Las vistas de Goya desde la pradera de San Isidro

La pradera de San Isidro, de Francisco de Goya

Que haya desaparecido la playa y en su lugar esté una marabunta de gente no es lo único que le sorprende. La viajera del arte advierte que se encuentra bajo un cielo diferente. El azul pasa a ser pastel y aparecen detalles en color salmón. Es la tercera vez que le pasa, pero no consigue averiguar cómo sucede. Simplemente se ha girado y a los pies de la colina, Madrid en 1788.

La viajera del arte escucha a alguien moverse y se gira levemente a un lado. Le cuesta asimilar, y eso que ya ha vivido esta sensación, que se encuentra al lado de Francisco de Goya. El artista está retratando a los pies de la colina a un grupo de gente que está de celebración. En concreto está pintando una de las pocas obras que tiene de estilo paisajista, se trata de La pradera de San Isidro.

 

Hazte premium

y sigue leyendo

PLAN MENSUAL

1.99€/mes

PLAN TRIMESTRAL

4.99€/trimestre

PLAN ANUAL

17.99€/año

Disfruta de los mejores reportajes, series y entrevistas

¡SIN COMPROMISO!