Los itinerarios y pistas de esquí más peligrosas de España

Los deportes de nieve son uno de los grandes protagonistas de las escapadas invernales. Desde finales de otoño hasta la primavera es posible disfrutar de descensos de vértigo por toda la geografía española. Ya sea en Sierra Nevada o en el Pirineo, estaciones tan conocidas como Candanchú o Baqueira-Beret acogen a miles de aficionados. La dificultad de los trazados varían ampliamente, de las pistas verdes a las temidas negras, incluso llegando a las tan de moda zonas fuera de pista. Estas últimas solo son aptas para los mas duchos en la materia. Si estás entre ellos y te va la adrenalina, descubre algunas de las zonas fuera de pista y pistas de esquí más peligrosas de España.

Pistas negras del Portalet (Formigal-Panticosa)

El Portalet está muy cerca de Francia, en la estación de FormigalPanticosa, y ofrece multitud de recorridos de gran dificultad. Sus condiciones hacen que varias de sus pistas solo sean aptas para los más hábiles. Tal es el caso de la Cueva y el Infierno en torno al ibón de Espelunciecha, pistas negras doble diamante, la segunda categoría más complicada tras las triple diamante. Asimismo, es también posible ir por fuera de pista.

Las características de la nieve y los desniveles hacen que los aludes sean habituales. De este modo, conviene estar atento a su estado para evitar sustos. Llama la atención el Ski Ratrack. Esto consiste en una máquina quitanieves que sube a varios esquiadores a zonas algo alejadas y que ofrecen nuevos puntos de descenso.

Pista Luis Arias (Baqueira-Beret)

vista general del Cap de Baqueira, de donde sale una de las pistas de esquí más peligrosas de España

Cap de Baqueira, de donde parte la pista negra Luis Arias. | Depositphotos

El nombre de esta famosa pista se debe a uno de los fundadores de la estación de Baqueira-Beret. Luis Arias fue una de las grandes figuras del esquí español. Llego a ser olímpico y tuvo la afinada visión de crear en los sesenta un complejo que no ha parado de crecer hasta la actualidad. Desde lo alto de la pista Luis Arias hay grandes panorámicas del valle de Baciver.

Posee un desnivel de más de 600 metros. El inicio se encuentra a una altura de 2.464 m, en lo alto del Cap de Baqueira. Mientras tanto, el final aguarda en Orri, a 1.850 de altitud. El conjunto del descenso combina complicados revirajes y entornos angostos como el muro del Arias. Asimismo, da la posibilidad de realizar partes del trayecto por fuera de la pista. Una prueba de gran nivel.

Tubo de la Zapatilla (Candanchú)

El tubo de la Zapatilla es uno de los itinerarios más conocidos de España. Su aura de peligrosidad no se debe a mitos o exageraciones, sino a una brutal combinación de estrechez y desnivel. Respecto al nombre, este proviene del pico desde el que parte la bajada. Los desniveles llegan al 90% y un 65% de media. Es al final cuando el paso se vuelve más angosto y toca sacar toda la habilidad.

Como en todos los recorridos fuera de pista de este tipo, un correcto estado de la nieve es necesario para evitar accidentes. Asimismo, conviene acudir con alguien que conozca la bajada. Dado el desnivel, en caso de caída la pérdida de control es total, con la consiguiente posibilidad de generar un pequeño alud.

Pistas negras de Boí Taüll

Vista general de la estación de Boí Taüll

Vista general de la estación de Boí Taüll. | Wikimedia

Un total de 9 pistas negras componen la oferta de máximo nivel de la estación de Boí Taüll. Ubicado en Lleida, cuenta con una gran aceptación entre los deportistas invernales. Esto se debe a sus modernas instalaciones y a lo afinado de las descripciones de dificultad de sus trazados. De esta forma, posee una serie de recorridos de gran dificultad y pendiente. La popularidad de la estación leridana también proviene del gran entorno en el que se sitúa. El Parque Nacional de Aigüestortes o el Centro Románico del Vall de Boí, valle especialmente bonito en otoño, son sus dos grandes acicates.

Itinerario fuera de pista Escornacabres (Baqueira-Beret)

Con tal nombre, queda claro que es uno de los itinerarios más peligrosos de España. Al igual que la pista negra Luis Arias, se halla en la estación de Baqueira-Beret. Sin embargo, este tramo no entra dentro de las zonas cuidadas. Debido a ello la nieve no suele estar pisada por máquinas. La disposición es realmente impresionante: un estrecho paso de unos cinco metros entre dos paredes de roca. Un desfiladero realmente impresionante que requiere nervios de acero para transitarlo en esquíes.

El mayor problema que presenta Escornacabres es su popularidad. Esta produce que se en muchas ocasiones se acumulen deportistas intentando bajarla. Se trata de una de las principales contras de la que quizá sea el itinerario más famoso de la estación leridana. Asimismo, hay que tener cuidado con el tiempo y el estado de la nieve a la hora de afrontar el reto.

Pista Canal Amplla (Cerler)

Toca volver a las pistas negras, en este caso en la estación oscense de Celler. Se sitúa en pleno Pirineo, cerca de localidades como Aínsa o Bielsa. Desde el Gallinero, el punto más alto del complejo, el Canal Amplla se alarga durante dos kilómetros y medio y afronta unos 700 metros de desnivel. Su gran recorrido combina zonas de alta velocidad y estrecheces en forma de tubo, así como pendientes pronunciadas. De esta forma, se asemeja bastante a los Alpes. Como extra cuenta con los muchos planes que ofrece el entorno de la provincia de Huesca.

Pista Fonda (Masella)

Zona alta de la estación de Masella, de donde sale la pista Fonda

Zona alta de la estación de Masella, de donde sale la pista Fonda. | Masella

En la cara norte de Tosa d’Alp, en el entorno del Parque Natural Cadí-Moixeró, aguarda la pista negra Fonda. Es parte de la estación de Masella, en los Pirineos de Girona. El trayecto parte de la cumbre de la Tosa, a 2.535 metros. Antes de desembocar en un tramo de dificultad roja se come un desnivel de 290 metros a lo largo de casi 900 de camino.

La nieve virgen se despliega en una zona repleta de saltos o baches. Tampoco faltan las cornisas y espacios de paso obligado. Así, se genera una experiencia tan difícil como peligrosa y emocionante. Junto a la Fonda hay otras dos pistas negras doble diamante: Extrema y La Canal. Todas ellas están en el sector del Isards de Masella.


About the author

Otras noticias de interés
¿Te apetece que llegue la Navidad pero estás harto de los típicos planes? Si ya Más información
No a todo el mundo le gustan las calles repletas de luces, los mercados navideños Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Durante la última Asamblea Nacional de la Asociación Los Pueblos más Bonitos de España se Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text] En plena comarca berciana, famosa por su vino poblaciones como Villafranca y Ponferrada, se Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Enclavado en la sierra y parque natural a los que da nombre, este municipio de Más información