Catedral de Jaca

La Catedral de Jaca, Huesca, es uno de los ejemplos más importantes del arte románico en España. Además de ser una de las más antiguas de nuestro país, introdujo numerosas innovaciones artísticas. La catedral está bajo la advocación de San Pedro.

Catedral de Jaca
Interior de la catedral de Jaca

En 1077, el rey Sancho Ramírez de Aragón dotó a Jaca de fueros y la convirtió en capital del reino. La concesión de la sede episcopal requería la edificación de una catedral. Esto contribuyó también al desarrollo y crecimiento de la ciudad en la ruta del Camino de Santiago.

Se desconocen las fechas exactas en las que se erigió. Sin embargo, se pueden distinguir dos etapas constructivas: la primera, en torno a 1077, durante el reinado de Sancho Ramírez; y la segunda entre 1104 y 1130, siendo rey Alfonso I el Batallador.

Posteriormente, la Catedral de Jaca sufrió diversas intervenciones. Hacia la segunda década del siglo XVI, se añadieron bóvedas estrelladas, propias del gótico tardío, y se realizaron las portadas de nuevas capillas como la de La Anunciación. 

Durante el Renacimiento, se incorporaron más capillas, la bóveda central y se abrieron vanos. En el siglo XVII, el ábside románico fue sustituido por uno barroco y decorado por Manuel Bayeu, cuñado de Goya.

La Catedral de Jaca, a pesar de sus distintas modificaciones, conserva aún su diseño y disposición románica. Presenta una planta de salón de tres naves y tres ábsides alineados. 

En su estructura se pueden observar los elementos característicos del románico jaqués, que, más tarde, se extenderán por todo el Camino de Santiago: el ajedrezado o taqueado jaqués, dispuesto en una banda continua; y los modillones de rollos.

Catedral de Jaca
Exterior de la Catedral de Jaca

La Catedral de Jaca tiene dos accesos: uno occidental, que da a la plaza de San Pedro; y otro meridional, con salida a la plaza del Mercado. 

A sus pies, en la fachada occidental, se dispone un atrio de dos tramos abovedados. Éste cobija una gran puerta con arcos abocinados. El tímpano está decorado con el crismón trinitario, muy importante en la iconografía románica posterior.

La fachada meridional cuenta con una pequeña lonja, conocida como Lonja Chica. La decoración de los capiteles de sus columnas es muy interesante, pues presenta motivos vegetales, sirenas y hombres pájaro. Dos de los capiteles están historiados, y representan al Papa Sixto II y a San Lorenzo; y al rey David. 

En el tímpano, formado por piezas reaprovechadas, aparecen el toro de San Lucas y el león de San Marcos, junto con un relieve barroco dedicado a San Pedro.

Catedral de Jaca
Crismón en el tímpano de la portada occidental.
Catedral de Jaca
Tímpano de la portada meridional.

En la cabecera, el ábside sur es el único que preserva los elementos propios del románico jaqués. Primero, tres bandas de ajedrezado a modo de imposta; luego canecillos con formas zoomórficas; y, por último, capiteles corintios adornados con bolas.

Catedral de Jaca
Detalle del ajedrezado exterior.

Lo más fascinante del interior de la Catedral de Jaca son sus retablos y pinturas, testigos de distintas épocas y estilos. 

Uno de los retablos más antiguos e importantes del templo es el de la Anunciación. Fue obra de Pedro Lasaosa, discípulo de Juan de Moreto. En la calle central aparecen la Virgen y San Gabriel, y por encima de ellos el Espíritu Santo. En la predela se representa la última cena, y en el ático el Calvario.

Detalle del retablo de la Anunciación.
Detalle del retablo de la Anunciación.

La cúpula del presbiterio está decorada con frescos de Bayeu, que muestran la Apoteosis de San Pedro. Este santo, al que está dedicado el templo, aparece portando sus llaves. En la parte central se representa la Santísima Trinidad. Las pechinas presentan las alegorías de la Caridad, la Fe, la Penitencia y la Perseverancia.

Catedral de Jaca
Cúpula del presbiterio

 En el ábside central se halla un órgano barroco de 1706 y el coro, que ocupan el lugar donde se encontraba un retablo en piedra del siglo XVI. 

Por último, cabe destacar la Capilla de San Jerónimo, donde está emplazado el sepulcro del obispo jaques, Pedro Baguer. En el centro, la imagen de San Jerónimo en una hornacina avenerada.

Catedral de Jaca
Detalle de la Capilla de San Jerónimo.

Dirección: Plaza de la Catedral, 22700 Jaca, Huesca.
Coordenadas: 42°34′15″N 0°32′57″O
Página web: http://www.diocesisdejaca.org
Horarios: lunes a domingo de 8:30 a 13:30 (mañanas); 16:00 a 20:30 (tardes)

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar