Tener la receta de pan Candeal a mano es uno de esos tesoros que uno puede llegar a apreciar más cuando tiene tiempo para dedicarse a cocinar. Nunca sabes cuando la vas a necesitar. El pan en España es casi un símbolo, eterno acompañamiento de almuerzos y cenas y protagonista indiscutible de los desayunos más castizos. Queremos proponerte un reto, 12 días, 12 panes tradicionales españoles en los que adentrarnos en estas recetas clásicas y con más historia.

pan candeal
Foto: Valdavia

En el día uno aprenderemos a preparar pan candeal, también llamado popularmente pan bregao, pan sobao o, incluso, pan macerado. Se trata de uno de los panes más habituales en las panaderías de Castilla, típico de provincias como Valladolid o Madrid. Sin embargo, también se puede encontrar en comunidades como Andalucía o Extremadura. El pan candeal se caracteriza por tener una miga densa y blanca, así como una corteza fina. La superficie suele ir decorada con formas geométricas y agujeritos. Su sabor es suave, perfecto para mojar en salsas y acompañar con algo de vino. Además, en semana santa es perfecto para hacer unas torrijas igual de buenas que las de la abuela. ¿Te animas a preparar esta receta de pan candeal?

Ingredientes para la receta de pan candeal

  • Harina de trigo candeal (500 gr.), agua tibia (270 ml), levadura de panadería seca (6 gr.) o levadura fresca (15 gr.), sal (10 gr.)

Elaboración

1. En un cuenco comenzaremos echando la harina de trigo candeal y la sal. 

2. Verter el agua a temperatura ambiente en el cuenco.

3. Tras esto, añadir la levadura y remover para que queden todos los ingredientes bien integrados. 

4. La masa debe quedar compacta para así poder trabajarla con nuestras propias manos. 

5. En una superficie lisa y limpia, echaremos la masa para la receta de pan candeal. Con cinco minutos amasándola se quedará elástica, que es nuestro objetivo. 

6. Pasado este tiempo, haremos una bola con la masa del pan candeal y dejaremos reposar en un cuenco (puede ser el mismo del principio) tapado con un paño. Para que la masa fermente el ambiente tiene que estar templado, dejando la masa cubierta durante al menos 20-25 minutos.

receta de pan candeal
Pan candeal | Foto: Shutterstock

7. Después volveremos a poner la masa en una superficie lisa y limpia, aunque lo mejor será esparcir antes un poco de harina para que no se pegue. La extendemos un poco con ayuda de un rodillo, plegándola sobre sí misma mientras volvemos a extender con el rodillo, así unas seis o siete veces. 

8. En la misma encimera o superficie lisa cubriremos la masa con un trapo dejando reposar otros 20 minutos, también en un ambiente templado. 

9 Volvemos a manejar la masa hasta que quede una bola compacta, sin pliegues. Usando de nuevo el rodillo, extendemos hasta que quede un círculo de unos cinco centímetros de grosor. 

10. Colocar la masa de la receta de pan candeal sobre una bandeja de horno con papel vegetal. Con un cuchillo haremos unos cortes en forma casi de tres en raya sobre el pan y pinchando con un palillo para hacer los agujeros. Será la tercera vez que dejemos reposar el pan tapado, esta vez durante una hora. 

11. Es el momento de introducir la receta de pan candeal en el horno previamente precalentado a una temperatura de 200º con calor a ambos lados. Dejamos alrededor de 40 minutos, siempre vigilando porque dependiendo de la fuerza del horno puede tardar más o menos. 

12. Colocar sobre otra superficie para que se enfríe y disfrutar al gusto.

Historia de la receta de pan candeal

El pan candeal es elaborado sobre todo el la provincia de Valladolid, donde recoge una larga tradición que se remonta al siglo IX. Tanto es así, que durante el retiro de Carlos I al monasterio de Yuste en Cáceres, pedía que le mandaran desde tierras vallisoletanas pan candeal. Además, los panaderos más expertos recibían ayudas económicas por parte de la corona durante el siglo XVI.