Comienzan a concretarse las medidas que trataran de rescatar el defenestrado sector turístico español. Tras sus dos peores meses debido al confinamiento, con un abril absolutamente nulo, ya hay cifras sobre la mesa. El Gobierno prepara 2.650 millones de euros en ayudas, parte del trato con Ciudadanos que permitirá extender el Estado de Alarma hasta el 21 de junio. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, apuntó además en el senado que se intentarán abrir corredores con países del Espacio Schengen antes de julio.

Las ayudas se dividirán en dos partes. Por un lado quedan 151 millones de euros que inyectarán en proyectos de forma directa. Mientras tanto, el grueso del paquete económico se aplicará a través de líneas de crédito. El encargado será el Instituto de Crédito Oficial, ICO, que repartirá 2.500 millones. Fuentes del citado ministerio han señalado que se trata solo de un primer esfuerzo y llegarán más durante las próximas semanas y meses.

Pese a ello, agentes privados como Exceltur consideran «exigua» la inversión. Su vicepresidente José Luis Zoreda apunta que las pérdidas son de «43.000» millones y los ingresos que se han ido por el desagüe llegan a los «22.000». Un entorno muy complicado al que se han sumado miles de empleados.



Una reclamación del sector privado que por fin parece avanzar es la de crear corredores sanitarios. Baleares y Canarias serían las primeras Comunidades Autónomas en actuar como cabeza de puente. «Las islas se han ofrecido a hacer estos corredores», aclaró Maroto en el senado. Pese a ello, en próximas reuniones se plantea ampliar la medida a otros territorios que «estén mejor epidemiológicamente».

Los turistas del espacio Schengen, especialmente alemanes y nórdicos, son el objetivo principal. Una alternativa que gana valor con los rumores de que el ejecutivo germano echará atrás la recomendación de no viajar a España. A ellos se suman ingleses. El fin de la cuarentena obligatoria de 14 días y los anuncios del Gobierno que apuntan a julio para el regreso del turismo se han visto con buenos ojos en la UE. Sin embargo, Italia o Grecia siguen un paso por delante. Por ejemplo, los italianos han abierto desde hoy todos los aeropuertos del país. Con todo, la normalidad tardará en regresar al espacio aéreo.