Los parques más curiosos de España

Los parques más curiosos de España

Cuando planeamos un viaje turístico no se trata solo de playa o montaña: también la cultura y los lugares característicos de los destinos vacacionales son importantes. Esto incluye los parques más bonitos o peculiares de cada ciudad, enclaves no tan concurridos que también tienen mucho que aportar. Estas líneas se quedan con el segundo aspecto para repasar los parques más curiosos de España y así poder incluirlos en los futuros viajes.

9 parques españoles de lo más originales

Parque del Pasatiempo (A Coruña)

Parque del Pasatiempo de Betanzos, uno de los parques más curiosos de España
Parque del Pasatiempo de Betanzos. | Shutterstock

En un viaje por Betanzos no puede faltar la visita a uno de los parques más curiosos de Galicia: el parque del Pasatiempo. En él se puede visitar una pared repleta de relojes con diferentes horas del mundo, una réplica abandonada de la mezquita de Mohammed Ali y muchos rincones más. En caso de que guste la fotografía, este lugar es ideal para sacar a la luz un lado creativo. Un dato que quizá sorprenda: este parque tiene más de noventa mil metros cuadrados de extensión.

Parc de Francesc Macià (Barcelona)

Parque Francesc Maciá
Parque Francesc Maciá. | Shutterstock

Imagina sentir que eres tan tan pequeño que cualquier elemento de tu entorno pudiese aplastarte con el mínimo esfuerzo. Esa es la sensación que uno tiene al visitar el parque de Francesc Macià, en Barcelona. En este parque tan curioso hay estatuas enormes: zapatillas, setas, libros, casitas de chocolate… Además, es el lugar ideal para practicar deporte, ya que en este espacio al aire libre con capacidad para cien mil personas también hay pistas de patinaje, zonas sensoriales y rincones para el ocio y la cultura.

Parque del Cine (Málaga)

Un buen punto de ruta para añadir en un plan de tres días en Málaga es el Parque del Cine. Como su propio nombre indica, este enclave está dedicado al séptimo arte y fue diseñado para que tanto adultos como niños pudieran disfrutar de él. Mientras que los más pequeños de la casa juegan entre los innumerables puntos de interés, los adultos podrán pasear y captar las referencias a películas clásicas que han marcado a varias generaciones.

Parque temático del mudéjar (Valladolid)

Parque temático del mudéjar de Valladolid
Parque temático del mudéjar de Valladolid. | Shutterstock

El parque temático del mudéjar debe estar en la lista de lugares que visitar en la provincia de Valladolid, especialmente si uno se encuentra cerca de Olmedo. Este curioso parque es idóneo para aquellos que aman la historia, pues contiene réplicas de los principales monumentos mudéjares de Castilla y León. Asimismo, es perfecto para quienes viajan con niños o en familia, dado que todas las reproducciones a escala son visitables en el interior. Es, sin duda, el lugar ideal para aquellos que quieren pasar un rato al aire libre mientras aprenden.

Parque La Aldea de los Grobits (Pontevedra)

¿Has querido vivir en un entorno similar al de El Señor de los Anillos? Aunque uno no pueda quedarse a dormir en este paraje, Pontevedra ofrece uno de los parques más curiosos de España: la Aldea de los Grobits. Este lugar une los parajes y personajes creados por Tolkien con la mitología gallega, ¡nada puede salir mal! Hay réplicas de las típicas casas de los hobbits, además de columpios y merenderos en los que pasar un día muy agradable.

Parque Europa (Madrid)

Parque Europa de Torrejón de Ardoz
Parque Europa de Torrejón de Ardoz. | Shutterstock

Otro plan que uno no puede perderse en Madrid es la visita al Parque Europa, un lugar en el que se recogen diecisiete réplicas de monumentos europeos. Además, en él se esconde un gran secreto de valor incalculable que ningún amante de la historia puede perderse: fragmentos originales del muro de Berlín que llegaron hasta España. Es otra buena opción para pasar un rato en familia y que cualquiera pueda aprender sobre la historia de Europa. Además, tiene unos cuidados jardines que son increíbles de ver en primavera, cuando todas las flores muestran sus más vivos colores.

Parque El Barranco Perdido (La Rioja)

El Barranco Perdido es uno de los parques más curiosos de España por su mezcla de opciones de ocio. En primer lugar, se define como “parque de paleoaventura”, lo que significa que sus instalaciones combinan las actividades de aventuras con el descubrimiento de la paleontología. Durante la visita, cualquiera puede convertirse en un descubridor de fósiles, todo mientras se aprende cómo eran los dinosaurios que habitaron esta zona hace miles de millones de años. Además, hay varias piscinas, un rocódromo y zonas de descanso entre los árboles.

Cactualdea (Gran Canaria)

Cactualdea, en Gran Canaria
Cactualdea, en Gran Canaria. | Shutterstock

¿Alguna vez te has planteado visitar el mayor jardín de cactus de toda Europa? Aunque suene descabellado, en Gran Canaria puedes entrar en Cactualdea, un parque con más de mil especies de cactus. En él podrás aprender un poco más sobre la historia de esta planta y descubrir qué beneficios puede ofrecer para la salud. Es ideal para viajar con niños, puesto que tienen visitas que fomentan el aprendizaje de los más pequeños de la casa.

Parque Río Loco (Burgos)

Para acabar esta lista de los parques más curiosos de España hay que viajar hasta Burgos, donde se encuentra el parque Río Loco. Esta zona recreativa temática está ambientada en el oeste. Hay cientos de actividades para hacer: duelos de pistolas, rutas en canoa o hinchables. Dado que organizan actividades para grupos, es la opción perfecta para que los niños también disfruten.

A la hora de visitar los parques más curiosos de España, no hay que olvidar consultar los horarios de apertura al público para no llevarse ninguna sorpresa. Una mala planificación del viaje puede arruinar cualquier día de vacaciones.