La provincia de Barcelona es conocida sobre todo por la Ciudad Condal, meca de la arquitectura modernista de Gaudí. Pero más allá de esto, la provincia ofrece maravillosos paisajes naturales, muy cercanos como el Parc de Collserola o algo más alejados como el macizo de Montserrat, la Reserva Natural del Montseny o la sierra del Garraf . En estos entornos se puede disfrutar del aire libre y de rutas de senderismo por Barcelona como en ningún otro lugar.

Ruta Cerdanyola – Barcelona por Collserola (6 km)

Panorámica Collserola

Panorámica Collserola. | Shutterstock

Se trata de una ruta de seis kilómetros en línea recta que atraviesa el Parc Natural de Collserola, uno de los principales pulmones de la ciudad y que acoge el Tibidabo. Es una ruta cómoda para todos los públicos que se puede realizar en un sentido u otro. Si se empieza por Cerdanyola del Vallés, población cercana a Barcelona, es necesario localizar el “Parc de la Riera” en el barrio de Canaletes. A partir de ahí el paseo de Horta se utiliza como pista que avanzará desde la caseta de información pasando por el puente sobre la riera de San Cugat y un acueducto. El trayecto pasa por la ermita de Santa María de les Feixes, bonito templo barroco donde se celebra un encuentro cada año el día de San Felipe. 

A partir de ese lugar solo es necesario seguir las señales hacia la masía de “Can Catà”. Esta masía, una de las más importantes en el siglo XVII, incluye la Reserva Natural de Can Catà, abierta al público. A 200 metros se encuentra la explanada y masía de Sant Iscle. El camino a mano izquierda lleva a la carretera del cementerio de Collserola desde donde ya solo se deben seguir las indicaciones hacia la Plaza de Karl Marx en el barrio barcelonés de Nou Barris y final de la etapa. Por la carretera se pasa por el “Coll de la Ventosa” que se entiende como frontera natural entre las comarcas del Vallès y del Barcelonès.

Ruta de plana Amagada al Coll Pregon (1 km)

Amanecer desde el Turo de l’Home

Amanecer desde el Turo de l’Home. | Shutterstock

Se trata de una de las muchas rutas senderistas que ofrece el Parc Natural del Montseny. Situado en el límite de las comarcas del Vallés Oriental, La Selva y Osona. Catalogado como Reserva de la Biosfera, es uno de esos parajes atemporales que gracias a su cercanía a Barcelona es habitualmente frecuentado por el público que quiere sentir la libertad de la naturaleza. Visible desde muchas zonas de Catalunya, muchas son las sendas que permiten recorrer sus parajes plagados de leyendas.

Este itinerario de baja dificultad de 900 metros permite acceder al coll Pregon (400 metros) desde el aparcamiento de plana Amagada. Se inicia con una breve subida a partir de la cual se sigue un camino desde donde se observan tanto el turó Gros como el puig Sesolles. El paisaje está dominado por prados y matorrales de enebro y piorno. Al llegar al coll Pregon es posible continuar la subida hasta el turó de l’Home, punto culminante del Montseny con sus 1.706 metros.

Ruta del Pantano de Santa Fe – Turó de l’Home – Les Agudes (13,5 km)

Pantano de Santa Fe

Pantano de Santa Fe. | Shutterstock

Otra de las rutas de senderismo de Barcelona y concretamente del Parc Natural del Montseny. Se inicia a partir del parking de Santa fe cruzando un maravilloso bosque de hayas, Se trata de una ruta de dificultad moderada que lleva hasta la cumbre del turó de l’Home que con sus 1706,9 es la cumbre más alta del Montseny.

A partir de ahí siguiendo el cerro de la montaña se llega hasta el pico de Les Agudes con sus 1.703 metros. El descenso se hace por el lado contrario, poblado por un frondoso bosque de helechos y hayas. Llega antes del parking, a una fuente de agua potable. Toda la ruta, de 13,6 kilómetros, se puede hacer en aproximadamente 4 horas.

Sendero del Mediterraneo – Camino de las Costas (4,5 km)

Panorámica del Parc del Garraf

Panorámica del Parc del Garraf. | Shutterstock

El Parc del Garraf forma parte de la Red de Espacios Naturales gestionados por la Diputació de Barcelona. Se encuentra situado entre las comarcas del Baix Llobregat, Alt Penedès y el Garraf. Este parque formado por rocas calcáreas y matorrales ofrece rutas de senderismo por Barcelona poco comunes. Se recomienda acudir a la Oficina del Parc del Garraf – la Pleta para más información. En esta zona se pueden encontrar poblaciones tan importantes como Sitges o Vilanova i la Geltrú.

Esta ruta de unos 4,5 kilómetros es de baja dificultad y tiene unas dos horas y media de duración. Incluye unas fantásticas vistas sobre el litoral y la visita al pueblo del Garraf. Se parte de la Pleta y el camino sigue una pedrera donde hoy en día se sigue explotando la roca calcárea. El camino se dirige hacia el mar y en el se pueden observar algunas de las plantas típicas de la zona como el palmito o el rábano de mar. Es un itinerario fácil con un desnivel total de 360 metros. 

Castillo de Bellpuig (1,5 km)

Panorámica de la Sierra de las Guilleries

Panorámica de la Sierra de las Guilleries. | ShutterStock

El Espai Natural de las Guilleries-Savassona tiene una extensión total de 8.300 hectáreas y se encuentra en la comarca de Osona. Limita con Collsacabra por el norte, la plana de Vic por el este, con el Montseny por el sur y con la comarca de La Selva por el Oeste. La roca desnuda, el embalse de Sau y sus formaciones boscosas son características de la zona.

Una de las rutas de senderismo lleva hasta el castillo de Bellpuig (siglos XI y XII), patrimonio arquitectónico de Sant Julià de Vilatorta. Se trata de un paseo agradable entre encinas, robles, helechos y musgos. Solo son un kilómetro y medio de dificultad baja y unos 30 minutos de duración. El inicio se encuentra al lado del Centre d’Informació de Sant Julià de Vilatorta en el parque de les Set Fonts. Este recorrido hará las delicias de los más pequeños que encontraran multitud de escondites donde recrear historias de caballeros.

Montnegre carener (8,5 km)

Panorámica cercana al Santuario del Corredor

Panorámica cercana al Santuario del Corredor. | ShutterStock

El parc de Montnegre i el Corredor se encuentra en la cordillera litoral catalana entre las comarcas del Maresme y el Vallés oriental. Cerca se hallan las poblaciones de Arenys de Mar, Calella, Santa Susanna, Mataró o Canet de Mar. Sus puntos más altos son el Santuario del Corredor (657 metros) y el turó Gros (773 metros). El granito es la roca típica de la zona y es fácil encontrar alcornoques, encinas y pinares. Así mismo es frecuente encontrar por la zona diferentes dólmenes, como el de Pedra Gentil y el de Ca l’Arenes.

El inicio de la ruta de algo más de ocho kilómetros, de dificultad media y una duración aproximada de tres horas se encuentra en Sant Martí de Montnegre. La primera parte tiene una fuerte subida y es necesario fijarse en las indicaciones del itinerario de madera. Durante el recorrido se podrán observar fuentes y un par de iglesias que harán las delicias de los fotógrafos. Es importante no perderse las magnífica vistas del macizo del Montseny.

Ruta del Monasterio de Montserrat a Dels Degotalls (8 km)

Vista aérea del Monasterio de Montserrat

Vista aérea del Monasterio de Montserrat. | ShutterStock

El macizo de Montserrat se considera la montaña más importante de Catalunya y está situada a 30 kilómetros del centro de Barcelona entre las comarcas de la Anoia, Baix Llobregat y del Bages. En ella se encuentra el santuario y monasterio benedictino de Montserrat dedicado a “la Moreneta”, la principal figura religiosa de Catalunya. La peculiar morfología de sus montañas ofrece uno de los paisajes más simbólicos y característicos de la zona.

La ruta de ocho kilómetros se inicia desde el mismo monasterio de Montserrat, desde el punto de información. Más allá del edificio del Mirador de los Apóstoles se tomará el camino de la izquierda y se seguirán las indicaciones. Durante el camino los más pequeños se pueden entretener buscando rastros de jabalíes y pequeños pájaros. El nombre de “Degotalls” hace honor a la multitud de goteos de agua por filtraciones en la roca calcárea.