fbpx

9 pueblos de España que armonizan costa y montaña

Pueblos con mar y montaña

España es un país que se caracteriza por su diversidad geográfica y sus paisajes espectaculares. Entre sus maravillas naturales se encuentran los pueblos que combinan la belleza de la costa y la imponencia de las montañas. Los pueblos españoles costeros con montañas ofrecen una experiencia única para los amantes de la naturaleza y los viajeros que buscan escapar del bullicio de las ciudades. A continuación, te presentamos una selección de pueblos españoles con costa y con montaña.

Los pueblos con costa y montaña más bonitos de España

Cadaqués

Cadaqués
Cadaqués. | Pixabay

Este municipio pertenece a Cataluña y está situado en la Costa Brava. Cadaqués es un pintoresco pueblo de pescadores rodeado de colinas y acantilados. Sus casas blancas, calles estrechas y el mar Mediterráneo crean un ambiente mágico. Además, Cadaqués fue hogar del pintor Salvador Dalí, cuya influencia artística aún se puede sentir en la localidad.

Tamariu

Tamariu
Tamariu. | Wikimedia

Este pequeño pueblo de pescadores situado también en la Costa Brava se encuentra en una bahía rodeada de colinas y bosques. Sus aguas cristalinas y su playa de arena fina hacen de Tamariu un lugar perfecto para relajarse y disfrutar de la costa. Además, su ubicación ofrece la posibilidad de explorar otras calas y playas cercanas de gran belleza.

Hondarribia

Hondarribia
Hondarribia. | Shutterstock

También conocida como Fuenterrabía en español, es un pueblo costero situado en el País Vasco, en la provincia de Guipúzcoa. Ubicado estratégicamente en la desembocadura del río Bidasoa, este lugar histórico y pintoresco es considerado uno de los tesoros ocultos de la región. Con su rica historia, su arquitectura medieval bien conservada y su bonito entorno natural, Hondarribia cautiva a los visitantes con su autenticidad y encanto. Las playas de Hondarribia, como la principal y la de los Frailes, más recogida y rodeada de árboles, son populares entre los residentes y turistas. La montaña Jaizkibel se eleva detrás de la ciudad y ofrece magníficas rutas de senderismo y vistas panorámicas de la costa y el paisaje circundante.

Bermeo

Bermeo
Bermeo. | Pixabay

Este pueblo pesquero está situado en la provincia de Vizcaya, en el País Vasco. Con una rica historia marítima y una ubicación pintoresca junto al mar Cantábrico, Bermeo es un destino cautivador para los amantes de la cultura, la historia y la belleza natural. Sus estrechas calles empedradas, sus casas coloridas y su puerto activo dan testimonio de su pasado marinero. Además, Bermeo cuenta con hermosas playas, acantilados impresionantes y el encanto de un auténtico pueblo costero vasco. Es un lugar donde se puede disfrutar de la tradición pesquera, degustar deliciosos platos de mariscos frescos y explorar la fascinante historia de la región.

Llanes

Llanes
Llanes. | Shutterstock

Situado en el Principado de Asturias, Llanes descansa rodeado por el mar Cantábrico y la imponente Sierra del Cuera. Con sus playas de arena blanca, acantilados impresionantes y paisajes naturales vírgenes, es un paraíso para los amantes de la naturaleza. Además de su impresionante entorno, Llanes cuenta con un casco antiguo medieval lleno de encanto, con calles empedradas, casas coloridas y una rica historia que se puede explorar a través de sus monumentos y edificios históricos. Los visitantes pueden disfrutar de actividades al aire libre, como paseos por la playa, senderismo en la montaña y degustar la deliciosa gastronomía asturiana.

También te puede interesar  El pueblo de cuento dividido por un río en A Coruña

Cudillero

Cudillero
Cudillero. | Pixabay

Este bonito pueblo pesquero también se encuentra en la costa de Asturias. Sus coloridas casas colgantes, el mar Cantábrico y las montañas verdes crean un paisaje espectacular. Cudillero es un lugar perfecto para disfrutar de mariscos frescos, pasear por sus estrechas calles y explorar los senderos que conducen a las montañas.

Nerja

Nerja
Nerja. | Wikimedia

Nerja es un pueblo situado en la provincia de Málaga. Con su clima templado, playas de aguas cristalinas y paisajes impresionantes, Nerja se ha convertido en un destino turístico muy popular. El casco antiguo de Nerja conserva su autenticidad con sus estrechas calles empedradas, casas blancas y balcones llenos de flores. El famoso Balcón de Europa, un mirador con vistas panorámicas al mar Mediterráneo, es uno de los lugares más emblemáticos. Además, Nerja es conocida por sus cuevas de origen natural, las Cuevas de Nerja, que albergan impresionantes formaciones rocosas y pinturas rupestres. Con su ambiente relajado y encanto andaluz, Nerja es un lugar perfecto para disfrutar del sol, la playa, la cultura y la hospitalidad española.

Almuñécar

Almuñécar
Almuñécar. | Wikimedia

Esta localidad costera está situada en la provincia de Granada. Con su privilegiada ubicación en la Costa Tropical, Almuñécar es conocida por sus playas de arena dorada y aguas cristalinas, que invitan a relajarse y disfrutar del sol. Además de su hermoso litoral, el pueblo cuenta con un casco antiguo lleno de encanto, con calles estrechas y empedradas, plazas pintorescas y fachadas blancas adornadas con flores. El Castillo de San Miguel, una antigua fortaleza que se alza sobre una colina, ofrece impresionantes vistas panorámicas de la ciudad y el mar. Almuñécar también alberga una gran cantidad de restos arqueológicos, como el Parque Arqueológico Cueva de Siete Palacios, que ofrece una visión fascinante de la historia de la región. Con su combinación de historia, belleza natural y ambiente tranquilo, Almuñécar es un destino perfecto para aquellos que buscan disfrutar de la costa y sumergirse en la auténtica cultura andaluza.

Port de Sóller

Port de Sóller
Port de Sóller. | Pixabay

Situado en la costa noroeste de la isla de Mallorca, Port de Sóller es un encantador pueblo costero rodeado de montañas. Sus playas de aguas cristalinas, su puerto pesquero y las montañas de la Sierra de Tramuntana hacen de este lugar un destino imprescindible en la isla. Además, puedes disfrutar de un paseo en el antiguo tranvía de madera que conecta Port de Sóller con la ciudad de Sóller.

Estos son solo algunos ejemplos de los pueblos de España que combinan la magia del mar y la grandiosidad de las montañas. Cada uno de ellos ofrece una experiencia única y una oportunidad de sumergirse en la belleza natural del país. Ya sea que busques relajarte en la playa, hacer senderismo por las montañas o simplemente disfrutar del encanto de un pueblo costero, estos destinos te cautivarán con su mezcla perfecta de costa y montaña. En quehoteles encontrarás el alojamiento perfecto en cualquiera de ellos.