Que ver en Ponferrada

Castillo templario en el Camino de Santiago

La villa asomada al río Sil tomó su nombre del puente que se construyó para los peregrinos del Camino Francés. A sus pies se extendió el grandioso Castillo de los Templarios, muy disputado en el siglo XV por el turbulento conde de Lemos. No te pierdas la historia y lo mejor que ver en Ponferrada.

Planifica tu escapada a Ponferrada

La visita al Castillo de los Templarios, la Basílica de Nuestra Señora de la Encina y demás lugares que ver en Ponferrada lleva una jornada completa. Un gran complemento a la escapada aguarda en el “valle del silencio” con Peñalba de Santiago. Otra opción es ir al insólito paraje de Las Médulas, donde se pueden hacer múltiples rutas. Villafranca del Bierzo, capital histórica de El Bierzo, es asimismo un interesante destino. Por último, León es siempre una buena alternativa.

En las páginas sobre dormir y comer en Ponferrada tienes una selección de hoteles y restaurantes de todo tipo. Además, la ciudad es una gran base para los planes de turismo activo en la provincia de León.

¿Quieres conocer este sitio?

Antes de pasar a conocer lo que ver en Ponferrada lo ideal es saber algo de su historia. En su territorio los romanos construyeron a finales del siglo I a. de C. una ciudadela. Sería tomada por los suevos, los visigodos y posteriormente por los musulmanes. Sin embargo, no hay constancia documental de tales ataques.

El auge del Camino Francés a Santiago de Compostela y la dificultad de vadear el caudaloso río Sil motivaron que hacia el año 1082 el obispo de Astorga ordenara construir un Pons ferrata. Se trata de un puente reforzado con varandas de hierro del que proviene el topónimo de la localidad.

Más tarde, en 1178, Fernando II entregó la localidad a la Orden del Temple, concediéndole un fuero dos años después. Los caballeros templarios levantaron fortalezas en este y otros puntos del Bierzo a comienzos del siglo XIV. En el caso de Ponferrada eligieron el solar de la antigua ciudadela romana. La villa, ya amurallada, creció con el alejamiento de la frontera y el tráfico peregrino. Durante 1196, Alfonso IX de León le retiró el señorío de la villa a los templarios, aunque se lo devolvió tras quince años.

Al suprimirse la Orden del Temple en 1312, el gran maestre de Castilla cedió el señorío al infante don Felipe, hermano del Fernando IV. Propiedad de la Corona, en 1340 pasó a manos del mayordomo del rey, Pedro Fernández de Castro. Precisamente a él se le atribuye la construcción del llamado “Castillo Viejo”.

Tras retornar a la corona, hacia 1440 esta dio el control local al Primer Conde de Lemos. Fue el responsable de dar a la fortaleza su configuración actual. La decisión de los Reyes Católicos sobre la herencia del noble tras morir no fue acatada por su sucesor. De este modo se rebeló, asediando y conquistando la fortaleza. El ejército del Rey, tras un contraasedio que incluyó un gran uso de artillería, retomó el lugar durante el verano de 1486. Isabel reincorporó la villa a la Corona, nombrando un corregidor para gobernarla. Asimismo, fundó el Hospital de la Reina en 1489.

El Conde de Lemos volvería a las andadas en 1506, tomando por sorpresa el castillo para ser desalojado poco después por tropas reales. Cincuenta años más tarde el III Marqués de Villafranca del Bierzo compró a la Corona la fortaleza. El precio acordado fueron 1,3 millones de maravedís.

Fotografía antigua de la Plaza de las Eras de Ponferrada
Fotografía antigua de la Plaza de las Eras de Ponferrada

En 1808 se organizaría en Ponferrada una Junta de Defensa. Esta jugó un importante papel en la organización de la resistencia a los franceses durante toda la guerra. Sin embargo, la villa sería conquistada por los franceses en enero de 1809 y luego abandonada. Para que la fortaleza no fuera empleada por los galos, en 1811 los patriotas volaron el Castillo de los Templarios, quedando inservible. Tras el conflicto, en 1848, el Ayuntamiento subastó las piedras de sillería del castillo. El objetivo del desmantelamiento era preparar un campo de deportes. En 1924 su declaración como Monumento Nacional salvó el conjunto.

La llegada del ferrocarril determinó en el XIX con el inicio del auge industrial. Este se afianzó con la instalación de una siderúrgica en 1918 y la central térmica de Compostilla en los cuarenta. Tan rápida industrialización hizo surgir la ciudad nueva para acoger el aluvión y aumento poblacional. Con ello, se convirtió en la cabeza de su comarca. Hoy también es un gran centro turístico basado en su Castillo de los Templarios y el Camino Francés.

Lo que ver en Ponferrada comienza por el casco antiguo, en el que sobresale el Castillo de los Templarios. El convento fortaleza posee casi una hectárea de extensión, con una estructura poligonal construida a lo largo del siglo XIII. Mantiene lienzos extensos, almenas, troneras en tres niveles defensivos. Especialmente notable resulta su entrada, entre hermosos torreones. Esta conduce a la Plaza de Armas y al resto de dependencias.

Al pie del Castillo de los Templarios, en la Plaza del Temple, se halla la Iglesia Barroca de San Andrés. Su mayor tesoro es el Cristo de la Fortaleza. La escultura se trasladó a su lugar actual en el siglo XIX. El templo también custodia varios pasos procesionales de Semana Santa.

Discurriendo por la Calle de Gil y Carrasco se pueden admirar casonas nobiliarias como la Casa de los Escudos. Edificio del siglo XVIII, desde hace años es sede del Museo de la Radio. Esta iniciativa del periodista berciano Luis del Olmo recorre la historia de la radio en España, sus sistemas de emisión y aparatos radiofónicos.

Por esta calle se llega a la plaza que preside un gran hito que ver en Ponferrada: la Basílica de Nuestra Señora de la Encina. El templo de estilo renacentista (siglo XVI) queda rematado por una torre del XVII. Está dedicado a la Patrona del Bierzo, cuya imagen encontró un caballero templario en el hueco de una encina después de un largo periplo. El interior fue reformado en el siglo XVIII. Se le añadió un camarín con cúpula ovalada, que alberga un interesante retablo mayor ( XVII). Tal obra contiene diversas muestras escultóricas, pictóricas y de orfebrería. El conjunto lo preside la Virgen de la Encina, también llamada “Morenica”.

Muy conocida resulta la Calle del Reloj, uno de los rincones más pintorescos de Ponferrada. Destaca la torre del siglo XVI, levantada próxima a las puertas de la muralla. Siguiendo la vía asoma el Convento de las Concepcionistas, el Palacio de los Condes de Toreno y la Antigua Cárcel Real de 1565. Este ultimo edificio alberga el Museo del Bierzo, cuya colección abarca del Paleolítico hasta el presente. Finalmente se alcanza la Plaza de las Eras y la Casa Consistorial de 1692. Barroca, hace gala de torres rectangulares rematadas por chapiteles en sus flancos.

iglesia san andres ponferrada
Iglesia de San Andrés

Otros lugares de interés que ver en Ponferrada son el Museo del Ferrocarril, que conserva hermosos ejemplares de locomotoras. Asimismo, el Museo de las Cofradías su sede en la Iglesia de San Antonio. Su interior exhibe el patrimonio artístico de la Semana Santa ponferradina.

Además, en consonancia con su historia industrial, en la Avenida de la Libertad está La Fábrica de Luz, Museo Nacional de Energía. Se trata de un ambicioso parque-museo de carácter estatal. El complejo comprende las instalaciones de una antigua central térmica con tres zonas visitables: Muelle de Carbones, Nave de Calderas y Naves de Turbinas. En conjunto permite descubrir de forma fidedigna el funcionamiento de una central energética. El Camino de Santiago pasa junto a su edificio.

A las afueras merece una visita la Iglesia de Santo Tomás de las Ollas, construcción mozárabe del siglo X. Llama la atención la original Capilla y su cabecera, por la bóveda que sustentan arcos de herradura. Al sur, tras atravesar el puente sobre el Boeza, está Otero de Ponferrada. La barriada contiene la Iglesia de Santa María de Vizbayo (siglo XI). Es considerada como una de las más antiguas construcciones románicas del Bierzo.

Con lo anterior concluye el repaso a lo mejor que ven en Ponferrada.

Imprescindibles

Castillo de los Templarios de Ponferrada
Castillo de los Templarios de Ponferrada
Casa de los Escudos en Ponferrada
Casa de los Escudos

Datos prácticos

Coordenadas

42º 32’ 46’’ N, 6º 35’ 27’’ W

Distancias

León 102 km, Madrid 397 km.

Altitud

512 m.

Habitantes

68 121 (2013).

Estas son las fiestas más destacadas que ver en Ponferrada. Semana Santa (llambión chupacandiles), Fiesta patronal de la Virgen de la Encina (8 de septiembre), Fiesta de la Encinina y (9 de septiembre).

He aquí otros eventos notables que ver en Ponferrada. Noche templaria (luna llena de julio) y Festival Andarte (finales de agosto, teatro y danza). También el
Festival de Cine y Certamen de Cortometrajes (octubre y noviembre).

Otros destinos próximos

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar