Esta misma semana Escocia anulará la necesidad de realizar un aislamiento de 14 días a las personas que lleguen a su territorio desde España, lo que suponía de facto un cierre de fronteras al turismo. La prevalencia del coronavirus en suelo español era una preocupación para el Gobierno escocés. Por ello, a principios de julio decidió mantener las precauciones con el país a pesar de abrir fronteras con la práctica totalidad del resto de Europa. Sin embargo, la revisión planificada para este pasado lunes ha permitido retirar la cuarentena obligatoria de 14 días.

El anuncio fue realizado por el titular de Justicia escocés. Humza Yousaf apuntó que la medida era viable «tras la última revisión y después de considerar con cuidado el potencial impacto en la salud pública de cambiar las exenciones de la cuarentena». También añadió que no cabe despreciar todavía al virus. «No se ha ido, sigue activo y sigue siendo mortal”, sentenció. Una posición que comparte con autoridades españolas, como Fernando Simón.

Al tiempo, las autoridades escocesas aclararon que será necesario rellenar un formulario que permita localizar en cualquier momento a los viajeros. Una alternativa que también se pone en práctica en España y que acarreará una pequeña multa, de 66 euros, en caso de que el turista se la salte. Sea como fuere, la noticia era esperada tanto por el sector turístico escocés como por el español. Ambos se aportan una gran cantidad de visitantes. Por ejemplo, España es el quinto país en número de turistas a Escocia.



Francia descarta cerrar las fronteras con España

Declaraciones del primer ministro galo, Jean Castex, encendieron las alarmas el pasado fin de semana. En relación con los rebrotes de Catalunya, especialmente al de Barcelona, apuntó a que estaban vigilando «muy de cerca» el asunto e incluso valoraban iniciar contactos con las autoridades españolas para tomar medidas de ser necesario. Algo que inquietó especialmente al sector turístico de la Costa Brava, ya que un cierre de fronteras les afectaría de forma dramática.

Sin embargo, este lunes el ministro de Sanidad francés, Olivier Véran, lanzó un mensaje tranquilizador. Así, declaró que “en este momento, no procede el cierre de la frontera con España”. Asimismo, valoró positivamente las acciones tomadas en territorio catalán. «Demuestra que las autoridades catalanas se han dado cuenta de la situación y han puesto en marcha medidas de restricción de circulación del virus”, aseguró.