Que ver en Vic

Ciudad de patriotas rebeldes

Esta antiquísima sede episcopal fue el escenario de sonadas rebeldías: la sublevación de los austricistas contra Felipe V, las guerras carlistas y el independentismo catalán. Vic también es célebre por su arquitectura medieval y su tradicional producción de embutidos.

Planifica de tu escapada a Vic

Hay mucho que ver en Vic, pues su casco histórico encierra numerosos templos, casonas y museos que detallamos en esta página. La visita nos ocupará un día o algo más. Tomando la autopista en dirección norte se llega rápidamente a Ripoll, una localidad de similares características y un magnífico monasterio. La excursión puede continuar hacia el Este, hacia Sant Joan de les Abadesses y Olot. Alrededor de esta última ciudad es posible disfrutar del turismo activo en el parque de los Volcanes de la Garrotxa. Otra opción más cercana es tomar la autopista en dirección sur hasta el Parque Natural de Montseny, con numerosas opciones de turismo activo. Otro de los atractivos de este municipio es la gastronomía, si quieres saber más sobre ésta visita nuestra sección Dormir y Comer en Vic.

¿Quieres conocer este sitio?

Tiene un origen de los íberos llamados ausetanos, por habitar en Ausa (s. IV a. de C.). Los romanos también controlaron este lugar e incluso fundaron aquí un municipio. Bajo el reino visigodo se convierte en sede episcopal hacia el 516, condición que marcaría su evolución histórica.

Los árabes conquistan la localidad y arrasan la catedral hacia el año 717, aunque pronto les expulsarán los francos. En el año 826 será el noble godo Aissó quien subleva a gran parte de los nobles godos de la Marca Hispánica frente al recién nombrado conde de Barcelona Bernat de Septimania. Por ello destruyen su plaza fuerte de Vich.

En el 878 el conde de Barcelona Wifredo el Velloso promueve la atracción a Vic de nuevos moradores; crea el condado de Osona, refundándolo como Vicus Ausonae (arrabal de Ausona), del que procede el nombre de Vich. Hasta el año 1038 no se procede a consagrar la Catedral de Vich. Su obispo sería uno de los señores de la ciudad, rivalizando con la familia Montcada que desde su fortaleza detentaba el señorío civil. En 1316 el titular de la diócesis cede su dominio al rey y, en 1450, Alfonso V unifica ambas autoridades al comprar a los Montcada sus derechos señoriales.

Con el final del Medievo la historia de Vic entra en una regresión progresiva acentuada por las guerras internas y las mantenidas con Francia. No obstante, desde 1599 funciona una Universidad Literaria que mantiene su actividad hasta el siglo XVIII.

En mayo de 1705 se reunieron un grupo de partidarios del archiduque Carlos de Austria de la comarca de Osona para firmar el llamado “´Pacto de los Vigatans”. Estos eran una unidad paramilitar que el día 1 de julio proclamaron Rey de España al archiduque Carlos, en la Plaza Mayor de de Vic, dando comienzo a la Guerra de Sucesión en Cataluña. El 2 de noviembre de 1713 uno de los firmantes del pacto de los vigatans, el líder militar apodado “Bac de Roda”, fue ahorcado en la misma plaza en que se había proclamado al archiduque ocho años antes.

palacio episcopal vic
Palacio Episcopal de Vic

La ciudad se recuperó durante ese mismo siglo XVIII, lo que se tradujo en la expansión de su casco urbano, progreso que se verá interrumpido por la Guerra de la Independencia. El 20 de enero de 1810 el ejército francés del general Souham derrotó en la batalla de Vich a las tropas españolas que comandaba el general Enrique O’Donnell. Durante el siglo XIX se convierte en un activo foco cultural por la puesta en marcha de su Seminario Diocesano. Un ambiente clerical que fomentó las simpatías carlistas en la zona; en 1874 los carlistas ocupan la ciudad manteniéndose en ella durante varios años. En el año 1882 se derribaron sus murallas.

En julio de 1936 milicianos incontrolados asaltan la catedral, la desvalijan y destruyen los impresionantes frescos pintados por Josep María Sert, pocos años antes. En 1991 el Cuartel de la Guardia Civil de Vich sufrió uno de los más salvajes atentados terroristas de ETA, muriendo 10 personas y resultando heridas cuarenta. El 17 de septiembre de 2012 la mayoría de los concejales de Vich se declararon territorio libre y soberano. Está considerada la capital espiritual del catalanismo.

Comenzamos la visita a Vic frente al Templo Romano (s. II), reconstruido en el siglo XIX. Su existencia había quedado oculta al encontrarse cubierto por construcciones del Castillo de los Montcada (s. XI). Destaca su característico frente columnado de estilo jónico. Del castillo quedan escasos restos, pues fue demolido.

El templo catedralicio  es de origen románico (s. XI) conservándose su torre-campanario y la cripta originales. A pesar de que la Catedral (s. XVIII-XIX) actual sigue una estética neoclásica, también conserva de época medieval su claustro. El asalto de 1936 no destruyó el retablo de alabastro (s. XIV) y la capilla barroca de Sant Bernat Calbó; los murales ejecutados por Josep María Sert tras la guerra civil sustituyeron a los que fueron quemados en el ataque.

Todavía quedan vestigios del Palacio Episcopal del siglo XII en el edificio del XVII; curiosa la galería de retratos de los titulares de la diócesis en la Sala de Sínodos. El Museo Episcopal de Vic es uno de los más importantes y antiguos de España. Su rica colección incluye un buen número de esculturas y pinturas medievales.

La muralla del siglo XII se amplió en el XIV, bajo el mandato de Pedro III. Aún son visibles parte de sus muros en la rambla dels Montcada. En relación a ésta y respetando una antigua vía romana recomendamos fijarse en la hermosa silueta románica del Puente de Queralt (s. XI).

De la Iglesia de la Piedad (s. XVII) destacamos su antigua puerta, procedente de un templo anterior, y las esculturas barrocas realizadas por Francesc Morató. En la Iglesia de los Dolores (s. XVIII) disfrutamos de sus pinturas de finales del XIX; el retablo principal es copia del original, quemado en 1936. De éste templo sale cada año una tradicional procesión de armados que tiene lugar el Domingo de Ramos.

templo romano vic
Templo Romano

El Convento de Santa Teresa (s. XVII) tiene un espectacular altar mayor y un notable monumento de Semana Santa. En cuanto al Convento de Sant Domènec (s. XVIII), destacamos el claustro y las pinturas murales de la capilla mayor.

En el lugar donde estaba el templo de la Mercé -destruido en 1936- se halla ahora la Iglesia de Sant Antonio María Claret, obra de la posguerra célebre por acoger las reliquias de su titular. En el contiguo edificio del Convento de la Mercé existe un pequeño museo dedicado al santo. El edificio del célebre Seminario de Vic cuenta con un magnífico templo, San Just (s. XVI), que perteneció a los jesuitas y posee un interesante retablo barroco.

El epicentro de la ciudad de Vic es el Mercadal, una plaza porticada a la que asoman viviendas notables como la medieval Casa Beuló, o las modernistas de las familias Costa, Cortina y Comella. Junto a ella se encuentra el Ayuntamiento de estilo gótico y reformado en el siglo XVII. Al lado está la Casa Natal de Sant Miquel dels Sants, patrón local.

Entre sus mansiones nobiliarias destacamos la de los  Cortada (ss. XVII-XVIII), que alberga importantes decoraciones murales en su interior, la renacentista Casa Galadies (ss. XVI y XIX), la gótica de Ramón Salà (s. XV), la Casa Bayés (ss. XV-XVI y 1906) -que albergó la Universidad Literaria- y la Casa Parrella (s. XVIII) con su jardín colgante relacionado con la muralla. También hay viviendas modernistas, como la ajardinada casa de Masferrer (ss. XIX-XX) con muros esgrafiados, y las de Anita Colomer (1907) y Ricart (finales s.XIX), levantada junto al Palacio Episcopal.

El Hospital de la Santa Creu remonta su origen al siglo XIV. Las posteriores reformas respetaron la obra anterior incorporando al gótico original los estilos renacentista y barroco, al que pertenece la iglesia. En su frente sobresale la torre-campanario y también es interesante el claustro (s. XVIII). Por otra parte, aún existe la Alberguería medieval que asistía a los romeros. Curiosamente en el viejo hospital existe una botica abierta en 1933.

Singular es el Museo del arte de la Piel, que muestra la importante colección de Andreu Colomer de artes decorativas. Y en la noble casona palaciega  que perteneciera a la familia Bojons (s. XVII) está el centro monográfico dedicado al gran escritor local Josep Balmes. En el entorno de la ciudad hay sobresalientes monumentos como las iglesias medievales de Savassona, una de las cuales, Sant Feliu, es de estilo mozárabe.

Imprescindibles

catedral vic
Vista de la Catedral
puente queralt vic
Puente de Queralt

Datos prácticos

Coordenadas

41° 55′ 52″ N, 2° 15′ 21″ E

Distancias

Barcelona 73 km, Madrid 617 km

Aparcamiento

Existen numerosas zonas de aparcamiento de pago habilitadas
en el centro de la ciudad.

Altitud

484 m

Habitantes

41 191 (2012)

Carnaval, Domingo de Ramos (Processó dels Armats), Semana Santa

Festival de Jazz (mayo), Feria de la Montaña (principios de noviembre), Mercado Medieval (diciembre, Puente de la Constitución)

Feria Agrícola Mercat del Ram (abril)

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar