11 rincones de Asturias que probablemente no conozcas

Existen rincones de Asturias que tal vez no conozcas todavía, llenos de historia y paisajes que merecen ser descubiertos. Asturias es tierra de contrastes, con sus playas, acantilados y bosques, o sus encantadores pueblos, algunos marineros y otros de montaña. Quizá ya hayas visto los lugares más emblemáticos del principado, pero te retamos a conocer estos rincones de Asturias algo más escondidos.

Ermita de la Regalina

Ermita de la Regalina en Asturias
Ermita de la Regalina | Foto: Shutterstock

En la costa occidental asturiana se encuentra esta bonita joya, concretamente en la localidad de Cadavedo, a mitad de camino entre Cudillero y Luarca, comunicados por la A-8. Complementando estos bonitos pueblos, transitados por los pereginos del Camino del Norte, la ermita es un templo muy curioso ubicado en un paraje de destacada belleza. Desde aquí se pueden disfrutar de una de las mejores vistas del litoral astur. Con sus colores blancos y azules, destaca frente al mar, el cielo azul y los acantilados. La playa más concurrida de Cadavedo también se puede ver desde la ermita de la Regalina. Se trata de La Ribeirona, situada a la derecha. La ermita data de 1931 y desde ese año se celebra una romería cada año para honrar la virgen de Riégala, patrona del pueblo y llamada con aprecio «la Regalina».

Cascadas de Oneta

Cascadas de Oneta
Cascadas de Oneta | Foto: Shutterstock

Desde el pueblo de Oneta comienza esta ruta por uno de los rincones de Asturias más mágicos. Tres cascadas componen este itinerario por medio del bosque. La primera de las cascadas de Oneta se denomina La Firbia y se halla cerca del pueblo, con una caída de 15 metros de altura. Algo más abajo se encuentra un antiguo molino. La segunda es conocida como La Firbia de Abajo. Para acceder a ella hay que cruzar una fuerte pendiente. Se esconde entre más vegetación. Por último, la tercera es la Maseirúa, aunque es la más inaccesible, por lo que puede bastar con ver las dos primeras.

Santa Cristina de Lena

Santa Cristina de Lena
Santa Cristina de Lena | Foto: Shutterstock

En el Concejo de Lena se encuentra uno de los rincones de Asturias más desconocidos y también más interesantes: la iglesia de Santa Cristina de Lena. Se trata de una iglesia prerrománica erigida a mediados del siglo IX sobre una colina. Está catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Una de las curiosidades en torno a este templo es su planta de cruz griega, poco usual en la arquitectura asturiana. 

rincones de Asturias
Interior del prebisterio de la iglesia de Santa Cristina de Lena | Foto: Depositphotos

Sorprende su original interior, todo un templo abovedado y diseñado a través de arcos de medio punto. Son varias las teorías que giran en torno a su arquitecto, pues sus orígenes no están documentados. Se ubica al sur de Mieres y bien conectada con Oviedo.

Faro de Avilés

Faro de San Juan en Asturias
Faro de San Juan | Foto: Shutterstock

Ubicado en la Punta del Castillo de la península de Nieva, en el concejo de Gozón, se encuentra el faro de Avilés. También llamado faro de San Juan. Se encuentra en la margen oriental de la entrada de la conocida ría de Avilés, sobre unos altos acantilados. El lugar en el que se emplaza el faro antiguamente estaba ocupado por el castillo de San Juan, defendiendo la entrada al puerto. Desde este punto se puede disfrutar de una increíble panorámica de la costa, con las playas de Salinas y del Espartal a primera vista.

Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores

Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores
Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores | Foto: Shutterstock

Quizá no sea la iglesia más monumental pero sí uno de los rincones de Asturias más desconocidos y bellos. Hablamos de la iglesia de Nuestra Señora de los Dolores, en Barro, un pueblo del concejo de Llanes. Cuando el agua llega al muro que rodea el templo y el cementerio de la parte posterior, el conjunto se refleja en las aguas de la ría de Barro creando una estampa bucólica. Formando una pequeña península, este paisaje se puede observar desde la carretera que parte de Barro, usada por los peregrinos que van a Santiago de Compostela.

Conjunto etnográfico de Teixois

Conjunto etnográfico de Teixois
Conjunto etnográfico de Teixois | Foto: Shutterstock

Uno de los rincones de Asturias más interesantes es la aldea deshabitada de Os Teixois, un caserío situado muy cerca de Taramundi. Actualmente el recinto se ha convertido en un conjunto etnográfico mantenido para el turismo. Se trata de un compuesto de ingenios hidráulicos antiguos que se conservan y mantienen de manera excepcional. Estas máquinas pueden ser visitadas mientras los responsables del conjunto dan las explicaciones pertinentes sobre su historia y funcionamiento. Además, el entorno en los que se ubican estos molinos y demás estructuras es especialmente bonito, entre montes, senderos y riachuelos en los alrededores.

Tapia de Casariego

Tapia de Casariego
Tapia de Casariego | Foto: Shutterstock

Aunque Tapia de Casariego es una localidad jacobea muy frecuentada durante el verano por los turistas, todavía existe mucha gente que no la conoce. Está claro que merece la (no) pena. Para llegar hasta aquí se puede tomar la autopista A-8, que atraviesa el municipio. Cerca se hallan Navia o Ribadeo. El concejo es uno en los que se habla el gallego-asturiano, denominado eonaviego.

Piscinas de Tapia de Casariego
Piscinas de Tapia de Casariego | Foto: Shutterstock

Aquellos a los que les guste la playa encuentran aquí un oasis de arena y mar, así como los que les gusta surfear. Limitando al norte con el mar Cantábrico y al sur con el concejo de Castropol, a los que no les atraiga demasiado la playa pueden disfrutar de sus piscinas marinas con vistas al mar. Otra parte del protagonismo se la lleva el puerto pesquero, bullicioso y con encanto. Aquí es posible degustar la gastronomía asturiana en muchos de sus bares y restaurantes. Desde aquí no hay que perderse la posibilidad de caminar hasta el faro.

Playa de Andrín

Playa de Andrín en Asturias
Playa de Andrín | Foto: Shutterstock

Parte del paisaje protegido de la Costa Oriental, esta playa con forma de concha presenta un paisaje espectacular. Situada en el concejo de Llanes, recomendamos observar la playa desde el mirador de la Boriza para poder atender a todos sus ángulos. Así, la playa de Andrín forma un conjunto de postal con la playa de Ballota y el islote de Castro. Esta playa de 200 metros se encuentra protegida por altos acantilados. Aunque llama la atención su arena blanca y aguas claras, hay que tener cuidado, pues las corrientes que aquí se dan son peligrosas. Se puede acceder en coche fácilmente desde el pueblo de Andrín.

Parque Natural de Redes

Parque Natural de Redes
Parque Natural de Redes | Foto: Alcoyote89

El Parque Natural de Redes esconde muchos rincones de Asturias fascinantes. Declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco, este parque natural comprende los concejos asturianos de Caso y Sobrescobio. En él se puede ver la naturaleza en su máximo esplendor a través de los hayedos, cuevas, glaciares y pueblos de piedra.

rincones de Asturia
Ruta del Alba, Parque Natural de Redes | Foto: Elfodelbosque

Quien desee conocerlo debe acercarse al Centro de Recepción e Interpretación de Redes ubicado en Campo de Caso. Desde aquí se pueden realizar rutas guiadas a la ruta del Alba, con impresionantes cascadas o la ruta del desfiladero de los Arrudos hasta llegar al lago Ubales.

Los hórreos de Espinaredo

Espinaredo en Asturias
Espinaredo | Foto: Shutterstock

Que este pequeño pueblo no te engañe, pues solo en él se atesoran 30 hórreos y seis paneras. Un conjunto patrimonial tradicional de gran valor. Los hórreos de Espinaredo, ubicado en la zona del alto Piloña, son un ejemplo de buena conservación. Son construcciones elevadas sobre el suelo usadas antaño para guardar alimentos. El más antiguo de estas estructuras se construyó en 1548.

Plaza de Carbayedo

Plaza de Carbayedo
Plaza de Carbayedo | Foto: Shutterstock

En la búsqueda de algunos de los rincones más desconocidos de Asturias se puede contemplar una visita a la curiosa plaza de Carbayedo, en la ciudad de Avilés. Antiguamente fue una zona boscosa, de ahí su denominación, ya que carbayo es como se llama al roble en asturiano. Ahora la plaza conserva los vestigios de este entorno rural, con las casas tradicionales de la región. También se mantiene el hórreo, símbolo inequívoco de la arquitectura rural de Asturias. As su vez, en la parte alta de la plaza se ubica una capilla en la que observar tres imágenes muy populares en la Semana Santa de Avilés. Son La Dolorosa, Jesulín de Galiana y San Juan Evangelista. Alrededor de la plaza también se localizan bares en los que degustar la variada gastronomía asturiana.

About the author