Córdoba cuenta con uno de los cosos más importantes del panorama nacional. Es conocida como plaza de toros de Los Califas. Cuenta con una capacidad para 17.000 aficionados y es de primera categoría. De esta forma entra en un selecto club junto a otros ruedos como Las Ventas en Madrid, La Mestranza de Sevilla o La Malagueta de Málaga.

Su construcción se llevó a cabo en el año 1963 y su objetivo fue sustituir a la plaza de toros de los Tejares. Contribuyeron a levantarla un grupo de empresarios cordobeses que fundaron una sociedad para ello. Sus nombres eran José Rodríguez Jiménez, José Gómez Salmoral, José Pérez Barquero, Rafael Guerra Sánchez, Rafael Marchal Ceballos y Manuel Navas Quero. De este modo, con el proyecto de José Rebollo Dicenta y su dirección técnica, se iniciaron las obras en el mes de junio hasta mayo del 1965

Exterior del Coso de los Califas

Exterior del Coso de los Califas. | Wikimedia

Inauguración de la plaza de los Califas

El 9 de mayo de 1965 se inauguró la actual plaza de toros situada junto a la Avenida Gran Vía Parque. El cartel inaugural fue protagonizado por Lagartijo, Guerrita, Machaquito, Manolete y el Cordobés, que lidiaron toros de Carlos Núñez. El Cordobés fue nombrado el quinto Califa en el año 2002. La corrida fue en beneficio de la Asociación Española Contra el Cáncer. La organizó el entonces presidente de esa Asociación, el ingeniero Fernando Carbonell de León.

Hasta entonces sería la segunda, y hasta el momento última, plaza monumental de que dispone la ciudad. La anterior, la que se ubicaba en la Avenida Ronda de los Tejares, fue destruida en el año 1970 para construir en su solar el edificio de las desaparecidas “Galerías Preciados”. Siglos antes, hasta finales del XVIII, las corridas de toros se celebraban tanto en la plaza de la Magdalena como en la plaza de La Corredera hecha en el 1683. En ella, las corridas fueron muy frecuentes durante todo el siglo XVIII, hasta que en el año 1789 se levantó una de madera en el Campo de la Merced. Estaba cerca del matadero municipal, situado al norte de la Torre de la Malmuerta, junto a San Cayetano. Fue destruida en 1810.

Las autoridades francesas de la ciudad, durante el periodo napoleónico, ordenaron su demolición para utilizar las vigas de madera, ladrillos, piedra, tejas y todo lo aprovechable para levantar el cementerio de Nuestra Señora de la Salud. Después de la Guerra de la Independencia, el Campo de la Merced volvió a ser el lugar preferido para las corridas de toros. En este mismo lugar se volvieron a levantar cosos de madera en 1820 y en 1827, dejando esta última hasta 1831.

Los Tejares, predecesora del coso de los Califas

Después de esos años aproximadamente a mediados del siglo XIX, nació en Córdoba un movimiento ciudadano para construir una nueva plaza de toros más consistente y duradera que las que había. Así pues, en el año 1845 se presentaba el proyecto de construcción de la nueva plaza por el arquitecto Manuel García del Álamo, que ocuparía un solar en la Huerta de Perea junto a la Ronda de los Tejares. La plaza de toros se inauguró el día 3 de junio de 1846, aunque las obras no finalizaron hasta unos meses después. Su localización influirá en el momento de proyectar el trazado de las calles del ensanche en la prolongación del Paseo del Gran Capitán. Muy especialmente lo haría en el diseño de la línea del ferrocarril y la instalación de la estación, que se inauguró en 1859.

Plaza de los Tejares

Plaza de los Tejares. | Wikimedia

En la construcción se utilizaron materiales de los conventos derribados en la ciudad,como por ejemplo el del Espíritu Santo, de San Cayetano y de los Capuchinos. Llegó a tener un aforo de 8.278 espectadores. La cantidad de madera vieja usada no fue suficiente seguridad al nuevo coso. Así, en agosto de 1863 y al término de una novillada, se produjo un incendio que la destruyó completamente.

La reconstrucción fue inmediata y duró tres años después, en enero de 1866, fue reinaugurada reformada con nuevos materiales, sustituyendo la madera por hierro. Tenía algo más de capacidad con 10.500 espectadores entre tendido, grada cubierta, asientos de barandillas, asientos de antepecho y 85 palcos. Por su parte, el ruedo medía 52 metros de diámetro.

El cambio a la plaza de toros de los Califas

El Coso de los Tejares siguió en activo algo más de 100 años porque la última corrida se celebró el 18 de abril de 1965. Durante los siguientes cinco años se dedicó en exclusividad a cine de verano y espectáculos taurinos divertidos como “El Bombero Torero”. Antes de terminar en su actividad taurina, en el año 1963 un grupo de cordobeses fundaron una sociedad para promover la construcción de una nueva plaza. Así, que en junio de ese mismo año se iniciaron las obras de la nueva plaza de toros en terrenos de la Huerta de la Marquesa junto a la Avenida Gran Vía Parque.

Coso de los Califas en Córdoba(1)

Coso de los Califas en Córdoba. | Wikimedia

Tras dos años, la nueva y actual plaza de 1ª categoría y 16.900 localidades, se inauguró el 9 de mayo de 1965. Tal máximo nivel lo comparte, por ejemplo, con Illumbe en Donosti o Vista Alegre en Bilbao. Echó a andar de nuevo con una corrida a beneficio de la Asociación Española de Lucha Contra el Cáncer. Actualmente la feria de Córdoba se celebra a finales de mayo y los primeros días de junio. La plaza de los Califas aglutina en su feria a los mejores toreros del escalafón, algo acorde a su categoría. Se han celebrado multitud de corridas de toros que han dejado en la retina de los aficionados grandes faenas como por ejemplo la del torero local pasada feria Finito de Córdoba.