En ocasiones las circunstancias se alían de tal modo que provocan casualidades con repercusiones tan impensables como duraderas. Éste es el caso de Agustina Saragossa i Domènech, nacida en la calle Sombrerers del barcelonés barrio de La Ribera a. Continuar leyendo