Que ver en Benasque

Capital del “Valle Escondido”

Antiguo bastión fronterizo y aduana, es la capital del remoto y magníficamente conservado valle en el que todavía se habla el patués. Esta es la historia y lo mejor que ver en Benasque.

Planifica tu escapada a Benasque

No hay monumentos importantes que ver en Benasque. Así, el conjunto de este animado pueblo pirenaico centra una visita que dura en torno a medio día. En invierno resulta muy atractivo realizar esquí de fondo en los Llanos del Hospital y esquí alpino en Cerler. Recorrer el Parque Natural de Posets-Maladeta es otra gran alternativa. Asimismo, acercarse a la capital provincial es una buena opción si no se conoce.

Los mejores restaurantes y hoteles quedan en las páginas sobre comer y dormir en Benasque. Su situación convierte al lugar en perfecto para actividades de turismo activo.

¿Quieres conocer este sitio?

La historia del lugar merece conocerse antes de tratar lo que ver en Benasque. La vida local ha estado históricamente marcada por su aislamiento físico, lo que le valió el sobrenombre de “Valle Escondido”. Esto ha contribuido a preservar su entorno de gran valor natural. Por contra han quedado pocos vestigios que permitan conocer sus orígenes.

Se ha afirmado que estuvo poblada en época romana. Entonces se cree que se construyeron las primeras instalaciones de baños sulfurosos. Sin embargo, no existen pruebas documentales que atestigüen esta teoría. La primera referencia escrita relacionada con la localidad es el llamado Rótulo de Benasque. Es de principios del siglo XI.

En 1120 el lugar era propiedad de Bernardo Ramón, Conde de Pallárs-Jussá, quien reconoció su vasallaje al rey de Aragón. Posteriormente, pasó a depender del condado de Ribagorza, que en el siglo XIII edificó un castillo en el municipio. Desde este se debía controlar la importante mina de plata que había en el valle. Sus rendimientos fueron repartidos por Alfonso II en 1182 entre sus explotadores, él mismo y el señor local, Armando de Benasque.

Para asegurar la frontera, entre 1592 y 1598 el arquitecto italiano Spanocchi construyó una nueva fortaleza que sustituyó al medieval. Durante la Guerra de Sucesión, al igual que la mayoría de Aragón, se inclinó en 1705 por el Archiduque Carlos de Austria. En 1711 el Castillo de Benasque fue asaltado por tropas francesas que apoyaban a Felipe V. Por otro lado, en 1808 el castillo fue de nuevo ocupado, sin lucha, por los franceses, que lo evacuarían en 1814.

fotografia antigua de Cáceres
Lugareños de Benasque, en la calle Mayor, en una antigua fotografía

Durante las guerras carlistas fue un bastión carlista contra el Gobieno central de isabelinos. Posiblemente eso provocó que el Gobierno ordenara en 1858 el derribo del Castillo de Benasque. Esta decisión que hirió el orgullo de sus habitantes, protestando el ayuntamiento, aunque finalmente debieron de obedecer. La Administración accedió a que se levantaran unos planos del edificio antes de derruirlo.

El 30 de octubre de 1937 Benasque sufrió la mayor tromba de agua de que hay noticia hasta ahora: 300 litros por metro cuadrado. Provocó que desde entonces haya periódicos desbordes. En sus tierras se habla el particular patués, lengua propia que surge del encuentro de tres dialectos diferentes: aragonés, el catalán y el gascón.

Ahora, lo mejor que ver en Benasque.

El recorrido por lo que ver en Benasque se inicia en el Congosto del Ventamillo, que asciende desde la planicie por un estrecho paso paralelo al curso del río Esera. En palabras de Severo Curiá, el congosto es un “tajo profundo y estrecho entre cuyas paredes. Por su fondo bajan las aguas rugiendo, retorciéndose furiosas, saltando por encima de los pedruscos, arañando las paredes, jadeantes cuando les falta cauce y formando turbulentos remolinos en las gorjas”.

Antiguamente el paso del congosto solo podía realizarse a pie o sobre cabalgadura, excursión que podía ocupar un día entero. Sobrepasado éste, Benasque se encuentra a la orilla del río, sobre una planicie que antecede al conjunto de altas cumbres que conforman el Parque Natural de Posets-Maladeta. Se trata de la mayor concentración aragonesa de picos superiores a los tres mil metros. Entre ellos está el Aneto, montaña más alta de los Pirineos y tercero de España.

La economía local ha evolucionado de la ganadería al turismo. Así, se ha consolidado como un importante centro de servicios y uno de los principales destinos de montaña de Aragón. En época de verano son numerosas las actividades que pueden realizarse en su entorno: senderismo, escalada, equitación, barranquismo o BTT. Mientras tanto, en invierno, la cercana Estación de Esquí de Cerler presenta las cumbres más elevadas de Aragón para la realización de este deporte.

Vista de Benasque en el Valle
Vista de Benasque en el Valle.

Siguiendo con lo que ver en Benasque se llega a su casco urbano, que presenta dos partes bien diferenciadas. Una de ellas se corresponde con la moderna ciudad de servicios turísticos. La otra todavía a calles empedradas entre construcciones típicas pirenaicas.

La Iglesia de Santa María la Mayor es el mayor templo que ver en Benasque. Se construyó en el siglo XIII, pero su crucero, presbiterio y torre corresponden a posteriores reformas renacentistas.

Por la parte civil destaca el Palacio de los Condes de la Ribagorza. Ricardo del Arco lo definió como un “palacio italiano adaptado al ambiente montañés”. Se alzó a mediados del siglo XVI. Su más probable promotor fue el Conde Don Martín de Gurrea y Aragón (1550-1581). Se conservan los bustos de este y de su esposa Doña Luisa de Borja. Además, fue sede de la Tabla General o Aduana en el siglo XVII. Durante la Guerra Civil sirvió como Acuartelamiento del Batallón de Montaña republicano. En 2005 pasa a propiedad municipal y desde 2011 es la sede del Centro Cultural.

De Casa Faure, en la Plaza del Ayuntamiento, destaca el torreón de una de sus esquinas. Otra vivienda que ver en Benasque es la Casa Juste, del siglo XVI, otro buen ejemplo de edificio noble con torreón almenado de planta cuadrada.

Visto este pueblo, aquí tienes otros planes que hacer en la provincia de Huesca.

Imprescindibles

Cascadas cerca de Benasque
Cascadas cerca de Benasque.
Palacio de los Condes de la Ribagorza en Benasque
Palacio de los Condes de la Ribagorza en Benasque.

Datos prácticos

Coordenadas

42° 36′ 17″ N, 0° 31′ 24″E

Distancias

Huesca 148 km, Barcelona 297 km, Zaragoza 218 km, Madrid 534 km.

Aparcamiento

A lo largo de la Avenida de Francia.

Altitud

1138 m.

Habitantes

2195 (2013).

La principal fiesta que ver en Benasque es San Marcial (30 de junio).

Otros eventos que ver en Benasque son los Balls dels omes cuya música inspiró el Himno de Riego(30 de junio), Open Internacional de Ajedrez (julio) y Ultra Trial Aneto (julio).

Otros destinos próximos

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar