fbpx

Pueblos nevados: 11 paisajes que deslumbran cuando cae la nieve

Pueblos nevados: 11 paisajes que deslumbran con nieve

Se cuentan por millones las personas que se emocionan cuando ven caer los primeros copos de nieve y para esas personas son estos pueblos nevados. Estas mismas personas son las que no entienden de quedarse en casa cuando, durante los meses de frío, parte de la geografía española se convierte en un campo blanco. Estas líneas están pensadas para todos ellos. Para aquellos que persiguen los pueblos en los que una escapada nívea es mejor que una escapada primaveral. También se cuentan por muchos.

Mejores pueblos nevados de España

Piornedo, Lugo

La nieve cubre Piornedo, en plena montaña lucense
La nieve cubre Piornedo, en plena montaña lucense. | Shutterstock

Quizá la montaña de Lugo no sea tan popular como su Mariña, pero es tan atractiva como esta. En invierno lo es incluso más, como demuestra Piornedo, situado a 1.100 metros de altitud en plena sierra de los Ancares. Esta aldea destaca por su arquitectura ancestral: las pallozas, estructuras de piedra con techo en forma de cono construido a base de paja de centeno. Declarado Bien de Interés Cultural, posee un museo donde descubrir la historia antigua y su modo de vida. A su alrededor, rutas de senderismo por doquier y unas vistas increíbles.

Vistas que mejoran cuando la nieve cubre estas pallozas y su entorno. Este fenómeno climatológico es un habitual en la montaña lucense. Algo que, claro, ha ocasionado tradicionalmente grandes dificultades a sus habitantes. La vida es ahora más fácil, pero Piornedo no se ha alejado del todo de su histórico aislamiento.

Benasque, Huesca

Benasque es uno de los pueblos más conocidos de los Pirineos
Benasque es uno de los pueblos más conocidos de los Pirineos. | Shutterstock

El valle de Benasque es el corazón del Pirineo aragonés. Es paz y movimiento, inmensidad y cercanía. Una visita a este rincón de la geografía española conduce a un estado de sorpresa y tranquilidad en perfecto equilibrio. El pueblo de Benasque es el lugar idóneo en el que quedarse para descubrir este entorno, con un centro histórico medieval perfectamente conservado y una arquitectura tradicional que agrada al visitante.

Y es también uno de esos pueblos nevados que hay que descubrir
Y es también uno de esos pueblos nevados que hay que descubrir. | Shutterstock

Cuando la nieve alcanza sus tejados y lo convierte todo en un campo blanco, las sensaciones aumentan. Se tiende a pensar en los países del norte europeo cuando se buscan estampas como la que suscribe estas líneas. Pues bien: en Benasque se encuentra esto mismo.

Salardú, Lleida

Los tejados de Salardú, signo característico del lugar
Los tejados de Salardú, signo característico del lugar. | Shutterstock

La capital del municipio del Alto Arán, localizado en el popular valle del Pirineo catalán, es una especie de entrada al mismo. En época medieval fue una villa fortificada que todavía conserva restos de su antiguo castillo y algunos edificios del siglo XII. En torno a esta localidad se encuentran cimas de importante altura que impresionan a cualquier visitante. Es lo que tienen los Pirineos.

La nieve acompaña durante el trayecto hasta Salardú
La nieve acompaña durante el trayecto hasta Salardú. | Shutterstock

Cuando cae la nieve, el contacto directo con la naturaleza que ofrece Salardú se intensifica y cambia en cierto modo. Las temperaturas bajan, claro, pero los paisajes se tornan bellísimos. Rodeado por los ríos Garona y Unhola, Salardú resplandece cuando lo invade la nieve.

Espot, Lleida

Espot es un precioso pueblo medieval
Espot es un precioso pueblo medieval. | Shutterstock

Hay constancia de la existencia de Espot desde mediados del siglo IX, lo que le convierte en uno de los pueblos medievales más interesantes de Cataluña. Se encuentra situado en el valle del río Escrita, sobre el que descansa un puente románico que merece la pena descubrir. Espot destaca por las actividades al aire libre que pueden realizarse en su entorno, caracterizado también por una decena de lagos de origen glacial.

Y luce así cuando la nieve invade el terreno
Y luce así cuando la nieve invade el terreno. | Shutterstock

Cuando el invierno llega a Espot, su estación de esquí bulle y el clima de alta montaña se hace notar. La nieve lo cubre todo y esas características antes mencionadas del lugar parecen cobrar aún más valor. Hace frío, pero es quizá la mejor época para conocer la localidad.

Sotres, Asturias

Sotres ya impresiona sin necesidad de nevadas
Sotres ya impresiona sin necesidad de nevadas. | Shutterstock

Al descubrir Sotres, lo primero que hace uno es preguntarse cómo es posible que ese pueblo haya nacido y crecido en ese punto exacto. El pueblo más alto de Asturias se encuentra a los pies de los Picos de Europa, a 1.050 metros de altitud, entre grandes cumbres y pequeños valles. Este entorno impresionante solo podría ser más impactante de una manera.

Pero cómo impresiona cuando llega el invierno
Pero cómo impresiona cuando llega el invierno. | Shutterstock

Cuando los copos de nieve salpican cumbres, llanuras y casas. La experiencia de un auténtico pueblo de montaña en invierno se tiene en este rincón asturiano del Concejo de Cabrales. No hay que marcharse, claro, sin probar el queso, que madura en las cuevas naturales de los Picos de Europa.

Monachil, Granada

Monachil, entre el mar y la montaña
Monachil, entre el mar y la montaña. | Shutterstock

En la provincia de Granada aguarda el bonito pueblo de Monachil, que ofrece tanto montaña como playa. Con respecto a lo primero, que es lo que aquí se busca, su oferta puede entenderse al descubrir que la estación de esquí de Sierra Nevada pertenece a su municipio. La sierra puede disfrutarse de mil maneras, pues tiene desde rutas a caballo hasta rutas de senderismo como la que recorre el desfiladero de Los Cahorros. Pero cuando cae la nieve…

Monachil parece otro cuando cae la nieve
Monachil parece otro cuando cae la nieve. | Shutterstock

En ese momento, se disfrutan de estampas como esta: tejados nevados y nubes bajas, densas, que cubren también el atardecer. Monachil puede considerarse el lugar ideal para disfrutar de Sierra Nevada.

También te puede interesar  Las mejores rutas de senderismo por Asturias

Baqueira, Lleida

Así luce Baqueira sin nieve
Así luce Baqueira sin nieve. | Shutterstock

Baqueira pertenece al municipio del Alto Arán y las casas que hoy pueden observarse se edificaron a raíz del nacimiento de la estación de esquí. Esta actividad es la pieza fundamental para el desarrollo de la zona, aunque esquiar no sea lo único que puede hacerse en sus calles. Baqueira ofrece actividades tanto en los meses de frío como en verano, pero siempre es mejor visitarla cuando el paisaje se torna invernal.

Esta es la imagen más popular, e impresionante, del lugar: cubierto de nieve
Esta es la imagen más popular, e impresionante, del lugar: cubierto de nieve. | Shutterstock

Baqueira Beret se fundó en 1964. Con 160 kilómetros, es la estación más grande de España y una de las más valoradas, por sus instalaciones y por la calidad de su nieve. Se encuentra en el Norte de los Pirineos y eso se nota, también a la hora de disfrutar del entorno único, que parece de otro planeta cuando el blanco deslumbra la vista.

Morella, Castellón

Morella es uno de los pueblos más bonitos de España
Morella es uno de los pueblos más bonitos de España. | Shutterstock

A tan solo 60 kilómetros de la costa se encuentra este pueblo medieval, capital de la comarca de Els Parts. Está declarado Conjunto Histórico-Artístico por la conservación de todos sus monumentos, entre los que pueden destacarse dos. Por un lado, una muralla que rodea al núcleo de población a lo largo de dos kilómetros. Por otro, un castillo por el que han pasado íberos, romanos, mulsumanes y cristianos. Morella es uno de los pueblos más bonitos de la Comunidad Valenciana.

Así que Morella es, por tanto, uno de los pueblos nevados más bonitos de España
Así que Morella es, por tanto, uno de los pueblos nevados más bonitos de España. | Shutterstock

Aunque, en principio, la Comunidad Valenciana no se asocie con nieve, ésta llega a cubrir Morella en determinados momentos del año, cuando el frío acecha. La postal que deja a su paso, teniendo en cuenta todo lo anterior, puede imaginarse. Es una de las más bellas de toda la geografía española, con el castillo dominando siempre el conjunto.

Ochagavia, Navarra

Ochagavia, el encanto navarro
Ochagavia, el encanto navarro. | Shutterstock

Este pueblo de Navarra seguramente sea el más popular de los valles pirenaicos del norte de la Comunidad. Dentro del valle de Salazar, 15 poblaciones coexisten y hacen suspirar al visitante, que se siente de inmediato trasladado a otra época, a otro momento. Los bosques de los alrededores cambian de color como cambian las estaciones y cuando llega el frío se tiñen de un blanco deslumbrante.

Y su impresionante postal cuando llega la nieve
Y su impresionante postal cuando llega la nieve. | Shutterstock

Las calles empedradas de Ochagavia, sus casas de piedra y el puente sobre el río Anduña merecen la pena en cualquier momento, pero con la nieve es otro rollo. Puede sentirse el frío incluso en fotografías, pero es imposible despegarse de la necesidad de caminar entre sus árboles helados.

Linares de Mora, Teruel

Linares de Mora, uno de los pueblos más atractivos de Aragón
Linares de Mora, uno de los pueblos más atractivos de Aragón. | Shutterstock

En plena sierra de Gúdar, el pueblo de Linares de Mora se presenta como una opción ideal para conocer esta bella tierra de Teruel. Se tiene constancia de este asentamiento desde el siglo XII y sus calles empedradas van en consonancia con este detalle. Su casco urbano está declarado Conjunto-Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural. Alrededor, rutas de senderismo y ermitas encajadas en la naturaleza.

Cuando llega el frío, la nieve invade sus calles hasta crear esta estampa
Cuando llega el frío, la nieve invade sus calles hasta crear esta estampa. | Shutterstock

Una naturaleza que también se vuelve blanca. Rodeado como está de montañas, sufre las llegada del invierno y su nieve, que no solo tiñe las casas de blanco: las oculta. Las cubre casi por completo. Linares de Mora es un destino ideal para los amantes de este fenómeno.

Mogrovejo, Cantabria

Mogrovejo, un pueblo de ensueño
Mogrovejo, un pueblo de ensueño. | Shutterstock

Rodeado de montañas, Mogrovejo podría pasar por cualquier pueblo suizo de fama internacional, pero es cántabro. Cantabria tiene pueblos de película para dar y regalar, sobre todo en ese Valle de Liébana donde se respira algo único. Mogrovejo fue el lugar escogido para rodar, hace unos años, la película Heidi, la reina de la Montaña, un detalle que ilustra bastante bien las sensaciones que transmite. Está declarado Bien de Interés Cultural y Conjunto Histórico.

Mogrovejo también se transforma cuando llegan las nevadas
Mogrovejo también se transforma cuando llegan las nevadas. | Shutterstock

Cuando las nieves llegan al valle para bañar la arquitectura tradicional de la zona, Mogrovejo, como los pueblos de alrededor, ofrecen una imagen inolvidable. Perfecta para aquellos que aprecian el efecto que tiene este fenómeno en el paisaje.