Hornazo de Castilla y León, tradición del lunes de aguas

La provincia de Salamanca está llena de rincones de gran belleza pero también de olores y sabores que rememoran el pasado y las tradiciones. El hornazo es una de esas comidas con aromas penetrantes y seductores que nunca pasarán de moda. Una empanada de lo más tradicional, rellena con viandas también típicas de la región: chorizo, jamón y lomo adobado.

El hornazo es una preparación típica para el llamado lunes de aguas. Una fiesta popular de la ciudad de Salamanca en la que se celebra el fin de las restricciones culinarias de la Semana Santa. De ahí que en una misma receta se integren tantas chacinas sabrosas y potentes. En esta receta también encontraréis huevo en el relleno. No es lo canónico pero aporta un toque suave y de contraste al resto de ingredientes. Cabe decir que, conociendo la masa base, puede utilizarse como relleno cualquier cosa que plazca.

Ingredientes del hornazo

Para la masa:

500 g de harina

15 g de levadura

70 g de manteca

10 g e sal

125 agua

70 ml vino blanco

70 ml aceite girasol

1 huevo

Para el relleno:

3  lonchas de jamón

3 lonchas de lomo adobado

Unas 15 rodajas de chorizo de 1 cm aprox.

Hornazo de Salamanca

Hornazo de Salamanca. | Shutterstock

Elaboración del hornazo

  1. Preparar la masa añadiendo en un bol amplio todo los ingredientes líquidos: el agua templada, la levadura, la manteca a temperatura ambiente, el vino blanco, el aceite de girasol y el huevo. Batir muy bien la mezcla y añadir la harina junto con la sal. Remover con una espátula para integrar.
  2. Una vez bien integrada, pasar la masa sobre la mesa de trabajo para amasar a conciencia durante al menos 20 minutos o hasta que esté lisa. Dejar reposar cubierta con film transparente durante 1 hora.
  3. Dividir la masa en 2 y estirar una de las mitades con  el rodillo creando la forma que se desee (cuadrada, redonda, rectangular…). Poner la base del hornazo sobre un papel de horno e ir rellenando con los ingredientes.
  4. En primer lugar añadir el chorizo. Este soltará su grasa sobre la base de pan durante el horneado, por eso es importante ponerlo en  primer lugar. Añadir después el lomo y por último el jamón.
  5. Estirar la otra mitad de la masa y tapar el hornazo con ella. Sellar bien los bordes y pintar toda la superficie con huevo batido. Finalmente, hornear a 190ºC durante 45 min o hasta que esté bien dorado. Dejar templar y disfrutar.