Que ver en Castelldefels

Fue de iglesia a castillo

Situado en la comarca del Bajo Llobregat y protegido por el macizo del Garraf, Castelldefels es un tradicional centro de veraneo con una bella playa y una fortaleza de tétrica historia. Es también una buena base para visitar la costa de Barcelona y el Parque natural del Garraf. ¿Te unes a nosotros en esta guía a través de todo lo que hay que ver en Castelldefels?

Planifica tu escapada a Castelldefels

Esta importante localidad es un tradicional destino de veraneo. Además, hoy es uno de los lugares con mejor calidad de vida de Cataluña, con gran ambiente nocturno. El recorrido de su casco histórico puede ocuparnos un día, en tanto que el paseo por sus cinco kilómetros de arenales y el baño puede ser tan largo como se quiera.

Muy cerca de Castelldefels está el importante Parque natural del Garraf, donde es posible practicar senderismo y otras modalidades de turismo activo. Dispone de varios destinos de excursión muy atractivos, como es el caso de Sitges y de Vilanova i la Geltrú.

Para conocer las opciones de la excelente gastronomía local y elegir donde pernoctar hemos preparado la página especializada Dormir y Comer en Castelldefels. Por otra parte, para acceder a los mejores planes de toda la provincia pincha aquí.

¿Quieres conocer este sitio?

Aquello que ver en Castelldefels está ligado a su historia. Los yacimientos de Cova Fumada y Cova del Rinoceront denotan que hubo en el altozano, donde ahora se encuentra el castillo, un asentamiento íbero hace unos 2500 años. Hacia el año 219 a. de C. los romanos aprovecharon las condiciones naturales del puerto y edificaron una fortaleza con el nombre de Castrum Felix.

En los años 409 y 410 los pueblos bárbaros invadieron la localidad. Pasaron a la península arrasando todo lo que encontraban a su paso, especialmente la vecina Barcino (Barcelona).

Hacia el año 718 la zona fue conquistada por los árabes a los godos, aunque permaneció la población autóctona poblando el lugar. Los musulmanes controlarían este territorio hasta el otoño del año 800. En este momento Ludovico Pío, hijo del emperador franco Carlomagno, la ocupó, como prolegómeno a las operaciones de asedio contra Barcelona.

Para defender a la cercana Barcelona de los ataques musulmanes, en el 967 el conde Sunyer de Barcelona  fundó allí una iglesia monástica dedicada a Santa María, dotándola de la apariencia de castillo. Esto no impidió que en el año 985 esta y otras fortalezas próximas fueran conquistadas por el ejército de Almanzor en su ataque a Barcelona.

El primitivo monasterio dependió del de San Cugat del Vallès. Más tarde pasó de ser un señorío eclesiástico a manos de varias familias: los Tició, los Relat y los March; quienes, entre los siglos XII y el XIV, lo transformaron en una auténtica fortaleza.

En el marco de las guerras civiles catalanas de mediados del siglo XV, el castillo resultó parcialmente destruido. En septiembre de 1478 el lugar recibe la visita del rey Juan II.

Que ver en Castelldefels
El Castillo de Castedefells en los años 30 del siglo XX

El mayor peligro en la historia de Castelldefels eran los corsarios berberiscos que contaban con una base en Marsella en el siglo XVI,. Después de los brutales ataques piratas de febrero y marzo de 1550 se fortificó el lugar. Después de eso, en 1583, se edificó la Torre de Barona. En julio de 1666 Margarita de Austria arribó al puerto de la localidad.

En 1721 los señores del lugar, barones de Eramprunyà, atraen pobladores y promueven la desecación de las marinas para ganar en superficie agrícola. Desde finales de la centuria siguiente la zona se verá afectada por las epidemias.

En 1893 Casteldefells era una tranquila población agraria de unos trescientos vecinos. En agosto se cometió allí el célebre asesinato del párroco y su sobrina. A su autor lo capturaron y ejecutaron en la explanada del castillo poco más de un año después. El acontecimiento atrajo a unos ocho mil espectadores.

En 1897, el banquero barcelonés Manuel Girona compra la baronía de Eramprunyà y encarga la restauración del castillo al arquitecto Ramón Soriano. Durante la Guerra Civil de 1936 al 39 el castillo se convirtió en centro de instrucción de reclutas. Posteriormente en cuartel y cárcel de las Brigadas Internacionales.

A mediados del siglo pasado, el arenal de Castelldefels hará que la localidad prospere como centro turístico. En 1992 acogió algunas de las pruebas deportivas de los Juegos Olímpicos de Barcelona.

A continuación, corresponde leer el apartado Que ver en Castelldefels.

La visita a lo que ver en Castelldefels la iniciamos en el Castillo (ss. XV y XVIII). Esta infraestructura se edificó sobre una iglesia-monasterio del siglo X y se transformó en fortaleza durante los siglos XIV-XV. Hacia 1550 se alzó el llamado cuerpo A, con piedras de llamativo color rojizo. En 1734 se levantó el sector B con piedras y ladrillos encalados, que ahora tienen color beige.

Abandonado en el siglo XIX, en 1895 se empleó como escenario para la ejecución mediante garrote vil del asesino local Joaquín Figueras. Dos años después de tan macabro acontecimiento el financiero barcelonés Manuel Girona lo compró. Encargó su reconstrucción al arquitecto Ramón Soriano. El arquitecto empleó un estilo historicista neogótico para dotarle al edificio de una nueva muralla. También reformó su interior, destacando las decoraciones de la salas Noble y de Esgrima.

Un templo que ver en Castelldefels es la Iglesia del Castell, la cualdata del siglo X. Si bien fue rehecha y vuelta a consagrar en 1106. La iglesia fue reformada en los siglos XVI y XVII y aún guarda parte de su esencia románica. Destaca en su interior la barroca Capilla de la Salud, edificada en 1717. Buena parte de sus altares fueron destruidos en 1936.

En la misma plaza del Castell se halla la Torre de Vigilancia (s. XIV, lugar emblemático que ver en Castelldefels). Estaría vinculada a la primera fortificación de la iglesia. El nuevo templo parroquial de la villa, dedicado a Santa María de la Salud, se edificó en 1903 y amplió en la posguerra.

Dónde dormir en Castelldefels
Castillo de Castelldefels

La población sobresale por el gran número de casas notables que ver en Castelldefels y aún conserva. Por ejemplo, Can Gomar, actual Casa de Cultura, y Can Roca de Baix, construidas en el siglo XVI y dotadas de torre. Esto nos recuerda que Castelldefels es en realidad una ciudad-fortaleza.

Resulta interesante recorrer su línea costera, que está completamente protegida de fortificaciones. Por un lado, de forma cilíndrica: Torre Barona, Torre Moruna. Por otro lado, de planta cuadrada: Torre Climent SavallTorre d’AntoniTorre de Can MolinerTorre de Can Valls de la MuntanyetaTorre Rafael y Torre Gabriel Folcher.

Estas atalayas estaban destinadas a alertar a la población del avistamiento de naves enemigas, así como a resistir y dificultar cualquier intento de desembarco por parte de los corsarios que atacaron las costas peninsulares entre los siglos XV y XVIII.

Igualmente, es necesario visitar alguna de las antiguas masías como la de Can Vinyes. Además de la vivienda, se completa con una torre y una capilla dedicada a Sant Salvador. El pequeño templo existía al menos a comienzos del siglo XVI y ha sido posteriormente reformado. El frente es del siglo XVII y está rematado por una espadaña. Muy cerca existe una antigua Cruz de Término (ss. XIII-XV, interesante que ver en Castelldefels) de estilo gótico.

Antes de abandonar el municipio y todo lo que ver en Castelldefels se recomienda pasear por el enorme arenal de Castelldefels (5 km). Por último, el cercano Parque Natural del Garraf nos ofrece una completa visión de la vegetación mediterránea en un paisaje dominado por la piedra calcárea. Finalmente, esto es lo principal que ver en Castelldefels.

Imprescindibles

Que ver en Castelldefels
Playa de Castelldefels
Dónde dormir en Castelldefels
Interior del Castillo

Datos prácticos

Coordenadas

41° 16′ 48″ N, 1° 58′ 36″ E

Distancias

Barcelona 24 km, Madrid 604 km

Aparcamiento

Existen zonas de pago habilitadas para aparcamiento de vehículos en la playa.

Altitud

3 m

Habitantes

62 989 (2012)

Las fiestas que ver en Castelldefels y disfrutar son varias. Primero, la Cabalgata de Reyes (5 de enero) y después el Carnaval. La Semana Santa y la Feria Sant Ponç (mayo). También la Verbena de San Juan (23 de junio). En verano las Fiestas del Mar (en torno al 16 de julio) y la Fiesta Mayor de Verano (en torno al 15 de agosto). Finalmente, la Fiesta Mayor de Invierno (en torno al 8 de diciembre).

Otros eventos que ver en Castelldefels y a los que acudir son los siguientes. El Desembarco pirata (julio). La Leyenda del Gar y Got (agosto). Por último, la Castañada (1 de Noviembre).

Otros destinos próximos

About the author

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar