Belorado

Cuevas, museos y visiones en el camino francés

Belorado es una de esas poblaciones del Camino de Santiago cuyo casco urbano no inspira a primera vista un especial interés. Pero nada más lejos de la realidad, se trata de un pueblo vibrante con una Variada Oferta para pasar Dos Días Completos en sus alrededores: visones en libertad en su maravilloso río, Una Espectacular cueva visitable, una explotación minera única, un singular museo dentro de un silo de cereal, varios templos y un convento de gran valor, una excelente oferta de turismo activo, los célebres caparrones…. En esta página explicamos su peculiar gastronomía, y en esta otra donde quedarse a dormir. Si sobra tiempo, hacer el Camino hasta San Juan de Ortega, pues es uno de los tramos más bellos y sugestivos.

¿Quieres conocer este sitio?

El primer poblamiento de Belorado es del siglo IV a.de.C.; se trata de un poblado celtíbero emplazado en el lugar denominado como ‘La Muela’, situado en lo alto del monte conocido como ‘Cara del Índio’. Los romanos edificaron hacia el siglo I otro poblado en el lugar conocido como ‘La Mesa’, para desplazarse en algún momento posterior a la ubicación actual. Se trata de un lugar de paso entre la Meseta y el valle del Ebro, que iría ganando importancia al aumentar el tráfico de peregrinos del Camino Francés de Santiago.  Belorado contó con un hospital de peregrinos, cuyo último vestigio es la ermita de Nuestra Señora de Belén.

Es importante notar que Belorado era un lugar de descanso antes de que los peregrinos afrontasen la peligrosa etapa de atravesar los espesos bosques de los Montes de Oca. Pues en los alrededores de Villafranca Montes de Oca y San Juan de Ortega hubo durante buena parte de la Edad Media una gran cantidad de malhechores que asaltaban a los peregrinos.

La relevancia histórica de Belorado es entre los siglos X y XII, cuando se convierte en una disputada zona fronteriza entre los reinos de Navarra (que originalmente controlaba el territorio riojano) y el condado de Castilla (perteneciente al reino de León); por ello estuvo desde tiempo inmemorial protegida por un castillo. Según la tradición fue allí donde le queitaron las cedanas a Fernán González al ser liberado de un cautiverio en Navarra; motivo por el que éste le otorgó el privilegio de celebrar mercado cada lunes. Regresaría después al poder navarro, hasta que en el año 1054 la Batalla de Atapuerca -que tuvo lugar no lejos de allí-devolvió la comarca a Castilla. Hacia 1074 Alfonso VI le entregaría su castillo a su vasallo El Cid, como dote de su matrimonio con Doña Jimena.

En 1116 el rey consorte de Castilla, Alfonso ‘el Batallador’ de Aragón le concedió un fuero; éste recogía el derecho a celebrar en la localidad una feria anual, pudiendo ser la primera de las que se celebran en España. Esa feria y su posición en la cara norte de la Sierra de la Demanda –donde acudían los grandes rebaños de La Mesta a pastar en los meses secos- posibilitaron que desarrollara una industria de hilados y paños basada en la lana esquilada, así como de curtidos. Su carácter mercantil propició que en ella se estableciese una comunidad judía, situada en el actual barrio de ‘El Corro’; este grupo prosperó durante el reinado de Pedro I, siendo luego penalizado por la nueva dinastía Trastámara, que castigó a la población por haber sostenido al anterior monarca.

A partir del siglo XVI fue una villa de señorío, dependiente de la familia de los condestables de Castilla.

Hay mucho que ver en Belorado. Para aprovechar el tiempo conviene empezar visitando la oficina de turismo situada en la Plaza Mayor; especialmente bien acondicionada, con unas presentaciones museográficas del Camino y de sus contornos que merecen una visita pausada para organizarse; en Belorado hay unos profesionales que saben dirigir al visitante y ayudarle a aprovechar el tiempo. Alrededor de la plaza mayor, las casas blasonadas de sus inmediaciones y sus templos; tanto la Iglesia de Santa maría la Mayor, como la iglesia de Santiago Apóstol y la Ermita de Nuestra Señora de Belén merecen una visita. Se trata de templos con una decoración conservada, que fueron profundamente remozados en el siglo XVII. La Ermita es cuanto queda del antiguo hospital de peregrinos. Otro lugar interesante es el Monasterio de Santa Clara –por ser convento de clarisas es de clausura- pudiéndose visitar su importante iglesia con apreciables obras de arte, así como comprar los exquisitos productos que elaboran las monjas.

Interior Inglesia

Hay mucho que ver en Belorado. Para aprovechar el tiempo conviene empezar visitando la oficina de turismo situada en la Plaza Mayor; especialmente bien acondicionada, con unas presentaciones museográficas del Camino y de sus contornos que merecen una visita pausada para organizarse; en Belorado hay unos profesionales que saben dirigir al visitante y ayudarle a aprovechar el tiempo. Alrededor de la plaza mayor, las casas blasonadas de sus inmediaciones y sus templos; tanto la Iglesia de Santa maría la Mayor, como la iglesia de Santiago Apóstol y la Ermita de Nuestra Señora de Belén merecen una visita. Se trata de templos con una decoración conservada, que fueron profundamente remozados en el siglo XVII. La Ermita es cuanto queda del antiguo hospital de peregrinos. Otro lugar interesante es el Monasterio de Santa Clara –por ser convento de clarisas es de clausura- pudiéndose visitar su importante iglesia con apreciables obras de arte, así como comprar los exquisitos productos que elaboran las monjas.

Imprescindibles

Plaza de Belorado
Plaza de Belorado
Iglesia de San Pedro
Iglesia de San Pedro

Datos prácticos

Coordenadas

42º 25’14”N , 3º 11’ 25”W

Distancias

Burgos: 47 kilómetros, Logroño:  68 kilómetros, Madrid:  294 kilómetros

Aparcamiento

En el casco urbano

Altitud

772 m

Habitantes

1.911 (2016)

25 de enero Virgen de Belén (patrona), 30 de abril colocación del ‘mayo’ (árbol), primer fin de semana de junio a ‘Feria Alfonsina’, 25 y 26 de agosto fiestas de San Vitores, el jueves anterior al primer domingo de septiembre las ‘Fiestas de gracias’.

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar