La historia del escudo de España

El escudo es uno de los principales símbolos de España junto a su himno y bandera. La herádica ha evolucionado mucho desde sus orígenes hace siglos. En todo caso, el actual data de 1981, cuando fue aprobado por Real Decreto. Sus colores, por otro lado, fueron establecidos oficialmente por la misma vía al año siguiente. Sin embargo, la historia del escudo de España ha dejado muchos modelos asociados a los distintos monarcas, dinastías y gobiernos que han regido el país.

Los elementos del escudo de España

Estos símbolos heráldicos nacieron en torno al siglo XII para reconocer a los nobles en combate. Por entonces se plasmaban sobre el escudo. Poco después, en el siglo XIII, se consolidó como un elemento hereditario. Su popularización hizo que el blasón se usara en tabardos o banderas. A pesar de que en un inicio eran individuales, las uniones matrimoniales hicieron necesario unir varios escudos en uno, dividiendo el espacio central del mismo. Estas partes se conocen como cuarteles.

El actual posee cuatro cuarteles pertenecientes a los principales reinos que a la postre dieron lugar a España. Cada uno de ellos tiene su propio origen. Así, el escudo de Castilla y el de León son de tipo “parlante”. De esta forma, representan literalmente su nombre. Se trata de una relación tramposa, ya que en el caso de León su denominación no deriva del animal, sino de una deformación de la “Legio”.

Armas de Fernando III el Santo

Armas de Fernando III el Santo.

Por otro lado, el cuartel de Aragón representa al reino con la tradicional cuatribarrada. Tal símbolo no se hizo estable hasta el siglo XV y tiene sus raíces en los de Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona y regente de Aragón. Finalmente, el escudo de Navarra se incluye con sus armas, las cadenas. Estas en un principio no eran tales, sino tachonados que reforzaban el escudo en combate. Su disposición en radios se conoce como bloca. Este diseño se unió a una leyenda sobre la actuación de Sancho VII en la Batalla de las Navas de Tolosa, donde cortó las cadenas que protegían la tienda del general musulmán. Por ello se acabaron cambiando los tachones por eslabones.

Además en entado, el triángulo curvilíneo inferior, se hallan las armas del Reino de Granada. Fueron incorporadas en época de los Reyes Católicos. Domina sobre el conjunto un escusón o sobreescudo con las flores de lis borbónicas, representación de la dinastía reinante. Al respecto, el timbre es una corona real, que muestra el tipo de soberanía nacional.

Los soportes, en los laterales, son las columnas de Hércules con el lema “Plus Ultra. Carlos V fue el responsable de incorporar esta simbología asociada al Descubrimiento de América. Hasta entonces, las míticas columnas colocadas por héroe griego en Gibraltar marcaban el límite del mundo conocido. De ahí derivó “Non Terrae Plus Ultra/No hay tierra más allá”. El hallazgo del nuevo continente rompió el paradigma y pasó a formar parte de la historia del escudo de España. Las columnas lucen las coronas española y del Sacro Imperio Romano Germánico, en referencia al pasado imperial.

El escudo de los Reyes Católicos

Aunque situar un origen de lo que hoy se concibe como España es complicado, su escudo tiene su referente principal en el de los Reyes Católicos y el de su nieto Carlos V. Fernando II de Aragón el Isabel de Castilla unieron sus armas en un elemento único. Sujeto por un águila de San Juan, evangelista preferido de la reina nacida en Madrigal de las Altas Torres, tiene una corona real. Lucía los cuarteles de Castilla y León que usó Fernando III el Santo por parte de ella. Él aportó la cuatribarrada y el escudo de Aragón-Sicilia, en el que se combinaba el blasón aragonés y el águila de los Hohenstauffen, dinastía imperial del Sacro Imperio.

Escudo de los Reyes Católicos

Escudo de los Reyes Católicos, gran influencia en la historia del escudo de España.

Una vez tomaron Granada, se dispuso su símbolo en la misma posición que ocupan actualmente. Como acompañamiento, solían acompañar al escudo los emblemas de los monarcas. Estos eran el yugo con el nudo gordiano de Fernando y el haz de flechas de Isabel. Tras morir la reina en Medina del Campo, su esposo nacido en Aragón actualizó su escudo. A lo largo de la historia del escudo de España mantendría carácter personalista de sus inicios, aunque a finales del XIX obtendría un estatus más de estado.

El escudo de Carlos I y los Austrias

Los Reyes Católicos lograron gracias a una astuta política matrimonial que Carlos V optara al trono del Sacro Imperio Romano Germánico. Además, a través de su padre Felipe el Hermoso logró diversas posesiones. Esto se tradujo en una severa complicación de su heráldica. Por ello, no fue raro que se usaran versiones simplificadas del escudo, sin repetir cuarteles, como ocurre en el actual. Dadas sus continuas adquisiciones desde que desembarcó en Tazones, cerca de Villaviciosa hasta su ocaso en Yuste, también hubo muchas modificaciones locales.

El elemento más destacado que aportó Carlos V al escudo de España fue las columnas de Hércules y el lema Plus Ultra. Como se ha comentado, plasmaba la expansión en ultramar. Asimismo, la corona imperial, hoy sobre una de las dos columnas, también se debe a él. Además, introdujo el Toisón de Oro en la ecuación, también herencia de su padre. Esta orden de caballería está entre las más prestigiosas del mundo y desde Felipe el Hermoso ha tenido como Gran Maestre al monarca español. El collar forma parte de los escudos personales de los reyes y de la casa real.

Escudo de Carlos V

Escudo de Carlos V.

De este escudo de España destaca el águila bicéfala imperial que lo sostiene y la cruz de Borgoña, herencias del abuelo y abuela paterna respectivamente. Además, se añadió en varios diseños el cuartel de Navarra y de Nápoles. En cuanto a estos, en la parte superior se encontraban los de su madre, recluida en Tordesillas, similares al de los Reyes Católico. Abajo, los de su padre. Los cuarteles paternos incluían las armas de Austria, las dos Borgoñas, Brabante, Flandes y Tirol.

La dinastía de los Austrias todavía aportarían otro añadido, el escudo de Portugal. Felipe II fue el responsable. Lució en el blasón de la monarquía española hasta que los lusos se independizarón. El monarca también cambió la corona y eliminó el águila bicéfala, al no ser emperador del Sacro Imperio. También se quitaron las columnas de Hércules. Por lo demás, no hubo demasiados cambios.

La irrupción borbónica en la historia del escudo de España

Cuando Carlos II el Hechizado falleció en el Real Alcázar de Madrid sin descendencia, la subsecuente Guerra de Sucesión acabó con la Casa Borbón-Anjou en el poder. Felipe V introduciría cambios en el escudo de España que mostrarían su origen francés, como el collar de la Orden del Espíritu Santo. Además de incluir las armas borbónicas en el centro, como en el actual, movió a la parte baja las de Flandes y Tirol. Recuperó las columnas de Hércules y comenzó a usar como lema añadido “A solis ortu usque ad occasum/Desde la salida del sol hasta el ocaso”.

Escudo de España de Carlos III

Escudo de España de Carlos III.

Sin embargo, fue Carlos III uno de los mayores innovadores en la historia del escudo de España. Inclusión obligada fueron los cuarteles de Parma y Toscana. No obstante, el gran cambio fue centrar el blasón de Castilla y León. Esto era un reflejo de sus políticas y las reformas centralistas que introdujeron. De esta forma, el resto de cuarteles, y territorios por tanto, rodeaban simbólicamente al principal. Su versión reducida solo tenía los cuarteles castellanoleoneses y las armas de Granada, siendo la principal inspiración para el diseño actual. Asimismo, la Orden del Espíritu Santo se sustituyó por la que creó el mismo con su propio nombre.

Blasón abreviado. precedente clave en la historia del escudo de España

Blasón abreviado. precedente clave en la historia del escudo de España.

El resultado gustó a los sucesores de Carlos III, que no tocaron el diseño. Gracias a ello se conservó hasta Isabel II. Con todo, durante el breve reinado de José I Bonaparte este creó una nueva heráldica. La forma del escudo es similar a la usada por los Borbón-Anjou, pero decidió usar seis cuarteles. Fue el primer escudo que incluyó de forma general las armas de Navarra y los territorios del otro lado del Atlántico.

Escudo de José I Bonaparte

Escudo de José I Bonaparte.

La normalización del escudo de España

La inestabilidad gubernamental del último tercio del XIX dio lugar a las bases del escudo de España actual. Fue el Gobierno Provisional de 1868, encabezado por el general Serrano y liderado de facto por el reusense general Prim, el que decidió que había que generar un escudo nacional. Así, se creó uno con forma muy similar al de hoy y con los cuatro cuarteles y el entado descritos más arriba: Castilla, León, Aragón, Navarra y Granada. Las columnas de Hércules, sin coronas, y el Plus Ultra se mantenían, siendo el timbre una corona cívica o mural, semejante a un castillo.

Escudo de España durante el Gobierno Provisional

Escudo de España durante el Gobierno Provisional.

Tal diseño prosperó en la historia del escudo de España, con ligeras modificaciones. De esta forma, fue usado en la I y II República con la pequeña diferencia de que en esta última el símbolo de León aparece descoronado. La llegada de Amadeo de Saboya a Madrid propiciada por Prim, tras desembarcar en Cartagena, no supuso modificaciones importantes, solo que la corona del timbre pasó a ser real y la inclusión central de las armas de Saboya.

Escudo de España durante el reino de Amadeo de Saboya

Escudo de España durante el reino de Amadeo de Saboya.

Por su parte, la Restauración supuso un caos heráldico que llegó a su cenit en 1931. Regresaron los cuarteles descartados en 1868 y las armas de los Borbón-Anjou. El desastre del 98 hizo desaparecer el A solis ortu usque ad occasumLa última reforma incluyó los cuarteles modernos en el centro rodeados de todos los históricos. Todo lo anterior hizo que fuera harto complicado asociar un escudo al estado español.

Escudo ornamentado de España en 1931

Escudo ornamentado de España en 1931.

El escudo de España durante la dictadura franquista

Tras el golpe de estado de 1936, el bando sublevado generó una muy variada mitología y simbología nacional. Del burgalés Cid Campeador hasta Viriato o Sertorio, el régimen bebió de cualquier mística al alcance. Las leyendas del pasado fueron claves para Franco y su camarilla. De esta forma, se dio una nueva etapa en la historia del escudo de España. Los Reyes Católicos, quizá los máximos referentes del dictador, centraron este nuevo diseño.

Pocas fueron las diferencias con el escudo de Isabel y Fernando. Por ejemplo, en lugar del cuartel de Aragón-Sicilia aparecía el de Navarra. Por otro lado, el yugo y las flechas tenían una nueva connotación. No en vano, fueron el símbolo de Falange Española de las JONS. Llama asimismo la atención el lema “Una, Grande y Libre”. A las dos versiones oficiales que se dieron en la dictadura se une otra sin duplicidad de cuarteles.

Escudo de España durante la dictadura franquista

Escudo de España durante la dictadura franquista.

Cabe señalar que el escudo franquista siguió siendo el oficial en los primeros años de la democracia. Solo en 1981 se aprobó el Real Decreto que cierra, de momento y junto al que estableció sus colores un año más tarde, la historia del escudo de España.

Historia del Escudo de España

Escudo de España en la actualidad.


About the author

Otras noticias de interés
[vc_row][vc_column][vc_column_text]A lo largo de los años son muchas las curiosidades que han dejado los comicios Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]La Semana de la Arquitectura 2019 vuelve este año con muchas novedades. En su XVI Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]Este 2019 se cumplen 176 años desde que la bandera española fuera reconocida por el Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]30 palacios de Madrid abren sus puertas al público de manera gratuita con miles de visitas Más información
[vc_row][vc_column][vc_column_text]La historia del himno de España, tal y como lo conocemos hoy, se remonta al Más información

España Fascinante usa cookies para asegurarte una experiencia maravillosa. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar