La tarta de queso asturiana es toda una delicia para el paladar. Tierra de quesos, quizá el más famoso de todos sea el Cabrales, pero existen otros con Denominación de Origen Protegida que son igual de excelentes. Es el caso del queso Afuega’l Pitu, con el que vamos a elaborar esta rica receta de tarta de queso asturiana.

El queso Afuega’l Pitu es uno de los más antiguos producidos en Asturias. Según la leyenda, la denominación Afuega’l Pitu (que significa en asturiano «ahogar la garganta«) se corresponde con la dificultad a la hora de tragarlo, pues posee una textura bastante compacta. Existen cuatro variedades de este queso, aunque las más populares son el blanco y el rojo, que lleva pimentón.

Este producto se produce en las caserías, pequeñas granjas ubicadas en valles y laderas de montañas entre los ríos Sella y Narcea. Los concejos donde se concentra actualmente su elaboración son Grado, Salas, Tineo y Pravia, aunque la zona geográfica de la Denominación de Origen Protegida incluye a otros municipios como Cudillero o Muros del Nalón, entre otros muchos.

Ingredientes para la receta de tarta de queso asturiana

Queso Afuega’ l Pitu blanco (225 gr), leche condensada (400 ml.), leche fresca (200 ml.) nata líquida (600 ml. ), azúcar (125 gr.), huevos (3), sal

Elaboración

1. Para comenzar la receta de tarta asturiana hay que cascar los huevos en un cuenco y batirlos. Después añadir la leche y la nata líquida hasta obtener una mezcla uniforme. 

2. A esta mezcla hay que agregar el queso Afuega’l Pitu, previamante cortado en pequeños trozos. Integrar bien en la mezcla con ayuda de la batidora.

3. Después de estos pasos imprescindibles para elaborar la receta de tarta de queso asturiana, echamos el azúcar, la leche condensada y una pizca de sal. Batir hasta que todos los ingredientes queden bien incorporados.

4. Es el momento de precalentar el horno a una temperatura de 165º.

5. Mientras, hay que escoger el molde que será usado en la elaboración de la tarta de queso asturiana. Para que la tarta no se pegue a sus paredes, hay que untarla con un poco de mantequilla. También se puede usar papel vegetal si no se dispone de mantequilla.



5. Después, verter la mezcla con cuidado en el molde y dar unos ligeros toques para que se asiente. 

6. Hornear durante 50 minutos (dependiendo del horno puede variar entre 5 minutos menos o más) hasta que los bordes de la tarta de queso asturiana estén tostados. 

7. Cuando finalice este tiempo, dejar reposar la tarta dentro del horno con la puerta entre abierta. Una vez esté ya a temperatura ambiente y fuera del horno, introducir en la nevera y dejar que enfríe unas horas si se desea disfrutar de ella bien fresquita.

Nuestro consejo

Para acompañar complementar la tarta de queso asturiana es posible triturar unas galletas y ponerlas en la base con un poco de mantequilla derretida, o incluso también bordeando la tarta.