Qué ver en Tordesillas

La villa donde se repartió el Nuevo Mundo

El pasado cortesano de esta localidad hizo que fuera asilo de princesas y escenario de amoríos regios. Sin embargo, pasó a la posteridad por el famoso tratado que lleva su nombre. Hoy día sigue siendo un importante núcleo de comunicaciones y posee un bello conjunto monumental. Anímate a conocer la historia y lo mejor que ver en Tordesillas.

Planifica tu escapada a Tordesillas

El paseo por la Plaza Mayor, el Real Monasterio de Santa Clara y el Museo del Tratado de Tordesillas son visitas imprescindibles. Con el resto de templos, museos y lugares de interés, lo que ver en Tordesillas ocupa un día entero. La escapada puede continuar en la vinícola Toro. Por otro lado, Urueña y Simancas suponen un tándem interesante. Asimismo, si no se ha estado en Valladolid acudir a ella es una gran opción. Más natural es la alternativa del Parque Natural de las Riberas de Castronuño.

Para no fallar con la reserva de hotel y restaurante están las páginas sobre dormir y de comer en Tordesillas.  Cabe señalar que esta localidad es una buena base para el turismo activo vallisoletano.

¿Quieres conocer este sitio?

Para apreciar lo que ver en Tordesillas conviene repasar su historia. Así, en época romana se denominaba Turris Sillae y estaba emplazada sobre el otero de Siellas. Tras la caída del Imperio Romano y la invasión musulmana, a finales del siglo IX, su territorio fue repoblado con colonos procedentes de Asturias y León. El responsable de ello fue el príncipe García, años después Garcia I de León, hijo de Alfonso III de Asturias.

En el año 939 Abderramán III conquistó Tordesillas. No obstante, tres meses después perdió la Batalla de Simancas frente a una coalición de leoneses, castellanos y navarros. De esta forma Tordesillas volvió a ser parte de los reinos cristianos hasta ser retomada por las tropas de Almanzor. La reconquista definitiva se produjo en el 995. Tras ser repoblada por Alfonso V de León se convirtió en un bastión defensivo de la frontera del Duero.

Durante las guerras entre León y Castilla, en la localidad se firmó la paz entre Fernando II de León y Alfonso VIII de Castilla. Más tarde, Alfonso X el Sabio le otorgó fuero real y Sancho IV el Bravo la agregó a la corona. Esto explica la corona de su escudo municipal.

La decisión de Alfonso XI de edificar en Tordesillas un palacio mudéjar, hacia 1340, atrajo a la villa a muchos nobles. Entre ellos estaba la bella Leonor de Guzmán, su amante predilecta. Durante 1353, fue refugio de la reina madre María de Portugal y su nuera Blanca de Borbón, abandonada dos días después de su boda con el rey Pedro I. No se quedaron mucho tiempo allí, ya que al año acudió al palacio el monarca con su amante María de Padilla.

Juan I de Castilla, que ambicionaba el trono de Portugal, recluyó en Tordesillas a su suegra Leonor Téllez de Meneses, regente del país vecino. Hacia el año 1400, Enrique III mandó construir un nuevo palacio próximo al convento. Hoy desaparecido, en él fue asaltado Juan II por Enrique de Antequera. Diez años después el rey recluyó en el monasterio de Santa Clara a su suegra Leonor de Aragón.

Iglesia de San Antolín en Tordesillas
Iglesia de San Antolín en Tordesillas.

El 19 de junio de 1439 allí se firmó el “Seguro de Tordesillas”. El documento establecía que la nobleza comandada por los infantes de Aragón no sería perseguida por sus hechos pasados. Se cuenta que la esposa de Juan II, Isabel de Portugal, metió en un baúl a su dama de compañía, Beatriz de Silva. La causa fueron los celos que sentía. Pasó tres días encerrada solo para salir más lozana que nunca a causa de la visión celestial. Tras esta experiencia marchó a Toledo para fundar la Orden Concepcionista, alcanzando finalmente la santidad.

Tordesillas vio nacer en 1453 al infante Alfonso de Castilla, hermano de Isabel la Católica y rival de su hermanastro Enrique IV de Castilla. La nobleza local fue fiel al último durante la guerra civil, lo que en 1465 le reportó el privilegio del mercado franco de los martes. Sin embargo, en 1476 estaba ya en el bando de Isabel, pues de allí salieron sus tropas para la decisiva batalla de Toro.

Llegado 1494 se firmó el decisivo Tratado de Tordesillas. En él los Reyes Católicos y Juan II de Portugal se repartieron los territorios del Nuevo Mundo. Los portugueses salieron muy beneficiados del mismo dado a la falta de conocimiento de la cartografía americana.

Ya en 1509 llegó a Tordesillas Juana I de Castilla junto al cadáver de su esposo, Felipe el Hermoso. Después de enterrarlo en el monasterio de Santa Clara, la reina se recluyó en el hoy inexistente Palacio Real. Once años más tarde recibió en la localidad a los líderes comuneros, que le pidieron la destitución de su hijo como rey, algo a lo que no accedió. Finalmente la villa se unió a la revuelta hasta ser sometida por las tropas realistas del conde de Haro.

A continuación, lo mejor que ver en Tordesillas.

Un gran puente medieval de diez ojos sobre el río Duero da acceso a la villa. Hay noticias de un paso sobre el curso fluvial desde el siglo X. Con los siglos la estructura sufrió muchas reformas. Sea como fuere, el recorrido por lo que ver en Tordesillas puede iniciarse en su Plaza Mayor. De estilo castellano, data de finales del XVI y luce reformas del XIX. Su última gran restauración se realizó en 1994.

Desde la Plaza Mayor de Tordesillas se puede ver la alta torre de la Iglesia de Santa María (siglo XVI). Es de estilo gótico y posee un acceso desde la calle homónima. Se edificó en ladrillo y piedra, contando con tres portadas. Por dentro destaca el gran retablo mayor, así como su sacristía.

Al caminar por las calles de Santa María, San Pedro, San Antolín o Sombrereros pueden verse las fachadas de casas típicas castellanas de distintos periodos. Muchas de ellas proclaman con sus escudos la hidalguía de las familias que las habitaron.

En la Iglesia de San Antolín (siglo XVI) se halla el Museo de Arte Sacro de Tordesillas. Tal espacio guarda objetos litúrgicos y esculturas de imagineros como Pedro de Mena o Gregorio Fernández. Del templo sobresale la capilla mayor, cubierta con bóveda de crucería estrellada. Asimismo son notables el baptisterio y sus capillas, especialmente la capilla de los Alderete (siglo XVI). Esta posee un estilo gótico flamenco, siendo reconocible por sus rejas platerescas, un retablo de pinturas manieristas, las esculturas de Juan de Juni y la tumba plateresca en alabastro de su fundador. Desde ella se accede a la sacristía y la tribuna que conduce hasta la torre. Subiéndola se pueden disfrutar de unas grandes panorámicas de la villa y su entorno.

Siguiendo con lo que ver en Tordesillas se alcanzan las Casas del Tratado, de base de piedra de sillería y fachada de ladrillo. Lucen el escudo de los Reyes Católicos y son en realidad dos mansiones rehabilitadas conjuntamente. Como hace intuir su nombre, en una de ellas se firmó el Tratado de Tordesillas a finales del XV. Además albergan la oficina de turismo local.

En las Casas del Tratado se halla asimismo el Museo del Tratado de Tordesillas. Dicho espacio explica de forma entretenida la compleja historia de la Europa de aquella época y las relaciones con el Nuevo Mundo. Su exposición permanente muestra varias maquetas en conjunto llamadas “Grandes Miniaturas”. De esta forma se pueden ver recreaciones de la Iglesia de Santa María de la Antigua de Valladolid, el Castillo de Simancas, el Castillo de Fuensaldaña, la Casa Botines de León o el Cristo del Otero de Palencia.

Entrada al Real Monasterio de Santa Clara en Tordesillas
Entrada al Real Monasterio de Santa Clara en Tordesillas.

Por el Paseo de Juana I se llega al monumento más emblemático que ver en Tordesillas, el Real Monasterio de Santa Clara. Se trata de un antiguo palacio mudéjar, construido hacia 1340 por Alfonso XI, que la infanta Beatriz destinó a uso religioso siguiendo el testamento de su padre. El historiador marqués de Lozoya lo llamó “asilo de princesas desventuradas” por residir allí María de Padilla, amante de Pedro I. La Capilla Dorada tiene una planta de dieciséis lados y está cubierta con cúpula semiesférica. Posee además una notable pintura mural gótica y un calvario del siglo XVI

La fachada del antiguo palacio y sus interiores de estilo mudéjar merecen un buen vistazo. Destacan la puerta, el patio porticado, los completos baños con óculos en forma de estrella de ocho puntas y otras salas decoradas con yeserías moriscas. La iglesia del Real Monasterio de Santa Clara es gótica, con una sola nave y una capilla mayor. En ella sobresale la Capilla de los Saldaña (XIV), que alberga un bello retablo.

Otro hito que ver en Tordesillas son las ruinas de la iglesia del Convento de San Francisco (s. XVIII). Estas fueron transformadas en el Museo del Farol, que muestran las múltiples tradiciones de la villa. El nombre se debe a la colección de faroles pintados utilizados en el “Desfile de los Faroles” realizados por peñas festivas. Tal costumbre recuerda los paseos de ronda para vigilar las murallas.

En una casona del siglo XVII de la calle Carnicerías se halla el museo más interesante que ver en Tordesillas. Se trata del Museo y Centro Didáctico del Encaje de Castilla y León, que contiene una colección de bordados y encajes de Europa y Castilla y León. Abarca del siglo XVI a la actualidad.

Imprescindibles

Plaza Mayor de Tordesillas
Plaza Mayor de Tordesillas.
Convento de Santa Clara, Tordesillas
Convento de Santa Clara, Tordesillas.

Datos prácticos

Coordenadas

41° 30′ 3.11″ N, 5° 0′ 1.74″ W

Distancias

Valladolid 28 km, Zamora 65 km, Madrid 183 km

Aparcamiento

Sin dificultad

Altitud

704 m

Habitantes

8961 (2013)

Estas son las principales festividades que ver en Tordesillas: San Vicente, Carnaval, Semana Santa, San Isidro ( 15 de mayo), Fiesta Grande patronal de la Virgen de la Guía (hacia el 8 de septiembre, con el Desfile Sabatino de los Faroles y el Torneo del Toro de la Vega).

He aquí otras ocasiones especiales que ver en Tordesillas: Concentración Motorista Internacional “Motauros” (tercer fin de semana de enero), Recreación Histórica de la llegada de la Reina Juana a Tordesillas (primer fin de semana de marzo), Día del Tratado (sábado más cercano al día 7 de junio). También, Encuentro Nacional de Seat 600, Concentración de Coches Tuning y Concentración de Batucadas (julio), Visitas Turísticas Teatralizadas “Noches de Historia y Leyendas de la Villa” (agosto), Fiestas Patronales en Honor a la Virgen de la Guía y la Virgen de la Peña (septiembre), Mercado de la Edad Media (primer fin de semana de octubre). Asimismo, Medio Maratón Internacional Villa del Tratado (Último fin de semana de octubre), Concurso de Tapas “Todos los Santos” (Puente de Todos los Santos en noviembre).

Cerámica, Metal, Madera, Flores prensadas, Mimbre, Instrumentos musicales, Piel y Cuero, Textil, Forja y Pintura artística.

Otros destinos próximos

About the author

Comentarios

  • Victor 6 septiembre, 2017 at 11:33 am

    El toro de la vega no es el segundo martes de septiembre, se celebra el primer martes después del sábado posterior al 8 de septiembre.

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar