Qué ver en La Seca

En plena provincia de Valladolid se haya esta importante villa vitivinícola. Denominada la «Cuna del Verdejo», esta uva es la mayor protagonista de muchas de las viñas que rodean a La Seca. Con multitud de bodegas y parte de la Denominación de Origen Rueda, la población también tiene un interesante patrimonio material. Buen ejemplo son sus muchas ermitas o la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Además, está bien comunicada con interesantes localidades vallisoletanas como Tordesillas u Olmedo. También con ciudades tan notables como Zamora, Palencia o su capital provincial.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

El principal templo de La Seca es de estilo renacentista y se elevó en el siglo XVI. Ejecutado en ladrillo, es asimismo uno de los mayores símbolos de la localidad. Su torre era su elemento más notable. Sin embargo, al igual que pasó con muchos otros hitos del pueblo, una desgracia se cebó con ella. En 1962 se derrumbó, dañando parte de la propia iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y construcciones adyacentes.

Con todo, hoy puede observarse una réplica de cinco metros y medio del último cuerpo de la torre. Se ubica junto al salón cultural «La Cilla», donde cada año tiene lugar Muestra Nacional de Teatro Aficionado de la villa. Un vecino de La Seca, Gregorio Puertas Méndez, fue el encargado de realizarla. La acción corrió a su cuenta y el ayuntamiento cedió el espacio público donde se exhibe.

Retablo mayor de la iglesia de la Asunción

Retablo mayor de la iglesia de la Asunción. | Ayuntamiento de La Seca

En su interior, la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción guarda varios tesoros patrimoniales. Por ejemplo, la Virgen de la Pera, escultura policromada de 1500. También sobresale el retablo mayor barroco, obra del afamado Churriguera y Manuel Ordoñez. Anteriormente estuvo en el templo de la franciscana Orden Tercera. La salida de esta de la población.

Por otro lado queda su órgano barroco. Se trata de uno de los mayores instrumentos de su tipo en toda la provincia, superado solo por los catedralicios. El encargado de realizarlo fue Antonio Ruiz Martínez, maestro procedente de Torquemada. Actualmente está en activo y protagoniza varios conciertos a lo largo del año. Esto se debe a un proceso de restauración que comenzó en 1982 con una primera actuación. Sin embargo, fue en 2002 cuando su estado quedó en perfectas condiciones.

Órgano barroco de La Seca

Órgano barroco de La Seca. | Ayuntamiento de La Seca

Iglesia de la Orden Tercera

Derivada de la Orden Franciscana, la Orden Tercera fue la protagonista del segundo templo más importante de La Seca. Esta fundó iglesias y capillas desde A Coruña hasta Santa Cruz de Tenerife. Erigida a principios del siglo XVIII, en 1931 se fueron los últimos hermanos que la habitaban. En 1970 fue cuando se desacralizó. De esta forma vivió una rápida decadencia que acabó en el estado de ruina que lucía hasta hace poco.

No obstante, gracias a la iniciativa privada el templo se está recuperando. El responsable es uno de los viticultores locales, Javier Sanz, que adquirió la propiedad ante el riesgo de que fuera derrumbada. De esta forma, tras recuperar su antiguo aspecto servirá como centro de turismo enológico.

La «Cuna del Verdejo»

El vino es el gran protagonista de la economía local, así como parte integral de la cultura de La Seca. Como parte de la Denominación de Origen Rueda, que se extiende por Valladolid, Segovia y Ávila el lugar tiene multitud de bodegas. Doce de ellas visitables. Asimismo, cinco forman parte de la «Ruta del Vino de Rueda»: Cuatro Rayas, Reina de Castilla, Protos, Campo Eliseo y Javier Sanz. Hay opciones para realizar rutas por los entornos vinícolas de la localidad.

Con todo, la gran estrella de La Seca es la variedad de uva Verdejo. Esta variedad comenzó a desarrollarse durante la época de la repoblación de las tierras del Duero, en el siglo XI. Los terrenos de la actual D.O. Rueda, Toro y la Tierra del Vino fueron los lugares donde se extendió. Sin embargo, no llegó a los campos lasecanos hasta el siglo XVI. Desde entonces su cultivo a sido un gran éxito.

La Seca, Cuna del Verdejo. | Ayuntamiento de La Seca

Las uva Verdejo es blanca. Los vinos que produce suelen ser de tono amarillo, ácidos, suaves y con cuerpo. Tienden a no tener una graduación excesiva. Muy aromáticos, tienen un toque amargo muy representativo. Lo más habitual es que sean caldos jóvenes. En abril se celebra la Fiesta del Verdejo, en la que La Seca celebra la culminación de la elaboración de los vinos del año. Además de probar el producto de la viñas, se llevan a cabo conciertos y actividades en torno a la actividad bodeguera.

Casa consistorial de La Seca

La Seca forma parte de la Tierra de Medina, cuya cabeza se halla en la cercana Medina del Campo. Ventura Rodríguez, famoso arquitecto barroco con edificios en toda España, fue el encargado de proyectar la casa consistorial. Por tanto, es del siglo XVIII. Tal como pasó con la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, en los años 60 del siglo pasado sufrió una hecatombe. Un incendio arrasó el complejo, quedando en pie solo los muros.

Vista a la casa consistorial de La Seca

Casa consistorial. | Ayuntamiento de La Seca

Las consecuentes restauraciones lograron devolver el uso al espacio. Sobresale especialmente su patio interior, columnado. Además de su uso como sede del ayuntamiento local, en la casa consistorial se ubicaban la escuela local. Como curiosidad, durante la Guerra de la Independencia las tropas francesas se acuartelaron en la estructura durante 1808.

Ermita del Cristo Humilladero

De las varias ermitas que posee La Seca, la del Cristo Humilladero es la única que sigue siendo hábil para el culto. Forma, junto a un par de arcos a cada uno de sus lados, la fachada del cementerio local. Se construyó en ladrillo y es de estilo barroco. Muestra un buen estado de conservación, lo que junto a su particular ubicación hace que sea un hito que merece la pena visitar.

Las otras dos ermitas de La Seca son la de San Roque y la del Niño Jesús. Ambas están a las afueras del pueblo. La primera se halla en la carretera de camino a Serrada, en el noreste. Por su parte, la segunda se encuentra en el extremo sur de la población.

Ermita del Cristo del Humilladero La Seca

Ermita del Cristo del Humilladero . | Ayuntamiento de La Seca

Carnavales y Fiesta de los Novillos

Entre las distintas fiestas de La Seca merece la pena destacar sus carnavales. Aunque durante décadas las tradiciones asociadas a este periodo se dejaron de lado, debido a la Guerra Civil y posterior dictadura, estas se retomaron en 1988. Así, los vecinos se juntan en grupos llamados Botargas, que se disfrazan en conjunto. Son los encargados de entonar las Mojigangas, cancioncillas de corte satírico. Por su parte, el Zárraga posee una estrambótica y se encarga de animar a las cuadrillas entre saltos. De esta forma, el ambiente de los días que van del sábado lardero al martes previo al miércoles de ceniza son muy animados en La Seca.

Por su lado, en agosto le toca el turno a la Fiesta de los Novillos, la principal del municipio. Se remonta al siglo XIX y acaece tras la llamada «Semana Cultural». Curiosamente, no está asociada a ningun santo o patrón. El toro es el elemento central de la ocasión, con encierros yactos en la plaza que se instala en la plaza del coso. Al igual que en otros lugares cercanos como Montemayor de Pililla, se monta y desmonta cada año.

Fiesta del Novillo en La Seca

Fiesta del Novillo. | Ayuntamiento de La Seca

Datos prácticos

Coordenadas

41° 24′ 52″ N, 4° 54′ 25″ O

Distancias

Valladolid 44 km, Madrid 175 km.

Aparcamiento

Sin mayor complicación en las zonas habilitadas para ello.

Altitud

731 metros.

Habitantes

1.094 habitantes (2018).

Las principales fiestas que disfrutar en La Seca son los Carnavales (febrero), la Fiesta del Verdejo (abril) y la fiesta de los novillos (agosto).

Otras ocasiones a las que merece la pena prestar atención son la fiesta de San Basilio (14 de junio) y Nuestra Señora de la Virgen de la Paz (24 de enero).


About the author

Otras noticias de interés
[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text="Capital de Castilla y del barroco" font_container="tag:h2|text_align:left|color:%23000000" google_fonts="font_family:PT%20Sans%20Narrow%3Aregular%2C700|font_style:700%20bold%20regular%3A700%3Anormal"] [vc_column_text]La capital castellanoleonesa es la ciudad del Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Puramente castellano, Montemayor de Pililla se sitúa en una gran ubicación. Apenas a 30 kilómetros Más información
[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text="El lujo de un terrateniente romano en el centro de Castilla" font_container="tag:h2|text_align:left|color:%23000000" google_fonts="font_family:PT%20Sans%20Narrow%3Aregular%2C700|font_style:700%20bold%20regular%3A700%3Anormal"] [vc_column_text]En Más información
[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text="El Castillo de los honores perdidos" font_container="tag:h2|text_align:left|color:%23000000" google_fonts="font_family:PT%20Sans%20Narrow%3Aregular%2C700|font_style:700%20bold%20regular%3A700%3Anormal"] [vc_column_text]Al sureste de Valladolid, muy cerca Más información
[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text="La feria más principal y su fortaleza emblemática" font_container="tag:h2|text_align:left|color:%23000000" google_fonts="font_family:PT%20Sans%20Narrow%3Aregular%2C700|font_style:700%20bold%20regular%3A700%3Anormal"] [vc_column_text]El lugar tuvo un Más información