El Gobierno autónomo de Escocia ha levantado la cuarentena forzosa por el coronavirus a un listado casi igual al aceptado por Londres, aunque excluyendo a dos países: España y Serbia. Nicola Sturgeon, ministra principal escocesa, ha realizado unas declaraciones al respecto en las que explicaba que “desgraciadamente no podemos levantar en estos momentos las restricciones a los viajeros que llegan desde España, por la notable prevalencia del virus en ese país”.

Esta medida implica que hasta el 20 de julio, momento en el que Edimburgo lleve a cabo una nueva revisión de dicho listado de países, aquellas personas que lleguen a Escocia procedentes de España tendrán que realizar un aislamiento de 14 días. Además, la ministra avisa que las autoridades se encargarán de vigilar a los que intenten librarse de la cuarentena efectuando una primera escala de su viaje en Inglaterra.

Para respaldar esta decisión, el Gobierno de Escocia argumenta que el virus todavía predomina en países como España y Serbia, siendo muy superior a la de Escocia. No obstante, parece que Nicola Sturgeon centra prácticamente toda su preocupación en España, pues es a la que ha dedicado la mayoría de su comparecencia. La ministra principal ha citado los cálculos de las autoridades sanitarias británicas, exponiendo que en las últimas semanas solo 28 de cada 100.000 escoceses se han contagiado de Covid-19 en Escocia, y 128 en todo Reino Unido, mientras que la cifra española se incrementa hasta los 330. En palabras de la ministra Sturgeon «eso supone que el índice de transmisión registrado para España no llega al doble del Reino Unido en su conjunto, pero supone 10 veces más que el índice de Escocia”.



 

Sin embargo, la ministra no ha aclarado en su comparecencia que las cifras promedio de Reino Unido disminuyen debido a una incidencia mejor del Covid-19 en territorios autónomos como Irlanda del Norte o la misma Escocia. La organización turística VisitScotland ha expuesto una serie de datos en los que se contempla que los españoles que visitan Escocia significan el quinto mercado de Escocia, siendo también uno de los destinos turísticos favoritos de los escoceses. En cuanto a esto, Nicola Sturgeon ha señalado a sus compatriotas que «si se sienten frustrados por todo esto, y les irrita no tener la certeza de poder veranear en España durante las próximas semanas, recuerden que estamos intentando evitar que las personas contraigan un virus dañino y mortal y evitar que haya más muertes”.