En las artísticas estaciones de Bilbao

La tradición del ferrocarril de Bilbao tiene más de 150 años. La economía hizo que el desarrollo de este medio de transporte fuera una prioridad. Por eso, la ciudad se convirtió en uno de los núcleos más importantes de la industria y del transporte en tren. A pesar de ser sólo máquinas, se ha sabido hacer de las estaciones que las albergan unas auténticas obras de arte. Algunas de las estaciones de Bilbao han podido ver en la arquitectura de la ciudad una vía de exposición artística. ¿Te unes a nuestra ruta por las estaciones de Bilbao?

Estación Concordia

La Estación Concordia o “de Santander” es una de las artísticas estaciones de Bilbao. Se sitúa en el ensanche, al borde del río Nervión. Construida entre 1895 y 1902, es considerada patrimonio del Bilbao de la de Belle Époque. Esto se debe, entre otros motivos, a que su arquitectura supuso durante muchos años la ruptura de la estética industrial de la ciudad.

estaciones de bilbao

Considerada una de las estaciones más importantes de Bilbao, la estación Concordia se define por su estilo modernista. El arquitecto Severino Achúcarro y el ingeniero Valentín Gorbeña, se empeñaron en darle un toque romántico, que se percibe principalmente en la fachada principal, compuesta por un gran rosetón en el que se alterna el uso de sillería con el del hierro pintado. Los materiales principales son cerámica, cristal y hierro forjado.

Con una línea de vías de 391 km de recorrido, esta estación fue remodelada, concluyendo su reforma en el año 2017.

Estación de Abando Indalecio Prieto

Otra de las estaciones de Bilbao es la de Abando Indalecio Prieto o también llamada Bilbao Abando o Estación del Norte. Es la más importante de Bilbao, ya que cuenta con servicios de larga distancia y de cercanías. Está situada en pleno centro urbano, en el barrio de Abando.

estaciones de bilbao

Lo que la convierte en una de las estaciones de Bilbao más artísticas es su carácter monumental y estilo clasicista. El arquitecto encargado de la obra fue Alfonso Fungairiño, que inauguró la estación de Renfe en 1948. Los materiales utilizados fueron granito, piedra caliza y ladrillo caravista.

Su parte más destacada es la preciosista vidriera de la fachada principal, una obra policromada realizada por la Unión de Artistas vidrieros de Irún. Está compuesta por escenas de la sociedad vizcaína en los ámbitos social, industrial y deportivo, y formada por 301 piezas.

Estación Bilbao-Atxuri

Situada en la orilla de la ría de Bilbao, esta estación es la que representa mejor el estilo neovasco. En 2012 fue nombrada “Bien Cultural Calificado” con categoría de Conjunto Monumental.

¿A qué se debe este título? Manuel María Smith quiso reflejar en ella la arquitectura montañesa y vasca, convirtiéndola en una de las estaciones de Bilbao con un carácter regional más marcado. El regionalismo puede reflejarse desde la entrada, donde está dispuesto un conjunto de escudos de Vizcaya y Guipúzcoa junto con las cadenas y escudos de Navarra.

Este tradicional edificio se levantó en 1912 para sustituir al original, construido en 1882. La estación trabaja para mantener en contacto a Euskadi a través de la Red Eusko Trenbideak.

estaciones de bilbao

Metro de Bilbao

Bilbao no es solo tradición. La modernidad tanto artística como arquitectónica llegó de la mano de Norman Foster. Entre los años 1988 y 1995, el artista británico diseñó las estaciones del metro de Bilbao. Foster quiso hacer de la parte subterránea de la ciudad un espacio creativo y moderno.

Podríamos dividir las estaciones por su estilo interior y exterior. La parte interior consta de una “arquitectura de caverna” en la que priman la originalidad, la sencillez y la eficacia. Este estilo hace que cada una de las estaciones tenga forma de cueva, pero dando amplitud al espacio.

estaciones de bilbao
Un fosterino en Bilbao

Otro de los aspectos que convierte a estas estaciones de Bilbao en bonitas obras de arte es su exterior. Los denominados Fosterinos son marquesinas acristaladas con forma de tubos orgánicos. Con sensación de movimiento, los túneles inclinados, formados por acero, vidrio y cristal semitransparente, te introducen en el interior de las estaciones.  La línea de metro tiene forma de Y y recorre las dos orillas de la ciudad. Todas las estaciones son iguales menos dos de ellas, que son menos profundas. Un buen ejemplo es la estación de Sarriko.

Texto: Fátima González-Besada Gómez

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar