fbpx

Los soldados desconocidos de la Guerra Civil: los batallones de esquiadores

esquiadores Guerra Civil

Durante la Segunda Guerra Mundial, la Unión Soviética invadió Finlandia en lo que se conoce como la Guerra de Invierno. El ejército de los primeros era más numeroso que el de los segundos, pero aún así los finlandeses ofrecieron gran resistencia. Así, la conquista se extendió mucho más tiempo de lo que los soviéticos habían previsto.

Uno de los factores que motivó tal retraso fue el de los batallones de esquiadores del ejército del país nórdico. Los esquiadores finlandeses estaban tan bien equipados y conocían tan bien el terreno que en la batalla de Suomussalmi tres regimientos de 11.000 hombres vencieron contra dos divisiones soviéticas de nada menos que 45.000. Como en una película de esas que no se consideran verosímiles. Por su parte, cuando los nazis invadieron la URSS, estos últimos se valieron de sus propias técnicas de esquí. En la batalla de Leningrado se les llegó a apodar como “la muerte con esquíes”.

Guerra de Invierno
Patrulla de esquiadores camino de Karjala durante la Guerra de Invierno. | Wikimedia

Pero lo que muchos no saben es que unos años antes este tipo de tácticas se desarrollaron también en España, aunque a una escala menor. Son los conocidos como batallones de esquiadores de la Guerra Civil. Eso sí, que el lector no espere una crónica a la finlandesa, porque las acciones que llevaron a cabo estos soldados fueron más bien de reconocimiento y vigilancia. De hecho, las andanzas de uno de los mismos son más bien desastrosas.

La información que hay de ellos es bastante escasa. Por eso, este reportaje se ha basado en los tres batallones de los que más datos hay. Hablamos de la Compañía de Esquiadores de las Milicias Pirenaicas, el Batallón Alpino del bando nacional y el Batallón Alpino de Guadarrama. Todo ello sin contar con el grupo de esquiadores españoles que participó en la Segunda Guerra Mundial del lado alemán.