Mirando hacia Francia (I): la cordillera que se hizo frontera

Frontera de España y Francia

602 mojones colocados de oeste a este indican que, aunque no se pueda ver, una línea separa España de Francia. Desde el río Bidasoa, la frontera en Euskadi, hasta las aguas del mar Mediterráneo, ya en Cataluña. La frontera francoespañola se extiende a lo largo de 656,3 kilómetros, interrumpidos solo por el pequeño país de Andorra. Clavando la mirada en el mapa se entiende que no puede haber demasiada diferencia entre Port Bou, en Girona, y Cerbère, ya en Francia. 12 minutos los separan, pero también la pertenencia a un país diferente. Son, como sucedía en La Raya, ejemplos de un espacio que ha sido dividido por una línea invisible y que, sin embargo, comparten historia, cultura y vida.

 

Hazte premium

y sigue leyendo

PLAN MENSUAL

1.99€/mes

PLAN TRIMESTRAL

4.99€/trimestre

PLAN ANUAL

17.99€/año

Disfruta de los mejores reportajes, series y entrevistas

¡SIN COMPROMISO!