Podría decirse que las migas es uno de esos platos que unen las tradiciones de buena parte de España. Si bien no son algo tan universal como lo es la tortilla o los arroces en toda su diversidad, las migas son esencia e historia. Muy típicas en todo el centro, sur y partes de Castilla y León y Aragón, son muchas las recetas que han surgido dependiendo de los ingredientes disponibles en cada lugar. Las migas murcianas son interesantes porque, al igual que las almerienses son llamadas gachasmigas, ya que también se hacen a partir de harina y no de pan.

Ingredientes para las gachasmigas murcianas

300 g de harina

300 g de sémola de trigo

200 g de chistorra

200 de salchichas de carnicería

200 g de panceta en trozos (o torreznos, ¿por qué no?)

2 pimientos verdes italianos

100 ml de aceite de oliva virgen extra

10 ajos

Sal en abundancia

Plato de gachasmigas murcianas

Plato de gachasmigas murcianas | Shutterstock

Preparación de las gachasmigas murciana

  1. En una sartén amplia, añadir el aceite de oliva y llevar a fuego medio/alto. Echar los ajos (con o sin piel) y cocinarlos a fuego lento durante al menos 20 minutos. Deben quedan tiernos y no dorarse, así no amargarán en ningún caso. Sacar y reservar hasta el final
  2. Añadir la panceta cortada en trozos del tamaño deseado para cocinarla hasta que se dore bien. No debe de quedarse seca pero sí crujiente. Ese es el secreto de la panceta. Sacar y reservar.
  3. Añadir los trozos de salchicha y chistorra a la sartén y cocinar igual que la panceta. Estas deben soltar su sabor y grasa. Sacar y reservar junto a la panceta y los ajos.
  4. En el aceite lleno de sabor que ha quedado en la sartén, volcar 2 cucharadas de harina de trigo. Es hora de hacer las migas o gachasmigas. Añadir posteriormente el agua. Al haber añadido un poco de harina al principio, evitamos que el aceite salpique al añadir el agua. Terminar por último de añadir toda la harina y la sémola.
  5. Añadir sal en abundancia y al gusto sin dejar las migas sosas. ¡Las migas siempre deben tener buena sazón! A discreción de cada cual, añadir una poca pimienta o algo de pimentón picante para que rabie. Empezar a remover y a cocinar las migas durante al menos 30 minutos o hasta que estén en el punto deseado, más o menos tostadas.
  6. Una vez hechas las migas, añadir todo el condumio y remover. Aparte, freír pimientos verdes en tiras en abundante aceite y servirlos sobre cada plato de migas como decoración.