A poco más de hora y media de coche desde Madrid, en la parte septentrional de la provincia de Guadalajara, se encuentra el compendio turístico de la Sierra Norte. Un paradigmático paisaje de excursión dominguera que ofrece turismo rural, activo y gastronómico. Donde la pizarra es la protagonista y los fríos inviernos resguardan a los paisanos, se encuentran varios picos y riscos que completan la postal de la Arquitectura Negra. Gracias a la orografía y las vistas que se disfrutan desde sus cimas, estos montes son perfectos para una buena ruta de senderismo y engordar el álbum otoñal sin morir en el intento.

Pico del Lobo, el techo de Guadalajara

La cima del Pico del Lobo con una construcción en su cima

La cima del Pico del Lobo. | Shutterstock

El Pico del Lobo es el techo de la provincia de Guadalajara y de Castilla-La Mancha. Con 2.274 metros de altura, este risco de moderado acceso es frontera natural entre la provincia alcarreña y Segovia. Justo ahí, en la frontera de ambas provincias, es donde se puede iniciar la ruta de algo más de 13 kilómetros para poder llegar a la cima y volver al lugar de origen. Quizá, la del Pico del Lobo, sea la excursión menos apetecible para aquellos que no frecuenten el senderismo.

Su entorno, rodeado de más dosmiles, hacen que la subida del Pico del Lobo no sea la actividad perfecta para complementar con otra. Conocida es su cara norte, donde se encuentra ubicada la estación de esquí de La Pinilla. Su cara sur, virgen en su totalidad, casi ve afectado su actual aspecto allá por 2004. El pico del Lobo adquirió interés estratégico-militar y a punto estuvo de albergar una base militar. No obstante, ahora goza de protección de parque natural debido a sus glaciares, de una gran antigüedad.

Pico Ocejón, el más famoso del entorno

Valverde de los Arroyos con el Pico Ocejón al fondo.

Valverde de los Arroyos con el Pico Ocejón al fondo. | Shutterstock

El pico Ocejón quizá sea la cumbre más conocida del Parque Natural de la Sierra Norte. Su localización hace que sea visible desde toda la provincia de Guadalajara. De hecho, en los mentideros, es recurrente afirmar erróneamente que este es el pico más alto de toda la provincia alcarreña. Lo que es seguro es que de las cimas más conquistadas de toda la sierra de Ayllón gracias a su facilidad de ruta.

Esta montaña adquiere gran popularidad puesto que, en sus faldas, asila numerosos pueblos pertenecientes a la denominada Arquitectura Negra. De hecho, las rutas para alcanzar su cima comienzan desde Valverde de los Arroyos, Campillo de Ranas o Majaelrayo. Todos estos pueblos cuentan con una gran variedad de restaurantes y alojamientos. Esta circunstancia convierte al pico Ocejón en un perfecto candidato para aquellos que, sin ser unos experimentados montañeros, quieran conquistar su primera cima.

Pico Santuy, frontera entre Madrid y Guadalajara

Punto geodésico del Pico Santuy

El punto geodésico del Pico Santuy a 1.927 msnm. | Shutterstock

Para los amantes del senderismo, el pico Santuy es un inmejorable aliado para disfrutar de un deporte que cada vez cuenta con más adeptos. Frontera natural entre Madrid y la provincia de Guadalajara, su ascensión comienza en la pedanía de Cardoso de la Sierra.  Para llegar a esta localidad es recomendable ir por la Comunidad de Madrid, puesto que su acceso por la provincia alcarreña es más incómodo. Como excusa, también se puede visitar el Real Sitio de Santuy, un antiguo monasterio cisterciense y posterior fábrica de cristales.

Su cima, a 1.927 metros sobre el nivel del mar, no es de la más altas de la zona. La ruta hacia su cumbre, de poco más de dos horas, hacen de este paseo montañoso una gran oportunidad para realizar preferiblemente en los meses de primavera y verano, evitando así la niebla que impedirá completar la ruta sin dificultad. Una vez arriba, las vistas a toda la sierra de Ayllón hacen que sea de las más impresionantes de la zona, pudiendo divisar, por ejemplo, el pico Ocejón o la Cebollera.

Peña Cebollera o Pico de las Tres Provincias

Formación rocosa en el la Peña Cebollera

Formación rocosa de camino a la Peña Cebollera. | Shutterstock

La peña Cebollera quizá sea, junto al pico Ocejón, el pico más reconocido de toda la Sierra Norte de Guadalajara. También llamado Pico de Las Tres Provincias debe su nombre a que en su cima concurren las provincias de Guadalajara, Segovia y Madrid. Esta característica hace de La Cebollera un enclave perfecto para los amantes del postureo fotográfico y natural. Además, su ruta no demasiado larga y de dificultad moderada, hacen que abordar su conquista sea un plan muy apetecible para aquellos amantes de la montaña y el senderismo.

Para iniciar la ascensión de la ruta se debe ir hasta la localidad madrileña de Somosierra. Una vez allí, comenzará una ascensión donde se irán dejando atrás varios cerros como el Recuenco o la Cabeza de Tempraniego. Tras pizarra o formaciones rocosas divisaremos el punto geodésico que indica los 2.128 metros que separan la cima del nivel del mar. La Peña Cebollera es, sin duda, una ascensión para iniciarse en el mundo del senderismo y soñar con ser Juanito Oiarzabal o Edurne Pasabán.

Pico Cerrón, solo para avezados alpinistas

Camino pedregoso en el pico el Cerrón

Los pedregosos caminos son protagonistas hacia la cima del Pico Cerrón. | Shutterstock

De camino al Pico Santuy, junto a Cardoso de la Sierra, se encuentra el Pico Cerrón. Gran desconocido para muchos, esta montaña se erige como la tercera más alta de toda la sierra de Ayllón, solo por detrás del Pico del Lobo y Las Peñuelas. De camino pedregoso y empinado, su ruta solo es recomendable para expertos del senderismo. Su cumbre, virgen de vegetación la hacen parecer un paisaje lunar propio del cine de ciencia ficción.

El Pico Cerrón es peculiar por la cantidad de cerros subsidiarios que posee. Muchos de las cumbres que acompañan al majestuoso Cerrón también están por encima de los dos mil metros de altitud. El Cerrón, como buen padre, se erige hasta los 2.197 metros sobre las olas del mar y le convierte en una inmejorable oportunidad para que, sin correr riesgo alguno, se pueda poner a prueba las capacidades físicas de cualquier avezado alpinista que se atreva a alcanzar su techo.

El Parque Natural de la Sierra Norte y su Sierra de Ayllón esconden multitud de picos y zonas montañosas. Estos riscos son un complemento perfecto para aquellos que quieran colmar su excursión por la Arquitectura Negra o simplemente practicar el senderismo. Pizarra y hayas. Hayas y pizarra. Una hermosa zona que tiene como protagonista principal el Pico Ocejón o el colorido Hayedo de la Tejera Negra. Es en otoño cuando el esplendor de esta zona alcanza postales sublimes.