Que ver en Ochagavía – Otsagabia

Puerta a la Selva de Irati

Ochagavía se encuentra en medio del valle de Salazar. Está rodeado de un privilegiado entorno pirenaico en el que destaca la Selva de Irati, uno de los mayores hayedos de Europa. ¿Nos acompañas a descubrir todo lo que hay que ver en Ochagavía, Navarra?

Planifica tu escapada a Ochagavía

Para poner en valor este pueblo y su valle pensamos que lo primero que hay que ver en Ochagavía es su Centro de Interpretación de la Naturaleza. En poco tiempo se obtiene una excelente perspectiva de las opciones que ofrece el valle de Salazar y el cercano hayedo de La Selva de Irati.

En el pueblo es posible contratar actividades de turismo activo durante todo el año. Además, en invierno es una excelente zona de esquí de fondo.

Además de los lugares que ver en Ochagavía, los alredeores también valen la pena. Para días adicionales se puede hacer una excursión hacia el oeste visitando el Camino de Santiago en Roncesvalles. La alternativa es dirigirse hacia el Este, visitando Isaba y el Valle del Roncal.

Para conocer la cocina del valle de Salazar y reservar ofrecemos nuestra página especializada Dormir y Comer en Ochagavía.

Las primeras referencias escritas a la localidad datan del siglo XI, cuando es nombrada como Osxagauia y Oxssagauia. No será hasta 1284 cuando aparecerá el nombre de Oxagavía.

En el siglo XIV, el valle de Salazar se divide en tres demarcaciones o quiñones. Ochagavía sería la capital de uno de ellos. Su pujanza se tradujo en una mayor representación en las Juntas Generales del valle. En 1699, los tres quiñones del valle obtienen autonomía jurisdiccional.

En 1794, las tropas francesas de La Convención atraviesan el río Bidaosa y se internan en el País Vasco y el oeste de Navarra. La localidad es invadida y arrasada por tropas francesas, que derriban un total de 182 casas y 52 bordas.

ochagavia foto antigua
Vista antigua de Ochagavía

Cual broma de mal gusto, hay quienes luego asociaron el origen del nombre del pueblo a este suceso: la palabra Ochagavía derivaría así de “ocho había”, que sería el número de casas que quedaron en pie tras el paso de los franceses. De hecho, la documentación histórica desacredita semejante historieta.

A mediados del siglo XIX el pueblo ya se encontraba completamente reconstruido. En esta ocasión se sustituyeron las tradicionales techumbres de madera por otras que incluían barro.

Ochagavía es uno de los principales enclaves del Pirineo navarro, un pueblo de servicios para el turismo de montaña.

Ochagavía es un conjunto pintoresco de gran belleza. En su casco urbano confluyen los ríos Salazar y Anduña. Entre sus calles hay casas y palacios de gran belleza, adaptados a la arquitectura propia de la zona que ver en Ochagavía. Se trata de grandes edificios enlucidos con piedras de sillería en partes de sus fachadas. Los tejados son muy inclinados, generalmente en dos o cuatro aguas, y cubiertos por teja lisa rojiza.

Ejemplos de esta arquitectura civil que ver en Ochagavía, son los palacios UrrutiaIriarte y Donamaria. Los tres responden a la tipología descrita. Conservan en sus fachadas blasones de linajes familiares o escudos con la imagen del lobo, que representa a todo el valle del Salazar. Las edificaciones están separadas por un estrecho callejón llamado etxekarte. Este tiene la función de crear corrientes de aire, lo que combate la humedad.

La Iglesia de San Juan Evangelista comenzó a edificarse en el siglo XI, siendo reformada y ampliada en los siglos XVI y XVII. De ella destaca el Retablo Mayor del ábside, con una gran cantidad de tallas policromadas. También resulta interesante la sillería del coro, cuyos reposabrazos cuentan con pequeñas figuras desnudas. Es uno de los monumentos más importantes que ver en Ochagavía.

ochagavia calles
Vista de la Iglesia entre las calles de la localidad

El Santuario de Nuestra Señora de Muskilda es uno de los lugares que hay que ver en Ochagavía. Es una ermita románica del siglo XII remodelada a mitades del siglo XVII. Llama su atención el tejado cónico de su torre.

Según una leyenda, en el siglo XII un pastor encontró una imagen de la Virgen de Muskilda. Pero fue incapaz de trasladarla hasta el pueblo, decidió construir una ermita para albergarla. El edificio, que sobrevivió a la devastación francesa de 1794, se complementa con la casa del ermitaño y la del capellán.

Uno de los grandes atractivos que ver en Ochagavía es la Selva de Irati, uno de los bosques de haya y abeto más extensos y mejor conservados de Europa. Se trata de un entorno fascinante en otoño, cuando las hojas dibujan un tapiz de colores ocre. Unido a ello, los sonidos de la berrea de los ciervos se extienden por sus bosques. La Selva de Irati puede recorrerse siguiendo una amplia red de caminos acondicionados para el senderismo.

La gran calidad de la madera de sus bosques hizo que ésta fuese utilizada para la construcción de navíos para la Armada Real. Esto provocó su deforestación durante el siglo XVIII. Actualmente, la selva se acoge a varias figuras de protección que limitan y ponen coto a la explotación maderera. La riqueza de su entorno se explica en el Centro de Interpretación de la Naturaleza (CIN).

Imprescindibles

iglesia san juan evangelista ochagavia
Iglesia de San Juan Evangelista
Dónde dormir en Ochagavía
Selva de Irati

Datos prácticos

Coordenadas

42° 54′ 24″ N, 1° 5′ 21″ W

Distancias

Pamplona 85 km, Huesca 150 km, Madrid 476 km

Aparcamiento

Sin problemas en el pueblo

Altitud

758 m

Habitantes

604 (2013)

Santa Ana (26 de julio), Virgen de Muskilda (del 7 al 11 de septiembre), San Juan Evangelista (27 de diciembre)

Danzas de Ochagavía que acompañan la Procesión de la Virgen de la Muskilda (8 de septiembre), Orhipean (a finales de agosto, comienzos de septiembre, es una recreación de la vida en Ochagavía a comienzos del siglo XX)

Talla de madera de Jone Villanueva y Josu de Andres en Villanueva de Andrés.

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar