tostón (cochinillo asado). Sin embargo, no solo es un lugar para agradar al estómago. El enclave donde pasó parte de su infancia Isabel la Católica, nacida en la cercana Madrigal de las Altas Torres, brilla por la gran cantidad de mudéjar castellano que contemplar. Tal estilo está presente en el castillo o las iglesias de Santo Domingo de Silos, Santa María la Mayor, San Miguel, San Martín o El Salvador. De la muralla quedan diversos restos. Incrustada en ella se ubica el curioso templo de San Juan Bautista.

Ayuntamiento de Medina del Campo

Ayuntamiento de Medina del Campo.

Si Arévalo está relacionado con la infancia de Isabel la Católica, Medina del Campo lo está con su vejez. Aquí, ya en Valladolid, fue donde murió e hizo testamento la monarca. El lugar escogido fue el palacio Testamentario, cuya importancia a raíz de la reforma que ejecutó Fernando II de Aragón. La bella colegiata de San Antolín y el magnífico castillo de la Mota son otros de los elementos que no pasar por alto.

Tordesillas

Tordesillas.

Por último queda Tordesillas. Allí firmaron los Reyes Católicos el pacto con Portugal en el que se dividía el mundo. Cabe recordar que los lusos tenían la exclusiva sobre África y gran parte del Oriente. Tanto ellos como sus nietos buscarían rutas alternativas a las islas de las especias con expediciones como la de Elcano y Magallanes. Sea como fuere, el histórico pacto centra gran parte de lo que ver en el lugar. Además, la plaza mayor y el Real Monasterio de Santa Clara poseen un alto interés.

Benavente y Ponferrada, fortalezas leonesas en la carretera de La Coruña

Kilómetros 260 y 382

Si los castillos de la zona castellana de la A-6 eran impresionantes, los de la leonesa no se quedan atrás. Hay dos grandes fortalezas en las que detenerse, distintas pero complementarias. En primer lugar se sitúa la de Benavente, en el pk. 261 aproximadamente. Hita en la provincia de Zamora, la ciudad sirve de transición entre Tierra de Campos y los Valles. De la primera se pasa poco antes por Villalpando y muy cerca de Villanueva del Campo. De la segunda quedan a tiro de piedra Camarzana de Tera y Santa Cristina de la Polvorosa.

Castillo de la Mota

Castillo de la Mota. | Shutterstock

Su torre del Caracol, hoy Parador, formó parte del castillo de la Mota de Benavente. Obra de la familia Pimentel, fue erigido al inicio del siglo XIV. Por la época en que se ejecutó entremezcla rasgos góticos y renacentistas. En otros tiempos poseía extensos jardines y un gran cuerpo construido. Sus artesonados moriscos están entre los más destacados de la región. Sin embargo, los franceses arrasaron la fortaleza en la Guerra de la Independencia.

Uno de los grandes castillos de la A-6 el de Ponferrada

Castillo de Ponferrada.

Continuando hasta la provincia de León, superados los montes a los que da nombre, Ponferrada es otro alto impresionante. La actual capital de El Bierzo posee un espectacular castillo templario. Gracias a él es un punto clave en cualquier ruta que siga la senda de estos caballeros. Con una dilatada historia, siguió expandiéndose una vez disuelta la orden. En la ciudad destaca también la basílica de la Virgen de la Encina, supuestamente encontrada por un hombre de la Orden del Temple.

Astorga y Lugo, los centros romanos de la A-6

Kilómetros 322 y 490

Hay varios restos romanos en la carretera de La Coruña. Por ejemplo, a quince minutos de Arévalo se sitúa en sitio arqueológico de la villa de Puras. Para retomar la A-6 solo hay que seguir hasta Olmedo, bonito pueblo, y de ahí virar a Medina del Campo.

Murallas romanas de Astorga con la catedral y el palacio episcopal al fondo

Murallas romanas de Astorga con la catedral y el palacio episcopal al fondo. | Shutterstock

Sin embargo, los más notables están más adelante. En la maragatería espera Astorga. Se trata de de uno de los lugares más interesantes de toda la autovía del Noroeste. Amen de poseer una bella catedral y un palacio episcopal obra de Gaudí, fue el final de la Vía de la Plata. Esto le supuso tener una gran importancia en la época romana. Se fundó con gente proveniente de la desaparecida ciudad de Petavonium (Santibáñez de Vidriales). Sus murallas son el elemento más característico de esta era pretérita. El museo de la Ergástula es también de primera.

Murallas romanas de Lugo

Murallas romanas de Lugo

Mientras tanto, Lugo se ubica superados Los Ancares, sobre el pk. 490. Sus baluartes defensivos romanos están entre los mejor conservados del mundo. Esto le ha valido se Patrimonio de la Humanidad. Además de origen, comparte con Astorga espíritu jacobeo, como se verá en el último apartado. Posee muchos otros restos de la época y una preciosa catedral. Cabe mencionar rápidamente a La Coruña, el punto final de la ruta, con el Faro de Hércules y muchos otros vestigios de Roma.

Una ruta por los vinos de la A-6

Kilómetros 156 a 405

Esta ruta es especialmente prolija en cuanto a Denominaciones de Origen, como la A-1 o la A-3. Estas se enmarcan en Castilla y León. A la primera que se llega es a Rueda. De hecho se pasa por el mismo pueblo, ubicado entre Tordesillas y Medina del Campo. Estas se hallan dentro de la zona de producción, junto a pueblos como La Seca. La variedad verdejo es la más característica de la D.O. En cualquiera de estas localidades existen bodegas en activo.

Morales de toro se encuentra a unos 20 minutos de Tordesillas y es el enclave más accesible de la D.O. Toro desde la A-6. Si se decide visitar el pueblo, se puede ir con un desvío que pasa por la histórica Villalar de los Comuneros. Subiendo al norte se llega a la Denominación de Origen Valles de Benavente. Se expanden al oeste de esta ciudad, con ejemplos como Santibañez de Vidriales.

Morales de Toro en la A-6

Qué ver en Morales de Toro. | Facebook de Morales de Toro.

Colindante queda otra zona de producción vitícola por la que pasa la A-6, la D.O. Tierra de León. Sus vinos tintos se basan en las variedades Prieto Picudo y Mencía. Aunque el reconocimiento a estos vinos de la A-6 llegó hace poco más de una década, la actividad al respecto se remonta a los romanos.

Finalmente hay que centrar la atención en la Denominación de Origen Bierzo. Desde la llegada a Ponferrada, pasando por Cacabelos, Camponaraya, Carracedo o las encantadora Villafranca del Bierzo, las uvas Mencía y Doña Blanca encabezan una producción cada vez más valorada. Junto a los boquejos y los montes, las viñas son uno de los elementos paisajísticos más habituales de la comarca berciana.

Uva Mencía de la D.O. El Bierzo

Uva Mencía de la D.O. El Bierzo. | Shutterstock

Parar a comer en la carretera de La Coruña

Esta ruta por la A-6 es también una gran oportunidad gastronómica. Las opciones están a pie de carretera o en las poblaciones cercanas. Ya sea uno de restaurantes de muy selecta carta o de cocina tradicional, parar a comer en la carretera de La Coruña es siempre un placer.

Restaurante Charolés en San Lorenzo de El Escorial

Kilómetro 46

Gran cocido en Charolés. | El propio local

El restaurante Charolés es un clásico de San Lorenzo de El Escorial, lleva funcionando desde 1977. Se sitúa en el centro de la localidad, muy cerca del monasterio. Es famoso por su cocido, la mejor opción de su carta, aunque también hay opciones más ligeras o igual de contundentes. Llamado «nuestro gran cocido», se sirve lunes, miércoles y viernes y conviene reservar para degustarlo. Una excelente forma de abrir o cerrar una ruta por la A-6.

Tostón en el Asador las Cubas de Arévalo

Kilómetro 123

Tostón en Asador las Cubas de Arévalo

Tostón en Asador las Cubas de Arévalo. | Facebook del local

Castilla y León es famosa por sus asados y, entre ellos, destaca el tostón de Arévalo. Se trata de un cochinillo asado que tiene fama en todo el país. Desde tiempos de la N-VI hasta hoy este pueblo de Ávila ha sido un punto de referencia. Dentro de la diversa oferta que posee, el Asador las Cubas es uno de los más conocidos. Se sitúa en la propia localidad, cerca del castillo.

El Ermitaño de Benavente

Kilómetro 260

Pichón de El Ermitaño en Benavente

Pichón de El Ermitaño en Benavente. | Facebook del local

Otro estrella Michelín, esta vez a pie de la autovía del Norte. La ubicación ya es una maravilla, en una antigua casa señorial con una ermita incluida. Los hermanos Pérez dirigen desde cocina y sala un restaurante que basa su carta en platos tradicionales muy bien tratados. Por ejemplo, su lechazo es uno de los mejores de la zona. Lo mismo ocurre con su pichón. Esto se complementa con diversos menús y preparaciones de temporada. Los maridajes son asimismo asequibles. En total se puede comer aquí por unos 60 euros. Una opción de lujo que coge a mitad de ruta.

Casa Maragata en Astorga

Kilómetro 320

Comer en la A-6 cocido maragato astorga

Cocido maragato en Casa Maragata, Astorga. | Web del local

Casi 30 años lleva funcionando el primero de sus locales. Famoso entre peregrinos, lugareños y turistas, Casa Maragata abrió un segundo restaurante en 1999. Está totalmente especializado en el célebre puchero que se come al revés, el cocido maragato. El menú consta de tres vuelcos, empezando por diez tipos de carne, siguiendo por los garbanzos con patata y berza. Luego toca la sopa. De postre sirven natillas y café. Todo por 24 euros, vino incluido.

Mesón los Ancares en Villafranca del Bierzo

Kilómetro 405

Un local de los de toda la vida, barato, donde poder probar el botillo. Queda claro que la A-6 es un lugar de comidas contundentes. Por eso, nada como coger fuerzas antes o después de afrontar el paso de los Ancares. Además, también se pueden probar productos de El Bierzo, algo apropiado al estar en el casco urbano su capital histórica.

Tortilla de patata en Betanzos

Kilómetro 560

Comer en la A-6 Tortilla de Casa Miranda

Tortilla de Casa Miranda. | Facebook del local

Elegir solo un local para comer tortilla de patatas en la capital nacional de este plato sería cortarse las alas. Por eso se proponen tres, todos ganadores del concurso a mejor tortilla del lugar. Casa Miranda tiene multitud de victorias. Sinuessa también es una apuesta segura, lo mismo que el mesón O Progreso.

Caminos históricos que cruza la A-6

A lo largo de toda la ruta

La carretera de La Coruña cruza importantes rutas que se llevan usando desde antes de que los romanos conquistaran Hispania. Rutas medievales centradas en Astorga y Santiago de Compostela que también sirvieron como pasos para segadores y arrieros. Debido a ello, hay muchos puntos interesantes e históricos en donde parar. Algunos ya se han mencionado anteriormente, pero otros no.

Vía de la Plata

La Bañeza

La Bañeza.

El tramo final de Vía de la Plata es compartido con la A-6. De hecho, el ramal de la autovía que baja hasta Mérida, la A-66 heredó el nombre. Este trayecto que conectaba norte y sur del oeste hispano desde la era celtíbera conecta con la carretera de La Coruña en Benavente. Después sigue por La Bañeza, preciosa villa comercial, y culmina en Astorga. La geografía ha provocado que la senda permanezca casi inalterable desde hace siglos y sigue siendo transitada a pie por los peregrinos del Camino de Santiago que vienen del Levante o Andalucía.

Caminos de Santiago

Pueblos más bonitos de España. Castrillo de los Polvazares

Castrillo de los Polvazares. | Shutterstock

Dado que se dirige a Arteixo/A Coruña, la A-6 posee muchas intersecciones con el Camino de Santiago y hasta tramos compartidos. Uno es el mencionado de la Vía de la Plata. En Astorga entronca con el Camino Francés, al que va paralelo. Muy cerca de la capital maragata se encuentra Castrillo de Polvazares, pueblo jacobeo y uno de los más bonitos de España.

Faro de Hércules en La Coruña

Faro de Hércules. | Shutterstock

La autovía del Noroeste vuelve a conectar con el Camino Francés en Ponferrada y lo acompaña hasta superar el Cebreiro. Pasa por la espectacular Villafranca del Bierzo o Cacabelos. Además se puede hacer altos en pueblos tan coquetos como Vega de Valcarce o Las Herrerías. Entonces la carretera sigue al norte hasta Lugo, punto clave del Camino Primitivo. Más adelante, en Baamonde, se cruza con los peregrinos del Camino del Norte. Finalmente, en Betanzos y A Coruña es el turno del Camino Inglés, que incluso puede empezarse en esta última.

Banner Carreteras

About the author