Naturaleza de gran valor y playas para todos los gustos | Rincones del Baix Llobregat 3

Promocionado por Turisme Baix Llobregat.

Un viaje al Baix Llobregat es un viaje a una cultura que ha sabido conservarse, a una gastronomía de calidad que apuesta por el producto local y también a una naturaleza de gran valor. Playa o montaña, rutas de senderismo para todo tipo de caminante, aventuras o tranquilidad dependiendo del momento y del lugar. El Baix Llobregat sorprende por sus numerosas posibilidades y gusta por esto mismo. Porque cuando uno descubre y entiende todo lo que se puede hacer en esta comarca, ya no quiere marcharse.

Las playas del Baix Llobregat: para todos los gustos

Playa de Castelldefels

Playa de Castelldefels, Barcelona | Shutterstock

El Baix Llobregat puede presumir de contar con una propuesta de sol única que, como parece suceder con todos sus atractivos, está pensada para todos los públicos. Empezando por Castelldefels, donde se puede disfrutar de una playa con gran actividad. Su playa, que tiene casi ocho kilómetros de longitud, cuenta con todo tipo de propuestas, tanto lúdicas como deportivas. Arenas blancas que llegan a ocupar en ciertos tramos 90 metros de ancho. Así, cada persona puede disfrutar de su espacio. Chiringuitos y restaurantes ocupan, de forma responsable, la primera línea de playa.

Por otro lado, muy cerca de esta playa, se encuentra el Canal Olímpico de Cataluña. Se trata de un canal artificial donde pueden practicarse deportes como el piragüismo, el remo, el windsurf, la vela o el esquí náutico. También se puede optar por el alquiler de una canoa, un kayak o una barca de paseo, para disfrutar del entorno.

Continuando por la costa se encuentra la playa de Gavà, con cuatro kilómetros de litoral marítimo y todos los servicios necesarios para disfrutar de un día de playa. Además, un pinar acompaña al visitante hasta la misma orilla del mar, creando un paisaje único, inesperado para quien lo afronta por primera vez.

Pescadores en la playa de Gavà, Barcelona

Pescadores en la playa de Gavà, Barcelona | Shutterstock

Quizá tampoco se espere el viajero que tan próxima a la ciudad de Barcelona existan playas vírgenes, pero existen y se encuentran en Viladecans. Tienen personalidad propia y en ellas puede disfrutarse de lo que uno espera de un día de naturaleza junto a las olas del mar. También las playas del Prat son rincones muy codiciados en Baix Llobregat. El sol que baña su arena, la posibilidad de refrescarse en aguas puras y la reserva natural que se encuentra al final de sus playas las convierten en un lugar perfecto para aquellos que quieren disfrutar del entorno marítimo.

La gran naturaleza del Baix Llobregat

El Parque Natural de la Montaña de Montserrat es un espacio protegido por su riqueza natural, cultural y paisajística, y por eso se ha convertido en uno de los emblemas de Catalunya. Conquista a todo aquel que se atreve con sus formas, sus colores, sus olores y sus propuestas de actividades, como escalar la famosa vía ferrata Canal de las Damas. Además del aclamado monasterio de Montserrat, sus rincones más escondidos son cada vez más aplaudidos y compartidos. Con una extensión de más de 7.500 hectáreas, los paseos a la sombra de la montaña, entre cuevas o monasterios, convierten este Parque Natural en un imprescindible cuando se visita la comarca.

Monasterio de Montserrat

Monasterio de Montserrat | Shutterstock

De hecho, uno de sus atractivos más interesantes es esa cadena de cuevas ya mencionada. Estas grutas siguen llamando poderosamente la atención de las personas, tal vez por el misterio que encierran o por esa sensación de sentirse en la misma montaña. Las Cuevas de Montserrat de Collbató son, en ese sentido, una delicia. Son las más grandes de la montaña mágica y ofrecen un recorrido de unos 500 metros por la historia del lugar. Por estalactitas, estalagmitas y columnas, formas imposibles en general, que se entremezclan con leyendas de todo tipo y con la historia de los primeros pobladores locales. Es un lugar ideal para aquellos que disfrutan mirando hacia siglos pasados.

En este Parque Natural de la Montaña de Montserrat puede disfrutarse también de la red de senderos del Baix Llobregat, una oportunidad única de conectar dos paisajes diferentes que encajan a la perfección. Esta red de caminos ofrece la posibilidad de investigar esos pequeños rincones que, al final, son los que marcan la esencia de un lugar.

Dos caballos beben el el delta de Llobregat

Dos caballos beben el el delta de Llobregat | Shutterstock

Puede destacarse el Camino de Llobregat, un recorrido llano que abarca 32 kilómetros y que recorre el río entre el Pont del Diable de Martorell y el Prat de Llobregat. También el llamado Eje de Poniente, 80 kilómetros que unen lo ya comentado: montaña y playa. El paisaje que deja a su paso es arrebatador. Pero, dado que se afronta el corazón de la montaña, se debe estar preparado para tramos que exigen esfuerzo y una cierta preparación física. Por supuesto, merece la pena.

Como merece la pena el delta del Llobregat, uno de los espacios naturales más importantes de la comarca. Este conjunto protegido pertenece a los municipios del Prat de Llobregat, Viladecans, Gavà y Sant Boi de Llobregat. Es un lugar para visitar, para disfrutar de la naturaleza y del paisaje, para descubrir la flora y la fauna tan valiosa que posee la zona, para asombrarse con estos humedales que se encuentran, por increíble que parezca, a las puertas de Barcelona.

A un salto de Barcelona

El Baix Llobregat espera al visitante con los brazos abiertos, consciente de que tiene para este experiencias inolvidables en todos los ámbitos que interesan al viajero. Su propuesta cultural es excelsa, cubriendo desde siglos de historia, como es el caso del castillo de Castelldefels, hasta el modernismo que ha bañado el paisaje catalán, que tiene un gran ejemplo en la cripta Gaudí de la Colonia Güell.

Castillo de Castelldefels

Castillo de Castelldefels | Turisme Baix Llobregat

La gastronomía es, ya se ha dicho, un elemento que admirar, pues está basada en el cuidado del producto local y en la apuesta por la sostenibilidad y los sabores de verdad. Esto tiene su reflejo en los productos de temporada cultivados en el Parque Agrario del Baix Llobregat, desde alcachofas hasta calçots, pasando por cerezas, espárragos o tomates.

Este turismo más activo, que comprende playa y montaña, engloba todos los paisajes y las actividades que un visitante pueda desear. Acuda al Baix Llobregat en familia, en pareja, con amigos o en soledad, esta comarca situada a un salto de Barcelona siempre tiene algo para el viajero. Por eso hay que descubrirla.