Planificar qué hacer en Málaga durante tres días puede ser un tanto estresante, como hacerlo con cualquier otro viaje. Si deseas aprovechar el tiempo lo máximo posible la mejor idea siempre será ir a tiro hecho. No obstante, esta ruta con todo lo que hacer en Málaga es solo orientativa, puedes modificarla a tu gusto. 

Lo mejor es combinar las visitas con los muchos bares y restaurantes en los que comer en Málaga, también con opciones más asequibles. La Costa del Sol esconde muchos encantos, por lo que si te sobra tiempo nada como conocer los pueblos blancos de Málaga o algunos de sus espacios naturales. Para los más atrevidos, algunas actividades de turismo activo que guardan paisajes impresionantes.

Qué hacer en Málaga – Día 1

Mercado Central de Atarazanas

Mercado de Atarazanas
Qué hacer en Málaga. Mercado de Atarazanas | Shutterstock

La primera parada en la ciudad sin duda tiene que ser el Mercado Central de Atarazanas. La denominación “atarazanas” proviene del árabe y su traducción es “lugar donde se reparan barcos”. En época del dominio morisco en el siglo XIV, se encontraban aquí los astilleros nazaríes, pues gran parte de la ciudad estaba bajo el mar. La arquitectura neoárabe del Mercado de Atarazanas es un fiel reflejo de su historia, que cuenta con una increíble puerta nazarí y una vidriera de grandes dimensiones que representa diferentes monumentos de la ciudad. 

Vidrieras del mercado | Shutterstock

En el interior del Mercado de Atarazanas es muy fácil mimetizarse con el bullicio del día a día malagueño. En los numerosos puestos se pueden adquirir productos locales y frescos así como degustar la gastronomía malagueña en los bares situados cerca de la entrada principal. 

Calle Larios

calle Larios
Qué hacer en Málaga. Calle Larios | Shutterstock

La calle Larios está a cinco minutos a pie. Entre todo lo que hacer en Málaga no hay nada más típico que pasear por su calle principal. Se trata de una parada «reutilizable», pues por la mañana se puede disfrutar del sol para mirar tiendas y comercios y por la noche es la oportunidad perfecta para tomar algo mientras te dejas llevar por el ambiente de esta calle tan popular. Si viajas en agosto, lo normal es que en la calle Larios no quepa ni un alfiler, pues se celebra en la ciudad la Feria de Málaga. En Navidad llenan la calle de luces y es todo un espectáculo visual. 

Catedral de Málaga

Catedral de Málaga
Catedral de Málaga | Shutterstock

Como vemos, en esta ruta sobre lo que hacer en Málaga, aunque tenemos mucho que ver durante el primer día, todo está cerca. En menos de cinco minutos andando llegaremos a la catedral de Málaga. Es uno de los tesoros del renacimiento en España, pues la Santa Iglesia Catedral Basílica de la Encarnación de Málaga asombra por su magnitud. En el exterior, destaca la gran portada barroca llena de detalles. En su interior no hay que perderse en la capilla mayor el lienzo a la Virgen del Rosario, obra de Alonso Cano. Aconsejamos consultar previamente los precios y horarios de visita.

que hacer en Málaga
Bóvedas de la Catedral de Málaga | Foto: malagacatedral.com

No obstante, nosotros recomendamos la visita nocturna a las bóvedas de la catedral de Málaga, accediendo a través de una escalera del siglo XVIII con más de 200 escalones y a una altura de 50 metros. Desde las bóvedas solo queda contemplar el increíble paisaje de la ciudad llena de luces. También es posible visitarlas de día. 

Plaza de la Constitución

Plaza de la Constitución de Málaga
Qué hacer en Málaga. Plaza de la Constitución | Shutterstock

Llegar a la plaza de la Constitución nos llevará otros cinco minutos de paseo. Esta plaza es otro de los puntos de interés más populares de Málaga. Se puede llegar perfectamente desde aquí hasta la calle Larios (y viceversa) y a la calle Compañía Nueva, también de las más importantes. La fuente de Génova se instala en uno de sus laterales. La plaza de la Constitución es el centro neurálgico de la ciudad malagueña, anteriormente denominada plaza de las Cuatro Calles y, más tarde, plaza Mayor. Desde 1812 conserva su nombre actual.

A lo largo de los años son muchos los edificios que han pasado por esta plaza: el ayuntamiento, la cárcel, la casa del Corregidor, el convento de las Agustinas… En fechas señaladas se convierte en el centro de muchas actividades: en la Feria de Málaga se disponen en ella casetas y durante la Semana Santa de instala aquí la tribuna de las autoridades.

Iglesia del Santo Cristo de la Salud

Qué hacer en Málaga. Cúpula de la Iglesia del Santo Cristo de la Salud | Shutterstock

En una de las calles aledañas,a la calle Compañía, se encuentra la Iglesia del Santo Cristo de la Salud. La Compañía de Jesús la construyó en los siglos XVI y XVII, de ahí también el nombre de la calle en la que se encuentra. Es conocida por ser un edificio de planta circular, donde ver en su interior su magnífica cúpula con pinturas que reproducen elementos de manera muy realista. 

Qué hacer en Málaga – Día 2

Alcazaba

Unos de los platos más fuertes de esta ruta sobre lo que hacer en Málaga se reservan para el segundo día. Nos referimos a la Alcazaba y al Teatro Romano de Málaga, dos monumentos históricos imprescindibles en esta visita. Por un lado, la alcazaba, un palacio-fortaleza que en árabe significa ciudadela. Un punto de unión entre historia y belleza que ha llegado a nuestros días desde la época musulmana. Se encuentra situado a las faldas del monte Gibralfaro y se construyó entre 1057 y 1063. De entre las 110 torres principales con las que contaba la alcazaba, la más llamativa es la Torre del Homenaje.

Alcazaba de Málaga
Alcazaba de Málaga | Shutterstock

Se trata de una de las obras musulmanas más importantes y mejor conservadas en España que tiene un componente militar. Algunos de los elementos defensivos más señalados con las torres albarranas, las murallas almenadas y las matacanas, entre otros. 

Teatro Romano de Málaga

alcazaba y teatro romano de Málaga
Alcazaba y teatro romano de Málaga | Shutterstock

Por otro lado, es muy sencillo visitar el teatro romano de Málaga ya que se encuentra a los pies de la alcazaba. Se considera un símbolo actual de la presencia que tuvo la Hispania Romana en la ciudad. Su construcción la promovió en el siglo I el emperador Cayo Julio César Augusto y mantuvo su uso hasta el siglo III. Sus restos se descubrieron mientras se realizaban unas obras en 1951. Se puede ver desde la calle Alcazabilla. A un lado del monumento se ubica un centro de interpretación gratuito gracias al que conocer las costumbres de la época y cómo vivían. En ocasiones se realizan espectáculos en su interior.

Jardines de Pedro Luis Alonso

Jardines de Pedro Luis Alonso
Jardines de Pedro Luis Alonso y Ayuntamiento de Málaga. Vistas desde el mirador de Gibralfaro | Shutterstock

Después de detenernos un tiempo considerable admirando la magnitud de estos monumentos romanos, en cinco minutos de paseo llegaremos a los Jardines de Pedro Luis Alonso. Estos jardines están ubicados en el lateral este del Ayuntamiento de Málaga y tienen una extensión de casi 7.000 metros cuadrados. Los Jardines de Pedro Luis Alonso presentan un diseño latino con características afrancesadas e hispano-musulmanas. Lo mejor de los jardines es su rosaleda, con 75 tipos que proceden de distintas partes del mundo. Cerca se encuentran también los Jardines de Puerta Oscura.

Abadía de Santa Ana

qué hacer en Málaga
Qué hacer en Málaga. Iglesia de Santa Ana | Shutterstock

También a cinco minutos está la Abadía de Santa Ana, conocida la Abadía del Císter. este edificio ubicado en el centro histórico de la ciudad se llevó a cabo en 1878, aunque se restauró años más tarde. Aunque el convento se clausuró, la iglesia cuenta con una bonita tribuna y coro. La fachada del edificio es un excelente ejemplo del arte sacro conventual. En su cúspide resalta una estatua de Santa Ana del siglo XVIII elaborada en terracota. Durante unas obras de restauración se hallaron en el subsuelo de la abadía los restos de las termas romanas de Malaca.

Museo Picasso Málaga

Interior del Museo Picasso | Shutterstock

Necesitaremos el mismo tiempo invertido en el anterior traslado para llegar al Museo Picasso Málaga, ubicado en el Palacio de Buenavista. El pintor malagueño tiene en el museo una colección permanente que vale la no pena visitar. La colección permanente de Pablo Picasso se fundamenta en 233 obras que recorren 80 años su trabajo. Considerado el artista más relevante del siglo XX, se pueden observar obras suyas realizadas en diferentes disciplinas.

Qué hacer en Málaga – Día 3

Casa Natal de Picasso

En nuestro tercer día vamos a conocer la Fundación Picasso en la que se encuentra la casa natal del aclamado pintor. Ubicada en la plaza de la Merced, se trata del edificio en el que en 1881 nació Pablo Picasso. En la Casa Natal de Picasso se exponen más de 50 libros ilustrados por el pintor malagueño y por otros artistas como Miró, Marx Ernst o Chagall. También se pueden descubrir los cuadernos de dibujos en los que Picasso esboza preparatorios de la obra de “Las señoritas de Aviñón”. Así, los amantes del arte encontrarán aquí más de 4.000 piezas de hasta 200 artistas.

Acueducto de San Telmo

Acueducto de San Telmo en Málaga
Acueducto de San Telmo | Shutterstock

Tras esto, nos desplazamos hasta el acueducto de San Telmo, para el que es más conveniente coger el transporte público, pues queda bastante más lejos. Esta obra de ingeniería está catalogada como Bien de Interés cultural y se ubica en el distrito de Ciudad Jardín de Málaga. El acueducto de San Telmo está considerado como una de las edificaciones de ingeniería hidráulica más significativas del siglo XVIII en España. Con sus casi 11 kilómetros de longitud, abastecía a la ciudad con agua del Guadalmedina.  

Castillo de Gibralfaro

Castillo de Gibralfaro
Castillo de Gibralfaro | Shutterstock

Siguiendo con la temática de grandes edificaciones, entre todo lo que hacer en Málaga hay que conocer el castillo de Gibralfaro. La fortaleza se construyó en el siglo XIV con el objetivo de alojar a las tropas y así proteger la alcazaba. Aquí uno puede deleitarse con las vistas de la ciudad desde las murallas del castillo. También existe la posibilidad de conocer la historia del mismo en el centro de interpretación. 

Mirador de Gibralfaro

que hacer en Málaga
Vistas desde el mirador de Gibralfaro | Shutterstock

Muy cerca se encuentra el mirador de Gibralfaro, con vistas panorámicas de zonas emblemáticas de la ciudad: la plaza de toros de la Malagueta y del Parque de Málaga o Parque de la Alameda, este último es otro de los emplazamientos que recomendamos visitar si tenemos tiempo. Aquí se encuentran dos miradores situados al lado del castillo y parador de Gibralfaro. Desde sus 130 metros de altura también es posible contemplar cómo entran los cruceros al puerto.

Plaza de Toros La Malagueta

plaza de toros La Malagueta
Qué hacer en Málaga. Plaza de toros La Malagueta | Shutterstock

A menos de 20 minutos a pie podemos llegar hasta la plaza de Toros La Malagueta. Se trata de una obra de Joaquín Rucoba, que también realizó el mercado de Atarazanas. Con un estilo neomudéjar posee forma de hexágono. Estas características se contemplan mejor desde el mirador de Gibralfaro. 

Centro Pompidou de Málaga

qué hacer en Málaga
Centre Pompideu | Shutterstock

A poco más de 5 minutos de distancia se encuentra el Centro Pompidou de Málaga. Es la sede del Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompideu de Francia. Este espacio de denomina El Cubo y sobre él se sitúa la famosa obra “Incubé” de Daniel Buren. 

Playa de La Malagueta

Playa de La Malagueta
Qué hacer en Málaga. Playa de La Malagueta | Shutterstock

Por supuesto, no podemos perder la oportunidad de disfrutar de un par de horas (o más) en la playa de La Malagueta, situada cerca del puerto. Posee 1.200 metros de longitud y es una de las playas más visitadas por su cercanía con la ciudad. Esta playa de la costa malagueña tiene una arena oscura y un oleaje moderado. Es perfecta para ir en familia en verano o simplemente para pasear por la orilla del mar. 

Farola de Málaga

Faro de Málaga
La Farola | Shutterstock

Siguiendo el curso de la playa llegaremos hasta la Farola de Málaga. Dando nombre al paseo marítimo en donde se ubica, este faro es, junto al de Tenerife, el único que recibe una denominación en femenino. Todo un símbolo de la ciudad, su construcción se realizó durante el reinado de Fernando VII.