11 de los cementerios más curiosos de España

Descansar eternamente no es una cuestión menor. Rendir memoria a los muertos es algo que la Humanidad ha hecho desde albores. Así, todavía hoy los camposantos son elementos imprescindibles. A lo largo de la Historia han ido variando, según las costumbres de la época o la religión que dominara el lugar. Muchos de estos espacios se han convertido en hitos en sí mismos. Ya sea por sus bellas tumbas o por su particular disposición, estas necrópolis son dignas de una tranquila visita. Aquí tienes 11 de los cementerios más curiosos de España aparte de los archiconocidos, como el de la Almudena en Madrid o Montjuic en Barcelona.

Cementerio de Iznájar (Córdoba)

Cementerios más curiosos de España Iznájar

Cementerio de Iznájar. | Depositphotos

El primero de estos cementerios más curiosos de España se encuentra en una auténtica encrucijada, en el vértice entre Málaga, Granada y Córdoba. Este camposanto destaca por su verticalidad, como el propio Iznájar. Los nichos se agrupan y quedan cubiertos por tejas. Por otro lado, el conjunto luce encalado, en una suerte de extensión de la propia localidad en la que está. Asimismo, mira desde lo alto al embalse al que la población da nombre, también conocido como “Lago de Andalucía” por su extensión. Las vistas que ofrece a la masa de agua y las sierras subbéticas son excelentes.

Cementerio de Luarca (Asturias)

Cementerios más curiosos de España Luarca

Camposanto de Luarca. | Depositphotos

En la otra punta del país aguarda el cementerio de Luarca. La localidad de Asturias se dispone como una vertical hoya en torno a su puerto. Precisamente en las alturas del extremo norte se despliega el espectacular y níveo camposanto. En sus dos niveles, las impolutas tumbas miran hacia el Cantábrico. Esta ubicación hace que de lugar a una de las mejores panorámicas de la villa. Además, tiene un inquilino muy famoso, el bioquímico ganador de un Nobel Severo Ochoa. Sin embargo, encontrar su tumba es todo un reto.

Cementerio de Tardemézar (Zamora)

Santa Marina en Tardemézar cementerios más curiosos de España

Santa Marina en Tardemézar, uno de los cementerios más curiosos de España. | Shutterstock

A veces los edificios muertos dan lugar a necrópolis. Este es el caso del camposanto de Tardemézar, población del zamorano municipio de Santibáñez de Vidriales. La antigua iglesia del pueblo, del siglo XV, acabó arruinada. Sin embargo, los vecinos levantaron altos muros en su perímetro. Como usaron el mismo tipo de piedra con el que se había elevado el templo, el resultado es una sorprendente amalgama. Aislada del resto de la localidad, como una fantasmagoría, merece estar en esta lista de los cementerios más curiosos de España.

Cementerio de Comillas (Cantabria)

Cementerios más curiosos de España Comillas

Cementerio de Comillas con su Ángel Exterminador en alto. | Wikimedia

Al igual que el anterior, los huesos de un templo abandonado dan cobijo a esta necrópolis. Fue el enfrentamiento de los vecinos con el duque del Infantado, durante el siglo XVI, lo que llevó a dejar de usar la iglesia. Tras un tiempo, pasó a servir como camposanto. Sin embargo, su aspecto actual se debe a la avalancha modernista que transformó Comillas. Lluís Domènech i Montaner fue el arquitecto responsable del proyecto. Decidió conservar las partes de la iglesia y reforzarlas para evitar accidentes. Los mausoleos y la tremenda estatua del ángel exterminador son obra del escultor Josep Llimones.

Cementerio del Fin del Mundo de Finisterre (A Coruña)

Cementerios más curiosos de España Fisterra

Cementerio del Fin del Mundo en Finisterre/Fisterra. | Arquitectura de Galicia (Flickr)

Además de uno de los cementerios más curiosos de España es un sarcasmo. Ideado por César Portela, ha recibido varios premios de arquitectura. Sin embargo, los 14 cubos con 12 nichos cada uno no albergan ni un solo muerto. Los vecinos de Fisterra se han negado a instalarse en ellos desde que abriera en el año 2000. Uno de los principales motivos es que los restos quedarían mirando al mar, lo que supone mal fario según la tradición.

Cementerio de Arenys de Mar (Barcelona)

Cementerios más curiosos de España Arenys de Mar

Hipogeo de Bonaventura Aran i Vies y familia en el Cementerio de Arenys de Mar. | Wikimedia

Este fúnebre espacio se encuentra en la costa barcelonesa, al norte de la Ciudad Condal. Su historia se remonta al siglo XIX, cuando se construyó el primer sector en el cerro de la Piedad. En la parte central están los elementos más destacables del camposanto. El modernismo es el protagonista, destacando los trabajos escultóricos de Venancio Vallmitjana y, de nuevo, Josep Llimones. También hay grandes muestras de arquitectura en forma de panteones. En ellos descansan indianos e industriales que hicieron fortuna durante los inicios del siglo XX. Finalmente, el último y más reciente segmento ocupa el sur del conjunto.

Las vistas al Mediterráneo y la propia Arenys de Mar son notables, generando un ambiente de gran paz. La belleza de esta necrópolis hizo que literatos se fijaran en ella, como fue el caso de Salvador Espriu, que lo renombró como “cementerio de Sinera” dando la vuelta al nombre de la población.

Cementerio Inglés de Málaga (Málaga)

Cementerios más curiosos de España Cementerio Inglés de Málaga

Tumbas con conchas en el Cementerio Inglés de Málaga. | Wikimedia

Durante el primer tercio del siglo XIX se hizo necesario construir un camposanto anglicano en Málaga. Los comerciantes e industriales de las islas británicas formaban una nutrida colonia en aquella época. Sin embargo, las diferencias religiosas con España seguían siendo grandes. Los muertos ingleses se enterraban extramuros y esto conllevaba diversos problemas, especialmente de salubridad. De esta forma, finalmente las autoridades locales accedieron a que se abriera en 1931 el primer cementerio anglicano en España y, posteriormente, la primera capilla de tal confesión en el país. Este núcleo primitivo sobrevive. En él destacan sobre el resto las tumbas recubiertas de conchas.

Más tarde se expandió con nuevos segmentos, que permiten recorrer la historia británica en Málaga. Allí reposa Robert Boyd, aliado del general Torrijos en su intentona golpista liberal que acabó con ambos fusilados. También literatos como la estadounidense Gamel Woolsey o el vallisoletano Jorge Guillén. Las esculturas de múltiples estilos recuerdan a hombres de negocios y sus familiares. Asimismo, hay enterrados militares que fallecieron cerca de Málaga durante la Segunda Guerra Mundial. Una interesante lección de historia.

Cementerio Nuevo de Igualada (Barcelona)

Cementerios más curiosos de España Igualada

Camposanto de Igualada, uno de los cementerios más curiosos de España. | Leon (Flickr)

Tras ganar un proyecto público en 1984, Enric Miralles y Carme Pinós generaron una metáfora arquitectónica del paso entre la vida y la muerte. Un gran tajo en el terreno con muros de cemento en el que se incrustan los nichos componen el espacio de entierro principal. El complejo continúa con áreas de aspecto más clásico, obras inconclusas y una suerte de mausoleos con aspecto tumulario. Tal entorno se fusiona con la montaña de Igualada generando un todo orgánico. Al tiempo, elementos como la escultura con barras de la entrada, el descenso desde esta o el aislamiento que generan los muros ahondan en una experiencia íntima e introspectiva de la muerte. Posiblemente el más simbólico de estos 11 cementerios más curiosos de España.

Cementerio de San Amaro (A Coruña)

Cementerios más curiosos de España San Amaro

Cementerio de San Amaro en A Coruña. | Shutterstock

La prohibición de enterrar a la gente en los atrios de los templos llevó a que se ejecutaran los primeros cementerios contemporáneos. El de San Amaro en A Coruña es uno de los primeros. Muy extenso, en él descansan algunas de las más importantes figuras de la cultura gallega como Eduardo Pondal, autor de la letra del himno regional. Al igual que muchos de los cementerios anteriores, tiene carácter marino, aunque en esta caso asociado al Atlántico. Donde antes se alzaba el monumento a los pilotos alemanes muertos en la zona durante la Segunda Guerra Mundial hoy hay uno en memoria de los Mártires de la Libertad. En todo caso, el elemento más impactante del conjunto es la columna que recuerda a las víctimas de la huelga general de 1901, primera general en toda Galicia.

Cementerio de Reus (Tasrragona)

Cementerios más curiosos de España Reus

Tres Gitanets de Joan Rebull en el cementerio de Reus. | Wikimedia

Aunque abrió sus puertas en 1870, tardó en acoger a su primer inquilino casi un año. El estilo que predomina es el neoclásico y destaca por se un cementerio general, es decir, que permite la sepultura de cualquier persona. La riqueza comercial de Reus hizo el resto. Ilustres muertos aportaron interesantes monumentos fúnebres, como los Tres Gitanets de Joan Rebull. También tiene representación el pasado militar de la ciudad, por ejemplo a través de la Capilla de los Héroes de Vilallonga y El Morell. En ella reposan los más de 130 soldados de milicia reusenses muertos durante una emboscada de las tropas conservadoras durante la Primera Guerra Carlista.

En dicho conflicto comenzó a fraguar su leyenda el más insigne habitante del cementerio de Reus: Juan Prim y Prats. Su mausoleo, recientemente reubicado, es el elemento más importante del mismo. El líder liberal que ideó la Gloriosa y promovió la coronación de Amadeo I de Saboya. Sin embargo, murió el 30 de diciembre de 1970 tras un atentado. Después de una breve estancia en Madrid, su cuerpo fue llevado a su ciudad natal, donde permanece momificado desde entonces.

Cementerio de Arte en Morille (Salamanca)

Cementerios más curiosos de España Cementerio Arte Morille

Cementerio del Arte en Morille, el más bizarro de entre los cementerios más curiosos de España. | R2hox(Flickr)

Cerrando la lista de cementerios más curiosos de España queda uno muy particular. Ubicado en Morille, 20 kilómetros al sur de Salamanca y en plena Camino de Santiago de la Vía de la Plata, no es un camposanto al uso. De hecho, no contiene cadáveres, sino obras de arte. Situado en un alto a las afueras del pequeño pueblo salmantino, fue una idea de los artistas Javier Utray y Domingo Sánchez Blanco. Sus tumbas y mausoleos componen una suerte de performance en la que han participado figuras de la talla de Fernando Arrabal y Vicente del Bosque.


About the author

Otras noticias de interés
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Pasear por cualquiera de los barrios más coloridos de España puede ser una auténtica delicia. Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Muchas de las estaciones de tren de España son auténticas obras de arte. Por sus Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Zugarramurdi es un municipio perteneciente a la Comunidad Foral de Navarra, ubicado en la comarca Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]El Pueblo Viejo de Belchite, en Zaragoza, es uno de los rincones encantados quizá menos Más información
A lo largo del país abundan los manantiales con propiedades medicinales. Estas fuentes calientes que Más información