Los pueblos más fascinantes de Navarra para ver en un día

Navarra es una comunidad repleta de tesoro patrimoniales. La arquitectura, escultura y pintura han vivido un desarrollo a lo largo de los siglos, representado en sus pueblos. Más allá de su sonada capital –Pamplona– y de municipios conocidos como Tudela, Estella o Tafalla, esconde multitud de localidades con una variedad paisajística e histórica pasmosa. Te mostramos algunos de los pueblos más bonitos de Navarra para ver en una escapada de un día. ¿Con cuál te quedas?

Ujué

pueblos más bonitos de Navarra

Comenzamos nuestro recorrido por la región con esta diminuta población ubicada en un lugar muy curioso. Ujué se alza a 815 metros sobre el nivel del mar en la sierra homónima, lo que confiere a la localidad de unas vistas espectaculares. Sus estrechas calles empedradas de origen medieval están arracimadas en torno a la iglesia-fortaleza románica de Santa María de Ujué, a la que acompaña una muralla que se ha convertido en uno de los mejores ejemplos del gótico navarro.

Dice la leyenda que el santuario se erigió después de que un pastor avistara una paloma entrando y saliendo del hueco de una roca, donde halló una imagen de la Virgen. Hoy la villa no es sólo centro de una de las romerías marianas más antiguas del país, sino también un destino histórico y cultural de primer orden situado a apenas 50 kilómetros de Pamplona. Es, sin duda, uno de los pueblos más bonitos de Navarra.

Cascante

pueblos más bonitos de Navarra

En la Ribera de Navarra se encuentra una localidad con un rico pasado, ya que pasó de ser un poblado celtíbero a convertirse en un destacado núcleo romano al que se conocía como Cascantum. Es imprescindible visitar la Basílica de Nuestra Señora del Romero, construida en el siglo XVII sobre un antiguo templo románico, así como pasear por la vistosa arquería de 39 arcos de medio punto que la conectan con la localidad. El Palacio de los Bobadilla, la Casa-Museo de la primera santa navarra, Santa Vicenta María López y Vicuña, o el Parque del Romero son otros puntos de interés de este municipio rodeado de opciones de turismo activo -se encuentra cerca del Parque Natural de las Bardenas Reales, de la Vía Verde del Tarazonica y de la Sierra del Moncayo aragonesa-.

Sangüesa

pueblos más bonitos de Navarra

De esta localidad ligada al Camino de Santiago se asegura que tiene un monumento en cada calle, y no es para menos, ya que cuenta con uno de los mejores conjuntos monumentales de Navarra. Los asombrosos relieves de la portada de la iglesia románica de Santa María la Real son todo un tesoro que sin embargo no desmerece a otras joyas de la localidad, como el antiguo puente románico sobre el río Aragón o el Palacio del Príncipe de Viana. Tras admirar los múltiples monumentos de Sangüesa, te recomendamos probar sus famosas alubias pochas para rematar la visita.

Olite

pueblos más bonitos de Navarra

Seguimos en la Tierra Media, donde nos encontramos con Olite, posiblemente uno de los pueblos más bonitos de Navarra, pero también uno de los más populares debido a su afamado castillo-palacio. El antaño lujoso edificio, que vivió su esplendor en el siglo XV cuando fue residencia habitual de los reyes de Navarra, debe ser el punto de partida de cualquier ruta en la localidad, pero no la única parada. La iglesia gótica de Santa María la Real o el Palacio de los Teobaldos son también otros de los atractivos que podrás disfrutar si te pierdes en su casco viejo medieval, donde te recomendamos hacer una parada para degustar los productos típicos de la gastronomía navarra. Si te acercas en verano, además, no te puedes perder el Festival de Teatro Clásico de la localidad, que todavía desprende un intenso espíritu medieval.

Artajona

pueblos más bonitos de Navarra

Contar con el recinto amurallado mejor conservado de la comunidad es motivo suficiente para que Artajona figure en la lista de los pueblos más bonitos de Navarra. El imponente Cerco de Artajona, con sus torreones almenados y erigido en el siglo XI, es digno de una visita que se puede realizar en una mañana para después continuar explorando la localidad. La Basílica de Nuestra Señora de Jerusalén, la Iglesia de San Saturnino -con sus cuatro campanas que bandean al revés- o los Dólmenes del Portillo de Enériz, a 4 kilómetros del pueblo, son visitas altamente recomendables.

Etxalar

pueblos más bonitos de Navarra

Ya en la zona vascófona, el paisaje navarro muta: la monumentalidad de la Tierra Media da paso al verdor del entorno de los valles norteños. En la comarca de las Cinco Villas y cerca de la frontera francesa nos topamos con Etxalar, una hermosa localidad conocida como el pueblo de las palomeras e ideal para hacer turismo rural. Un paseo por esta localidad rodeada de montañas te permitirá descubrir la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, el antiguo ayuntamiento y sus casas tradicionales, con una cuidada arquitectura popular. Y será también una buena ocasión para catar algunas de las especialidades gastronómicas de la zona, como las carnes de asador o los riquísimos productos de leche de oveja, como la cuajada y los quesos regionales.

Burguete

pueblos más bonitos de Navarra

Nos desplazamos hacia el noreste de la comunidad para descubrir esta pequeña localidad que se encuentra entre los pueblos más bonitos de Navarra. Burguete nació para dar servicio a los peregrinos que cruzaban los Pirineos y hoy se ha convertido en el perfecto ejemplo de arquitectura pirenaica, con sus encantadoras casas, frontón y un conjunto histórico declarado Bien de Interés Cultural. En las inmediaciones podrás disfrutar de una inmersión en la naturaleza gracias a sus arroyos y frondosa vegetación que enamoraron al mismísimo Ernest Hemingway.

Roncesvalles

pueblos más bonitos de Navarra

Concluimos nuestro repaso a 2 kilómetros de Burguete, donde se encuentra una localidad fundamental del Camino Francés y que es hoy punto de partida para gran parte de los peregrinos a Santiago. Roncesvalles, escenario de la mítica batalla del mismo nombre y de las leyendas sobre el caballero Roldán y Carlomagno, merece figurar entre los pueblos más bonitos de Navarra.

Lo que antaño fue una destacada vía de paso es hoy un enclave fundamental en el norte de la comunidad por su preciosa Colegiata y Hospital de Peregrinos. Roncesvalles también es un destino obligado para los amantes del queso Idiazábal: aquí podrás degustarlo y conocer de primera mano su proceso de elaboración. Una visita que seguro te resultará inolvidable.

Texto: Marta G. Coloma

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar