fbpx

Qué ver en Bermeo, la histórica Cabeza de Vizcaya

Qué ver en Bermeo

La localidad portuaria de Bermeo, en la provincia de Vizcaya, tuvo durante siglos la primacía institucional y comercial en el Señorío. No es un lugar especialmente monumental, pero a pesar de ello hay mucho que ver. Por ejemplo, su puerto pesquero, uno de los principales del Cantábrico. Destaca también la autenticidad de sus edificaciones y el agradable ambiente popular.

Un poco de historia de Bermeo

Vista de Bermeo desde el mar
Vista de Bermeo desde el mar. | Shutterstock

La aldea de Bermeo aparece citada por primera vez en el año 1051 en un documento en el que se le dona la iglesia de Santa María de Axpe. En 1239, Lope Díaz de Haro, fundador de Bilbao, le otorgó el Fuero de Logroño.

Durante 1296 fue una de las villas fundadoras de la Hermandad de las Marismas de Castilla con Vitoria. Estaba formada por ocho importantes puertos cantábricos y por la ciudad de Vitoria. Llegó a extender sus redes comerciales hacia los principales caladeros de Inglaterra y Francia.

Los bermeanos han recibido grandes favores reales, fueros y privilegios. Más tarde, en 1476, Fernando el Católico la ratificó como “Cabeza de Vizcaya”, significativo liderazgo frente al resto de villas del Señorío. En las Juntas Generales no solo tenía el primer asiento y el primer voto. Además, el resto de representantes debían descubrirse cuando le llegaba el turno de palabra a su juntero.

A partir del siglo XV comenzaron a decaer. Las Guerras de Bandos entre distintos linajes afectaron a su estabilidad, y el puerto de Bilbao le hizo una competencia creciente. Una serie de interminables litigios y el gran incendio de 1503, que arrasó por completo la villa, afectaron su actividad comercial.

En 1596 fue saqueada por una flota de protestantes franceses. Y en 1602 se produjo la pérdida del título de Cabeza de Vizcaya a favor de Bilbao. En el siglo XVII el florecimiento de la pesca propició la ampliación de los muelles, nuevos astilleros e industrias conserveras, que hoy forma parte de los lugares principales que ver en Bermeo.

También te puede interesar  El impresionante 'Golden Gate español'

Los bermeanos no participaron en las revueltas conocidas como Matxinadas. Sin embargo, a comienzos de la Guerra de la Independencia sus jóvenes asaltaron el Ayuntamiento para evitar ser alistados en el ejército. En marzo de 1937, en sus proximidades se desarrolló la batalla del cabo Machichaco. Fue un épico combate naval entre bacaladeros artillados de la Marina de Guerra Auxiliar de Euskadi y el crucero franquista Canarias. Así mismo, dos meses después, fue escenario de la batalla de Sollube. Durante la misma el ejército vasco estuvo a punto de copar a los franquistas.

En la posguerra el proceso de industrialización se concentró en Bilbao. Aún así, su actividad pesquera y su industria conservera la mantienen todavía como uno de los principales puertos pesqueros del Cantábrico.

Qué ver en Bermeo

Puerto de Bermeo
Puerto de Bermeo. | Shutterstock

En la falda del monte Sollube y formando parte de la Reserva de la Biosfera de UrdaibaiBermeo es un dinámico punto de encuentro. Los principales atractivos que ver en Bermeo son su puerto viejo y el casco medieval inundado de multicolores casas de pescadores. Desde la perspectiva artística, hay que ver en Bermeo las numerosas esculturas repartidas por sus calles, obra de artistas bermeanos. Por ejemplo, La Lechera, el Monolito en Recuerdo a los Fallecidos en la Mar, el Monumento Homenaje a Benito Barrueta y Olatua.

Un edificio emblemático que ver en Bermeo es el Casino. Se encuentra emplazado sobre el muelle deportivo y el parque de Lamera, de 1894, que nos recuerda a un típico castillo francés. Hoy es sede de la Sociedad Bermeana. Al final del parque de Lamera se halla la iglesia de Santa Eufemia, del siglo XIII. De estilo gótico tardío, allí confirmó Fernando el Católico a la villa como Cabeza de Vizcaya. Con planta de nave única y crucero de estilo bizantino, conserva en su interior el sepulcro de los Mendoza de Arteaga.

También te puede interesar  La cascada mágica en Asturias que nació del amor de una xana

A Lamera se abre también el Puerto Nuevo, en el que se puede visitar en Bermeo la réplica de un buque ballenero del siglo XVII. Desde la Cofradía de Pescadores de San Pedro se llega al recoleto Puerto Viejo. Unas escaleras de acceso nos conducen hacia la Torre Ercilla. Es la única de los treinta baluartes que se conserva en la actualidad. Fue propiedad de la familia del célebre Alonso de Ercilla y Zúñiga, autor del poema de La Araucana. En la actualidad es sede del interesante Museo del Pescador.

El Arco de San Juan es la única de las siete puertas del recinto amurallado levantado en el siglo XIV que ha permanecido hasta nuestros días. Se trata de un torreón de notable anchura. Posee un vano de acceso rematado a ambos lados por un arco, de forma ojival hacia el exterior y de apariencia más rebajada hacia el interior.

Edificios clásicos de Bermeo
Edificios clásicos de Bermeo. | Shutterstock

Más monumentos. En la plaza Sabino Arana se erige el ayuntamiento, del año 1732, cuya elegante fachada incluye dos relojes de sol. Frente a él se encuentra la iglesia de Santa María de la Asunción, del siglo XIX. Posee una estructura neoclásica con dos torres a los extremos y un portal clasicista entre ambas. En la parte baja del casco histórico se encuentra el convento de San Francisco, de 1357. Cuenta con un claustro y un templo de estilo gótico de una sola nave cubierta con bóvedas de crucería simple y capillas a sus lados.

Un edificio muy inusual que ver en Bermeo es la Casa Kikunbera o Casa-Barco. Se trata de un monumento reflejo de la arquitectura de los años 20 del siglo XX. Diseñada por Fernando Arzadun, fue levantada en un terreno acantilado de gran pendiente con espectaculares vistas sobre la bahía. Su planta rectangular con algunos lados curvos y sus fachadas están dominadas por terrazas, balcones y miradores de planta semicircular.

También te puede interesar  La sorprendente ruta del agua entre cuevas y puentes en Valencia

Los alrededores de Bermeo

Paisaje de la Reserva de Urdaibai
Paisaje de la Reserva de Urdaibai. | Shutterstock

En los alrededores de Bermeo podemos disfrutar de varios de los accidentes geográficos más interesantes de Bizkaia. El cabo Matxitxako es una zona natural protegida cubierta de helechos y coníferas. Cuenta con dos faros y una magnífica vista panorámica. Por otro lado, está la isla de Ízaro, a la entrada de la Reserva de Urdaibai. Sobre ella se levantan las ruinas de un antiguo convento de franciscanos y de la ermita de Santa María Magdalena. Además, brilla también la isla de Akatz, un peñón que alberga una importante población de aves. Por no hablar del monte de Gaztelugatxe, donde se encuentra la célebre ermita de San Juan de Gaztelugatxe.

Dónde dormir en Bermeo

  1. Antigua Casa Pescadores Vista Panorámica
  2. Apartamentos San Juan de Gaztelugatxe
  3. Amumamaria_ vt
  4. Eco Hotel Rural Lurdeia