Receta de cochinillo al horno

La receta de cochinillo asado es uno de los clásicos de la gastronomía de Segovia. Miles de visitantes llegan cada día a esta ciudad para probar este delicioso plato cuya clave para que salga redondo es sin duda la calidad del cochinillo. Es por eso que para hacer esta receta recomendamos que se compre aquel que tenga la marca de Garantía de Segovia y  esté perfectamente limpio tanto por dentro como por fuera, y  abierto por la mitad, desde la cabeza hasta el rabo. Esto se puede hacer en casa pero es muy costoso.  El resultado es perfecto cuando existe una combinación ideal entre una piel muy crujiente y tostada y una carne jugosa. Según la tradición, esta receta se elabora con agua, sal y en horno. Hoy añadiremos algún ingrediente más y lo elaboraremos sin horno de leña, y nos quedará igual de delicioso. ¿Comenzamos?

Ingredientes:

  • 1 cochinillo de unos 3 k
  • 1 vaso y medio de agua
  • 4 dientes de ajo
  • Sal gorda
  • 3 hojas de laurel
  • 1 cucharadita  orégano

Modo de elaboración:

  1. Lo primero será precalentar el horno a 150º.
  2. Mientras tanto, en un mortero vamos a añadir los dientes de ajo y el orégano hasta que quede como una pasta. Podemos incluir un chorrito de aceite. Podemos dejarlo reposar para que todos los ingredientes se unan y cojan sabor.
  3. Con la ayuda de una brocha, untamos la parte de dentro del cochinillo con la mezcla, salamos por dentro y fuera, y lo colocamos en una bandeja de horno. Para ello será fundamental, lo primero, que sea lo suficientemente honda para incluir el vaso de agua y, en segundo lugar, el cochinillo no debe tocar el agua. Para que esto sea posible podemos utilizar unas rejillas metálicas para horno o utilizar palos de madera que ponemos de lado a lado.
  4. En la bandeja de horno incluiremos el agua y las hojas de laurel, y sobre la rejilla el cochinillo con la piel hacia abajo. Lo dejaremos por este lado durante 1 hora y media más o menos (hasta que veamos que haya cogido color blanco intenso). Cada 15 minutos lo regaremos con el jugo de la bandeja para que no se seque.
  5. Transcurrido este tiempo, le daremos la vuelta y, ya con el morro hacia arriba, estará en el horno durante otros 45 minutos. Tapamos las orejas y la cola con papel de plata para que no se queme, picoteamos la piel cuidadosamente y (esto es opcional) le damos una pincelada con aceite de oliva virgen por todo el lomo. Si todo el agua se hubiese evaporado, volvemos a incluir un poco más.
  6. Durante los 20 últimos minutos subiremos la temperatura a 190º.
  7. Sabremos que está en su punto cuando la piel esté dorada y crujiente

 

¿Sueles añadir otros ingredientes? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar