Ayer lunes el Gobierno anunció que levantará la cuarentena establecida para turistas extranjeros el 1 de julio. Así lo comunicaron en el Palacio de la Moncloa después de una reunión de una comisión interministerial con el objetivo de reactivar el sector. Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y turismo, asegura ahora que la cuarentena de 14 días finalizará en cuanto llegue a su fin el estado de alarma. Un mensaje de confianza para aquellos turistas internacionales que dudaban de un destino vacacional como España por tener que realizar cuarentena.

De esta manera, el Gobierno ha modificado su estrategia respecto a la campaña de vacaciones del verano. Aunque ya se anunció el pasado fin de semana que la temporada de vacaciones quedaba abierta para los turistas extranjeros desde julio, Reyes Maroto intensificó ayer ese mensaje haciendo hincapié en atraer turismo desde Francia y Alemania.



Todo apunta a que el motivo son las declaraciones realizadas por la ministra francesa Élisabeth Borne, que recomendaba a los franceses no viajar a España durante el verano. Mientras, con otros países como Portugal se negocia la creación de corredores seguros con el fin de facilitar los viajes entre naciones.

La controvertida cuarentena para turistas estaba ya vigente desde el 15 de mayo. No obstante, para la recuperación del sector las visitas de turistas extranjeros son de vital importancia, pues ayudarían a repuntar la economía. En cuanto a esto, la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, negó ayer que la decisión de levantar la cuarentena obligatoria responda a presiones de países extranjeros o a actores internos.