Receta de tortilla de calabacín, una tapa saludable

La tortilla de patatas es uno de los platos estrella de la gastronomía española. Por esta razón, existen numerosas versiones que incorporan otros ingredientes para darle un toque diferente. Así, nos encontramos con la tortilla paisana, el trinxat, la tortilla con chorizo y, en este caso, la tortilla de calabacín. Esta verdura es muy popular en nuestra gastronomía, además de ser barato y estar lleno de propiedades nutritivas.

Para esta tortilla de calabacín no necesitaremos muchos ingredientes, solo cebolla, huevos y los propios calabacines; además del aceite de oliva y la sal, que nunca pueden faltar. A continuación, te contamos cómo prepararla.

Ingredientes para la tortilla de calabacín

3 calabacines

2 cebollas

6 huevos

Aceite de oliva

Sal

Plato de tortilla de calabacín. | Shutterstock

Plato de tortilla de calabacín. | Shutterstock

Preparación de la tortilla de calabacín

  1. Pela la cebolla y córtala en trozos pequeños. Corta también el calabacín por la mitad a lo largo y vuelve a cortar por la mitad las mitades resultantes. Entonces, córtalas en trozos más pequeños. Puedes dejar la piel o quitarla.
  2. Pon el calabacín y la cebolla cortada en una sartén. Echa un buen chorro de aceite de oliva y pon la sartén a fuego medio con la tapa. Cuando las verduras reduzcan (7-8 minutos), remueve bien. Cuando hayan pasado otros 7-8 minutos y la mezcla esté ligeramente dorada, sube el fuego un poco para que se dore más. Vigila constantemente para que no se queme.
  3. Antes de que el calabacín y la cebolla se doren del todo, bate los 5 huevos en un bol con un poco de sal y reserva.
  4. Cuando se haya reducido el agua del calabacín en la sartén, echa sal al gusto teniendo en cuenta la que ya has echado a los huevos y apaga el fuego. En el momento en que las verduras no estén tan calientes, añádelas al bol donde estén los huevos batidos. Mezcla bien, vuelve a poner la sartén a fuego fuerte (si hay poco aceite puedes echar unas gotitas) y vierte la mezcla de tu tortilla de calabacín.
  5. Tapa la sartén, espera un par de minutos a que la tortilla de calabacín se haya cuajado un poco y dale la vuelta. Déjala unos minutos más con la tapa puesta y el fuego apagado.
  6. Por último, coge el plato donde servirás tu tortilla de calabacín, cubre la sartén con él y dale la vuelta. Puedes dejar que se enfríe o tomarla caliente.