Una de las heráldicas más complicadas de España es la aragonesa. Lo fragmentado de este reino medieval hizo que las interpretaciones sobre sus enseñas tras el nacimiento de la historiografía fueran, en muchos casos interesadas. Sea como fuere, el escudo de Aragón es parte clave de las armas españolas, junto por ejemplo al de Castilla o el de León. El Seña Real o cuatribarrada fue el principal emblema y el que se impuso. Pese a ello, había otros que representaban a la casa reinante y que perviven en distintas Comunidades Autónomas.

Un reino tardío

La aparición del reino de Aragón tardó en llegar, a pesar de la antigüedad de los condados que lo formaban. Así, el origen del mismo data del siglo VIII. Surgió asociado a la Marca Hispánica carolingia, con la misión de combatir a los musulmanes de Huesca y alrededores. A mediados del siglo X se produjo la unión dinástica con el reino de Pamplona, que en el futuro sería el de Navarra.

Comparten origen con el anterior los condades de Sobrarbe y Ribagorza. Incorporados en el siglo XI al reino navarro, cuyas armas son una bloca tachonada, por Sancho III, compusieron el embrión del reino de Aragón. Su hijo Ramiro I segregó sus territorios de los de Navarra. Su posición era algo límite. Tras tomar Jaca debían hacer frente a la Taifa de Zaragoza, los condados catalanes y la corona a la que pertenecían. El apoyo de los Estados Papales, vasallaje mediante, fue básico para su supervivencia.

El barranco de la muerte de Agustín Salinas Teruel 1891

El barranco de la muerte (1891). | Agustín Salinas

Pese a un tramo de debilidad inicial, lograron tomar Huesca. Alfonso I El Batallador fue quien logró consolidar la expansión incorporando la imponente Zaragoza, así como Daroca o Tudela. Su nieta sería la responsable de unir la dinastía aragonesa con los más poderosos condados catalanes a través de un matrimonio concertado entre Petronila y Ramón Berenguer IV a mediados del siglo XII. Es aquí cuando aparece el Seña Real.

El Seña Real

Seña Real o Senyera

Seña Real o Senyera. | Wikimedia

También conocido como cuatribarrada o Senyera, consite en un fondo dorado con cuatro palos gules. A pesar de las leyendas sobre el origen del Seña Real, este surgió en el siglo XII y se consolidó en el XIII. Por ejemplo, hay leyendas que señalan que Wifredo El Velloso fue el responsable de su establecimiento. Uno de los mitos se sitúa tras una batalla junto a su señor, el rey franco Luis El Piadoso. El conde de Barcelona, Girona y Osona (Vich) habría recidibo un escudo dorado que marcó con sus dedos manchados en sangre, haciendo así cuatro rayas. Otra versión sitúa el hecho protagonizado un Wifredo moribundo y Carlos el Calvo. El monarca habría creado el escudo de Aragón con la sangre del guerrero.

Sin embargo, estas visiones se impusieron a partir del siglo XVI. La Renaixensa se hizo eco de ello al crear los mitos fundacionales del nacionalismo catalán a finales del XIX. De esta forma, se supone que se habrían heredado las armas del condado de Barcelona gracias a Ramón Berenguer VI. Su matrimonio con Petronila supuso el paso del reino a la Corona de Aragón. Sin embargo, ni siquiera está probado que la cuatribarrada fuese anterior al matrimonio del noble.

Detalle de los retratos de Petronila de Aragón y Ramón Berenguer IV. | Atribuido a Francisco Camilo y Andrés Urzanqui en copia del original de Filippo Ariosto

Las dudas sobre si el que sería el escudo de Aragón fue originado en el reino o en los condados catalanes no se ha dirimido. Historiográficamente se baraja que sea una herencia de la relación entre la monarquía y el papado, por la similitud de los tonos usados. También, efectivamente, es posible que lo crearan los Berenguer. Una teoría intermedia lo sitúa en la unión dinástica, creado por Ramón IV como emblema de la corona aragonesa.

Escudo de los Reyes Católicos

Escudo de los Reyes Católicos, con el de Aragón y las Dos Sicilias.

Lo que queda claro es que Alfonso II El Casto lo usó en 1187. Desde entonces se consolidó como un emblema asociada a la corona. Habría que esperar hasta el siglo XIV para que se hiciera el símbolo general del reino. Entonces fue cuando se extendió a todas las regiones, como Valencia y Mallorca. Este paso se selló con su elección como cuartel en el escudo de los Reyes Católicos, gracias a Fernando II. Aparecía dividido con el del reino de Sicilia, donde la Senyera era parte fundamental. Sin embargo, hubo otras armas que también usaron los miembros de la dinastía aragonesa.

Otros emblemas de la casa de Aragón

Cruz de Iñligo Arista

Cruz de Iñligo Arista. | Wikimedia

La casa de Aragón, desde su creación a raíz de la escisión de Navarra, tuvo varios símbolos asociados. Estos se recogen en su totalidad el actual escudo de la comunidad autónoma aragonesa. Entre estos se halla la Cruz de Arista. Se trata de una cruz apuntada en su extremo inferior, blanca y con fondo azul. Apareció en el siglo XIV y se asocia al pasado navarro del reino. De esta forma, la habría usado el primer monarca pamplonés, Iñigo de Arista, y su descendiente Ramiro I.

Cruz de Alcoraz

Cruz de Alcoraz. | Wikimedia

La Cruz de Alcoraz es otro de los emblemas que usaron los reyes de Aragón. Se trata de una Cruz de San Jorge con cuatro cabezas de moro cortadas. Apareció en un sello de Pedro III de Aragón en 1281. Se considera que se trataba de una referencia a su espíritu de combate contra los musulmanes. Más tarde se quiso ver en el blasón una referencia a la conquista de Huesca. El mito cuenta que San Jorge intervinó a favor de los cristianos, pasando así a ser su patrón. Como signo heráldico apareció en el siglo XIV.

Cruz de Sobrarbe

Cruz de Sobrarbe. | Wikimedia

Por último queda la Cruz de Sobrarbe. Consiste en una cruz gules sobre una encina con fondo dorado. Data de finales del siglo XV y no está asociado a la corona sino al reino. Se asocia a los legendarios fueros del condado homónimo, en Ainsa. Aunque solo se tiene constancia de ellos a través de fuentes secundarias, se tomó como el primer documento de su tipo entre los reinos cristianos peninsulares. Por tanto, fue acogido con entusiasmo por la Generalidad de Aragón. Se veía como una representación de las libertades frente al rey. Esto es algo que siempre caracterizó al reino, pues el monarca era considerado el primero entre iguales.

Junto al Seña Real, las cruces de Arista y Alcoraz aparecieron en conjunto en diversas representaciones de la Generalidad de Aragón. A partir de 1499 se incorpora a los tres cuarteles existentes la de Sobrarbe, en una disposición que recuerda al escudo de la actual C.A. aragonesa.

Un legado enorme

La desaparición formal del reino de Aragón a raíz de los Decretos de Nueva Planta de Felipe V no conllevó la muerte de sus símbolos. Pervivieron en la heráldica real española y tuvieron un gran resurgimiento a partir del siglo XIX. Los regionalismos y nacionalismos herederos de la Corona de Aragón crearon sus simbologías basándose en ellos.

Escudos de las CC.AA. de Aragón, Valencia y Baleares

Escudos de las CC.AA. de Aragón, Valencia y Baleares. | Wikimedia

La bandera de Cataluña, pues la autonomía no posee escudo, se basa en el Seña Real. Mientras tanto, el escudo de la Comunidad Valenciana es un Seña Real coronada por un yelmo con la Cruz de Iñigo Arista. Se basa en las armas de Pedro IV El Ceremonioso. Además, queda el emblema de las Islas Baleares, con una banda azul, y el escudo de la C.A. de Aragón, que cuenta con cuatro cuarteles. El primero es la Cruz de Sobrarbe, el segundo la de Arista, el tercero la de Alcoraz y finalmente el Seña Real.

Escudo de la provincia italiana de Calabria

Escudo de la provincia italiana de Calabria. | Wikimedia

El amplio rango de acción que tuvo la Corona de Aragón en Francia y el Mediterráneo supone que también fuera de España aparezca el Seña Real. Andorra o varios departamentos franceses, como Pirineos Occidentales o Lozère son los ejemplos más cercanos. En Italia está la provincia de Calabria.


¿Habilitar notificaciones?.    OK No gracias