Ojén es un pequeño municipio situado en el entorno de la Sierra Blanca, Málaga. Allí se ha realizado un hallazgo que puede ser de una gran importancia. Los biólogos Vicenta Alguacil y Fernando Bernal han encontrado diversos artefactos prehistóricos. Estos van de hachas a flechas y las primeras valoraciones los sitúan en el lejano Paleolítico. De esta forma, se cree que tienen «entre 200 y 300.000» años atrás. De confirmarse los números, significaría que son las herramientas más viejas del continente.

Actualmente un equipo especializado de la capital malagueña está datando los elementos encontrados. Bernal apunta a que están “pendientes de que se verifique y certifique por parte de arqueólogos de la Universidad de Málaga el hallazgo, pero todo indica que se trata de útiles del Paleolítico Inferior”. Tanto él como Alguacil indican que de ser correctos los análisis preliminares serían “los objetos más antiguos elaborados por los seres humanos en Europa, son herramientas muy toscas». Los descubridores dieron con ellas por casualidad, mientras investigaban la flora local. El primer hallazgo fue una punta de flecha y luego vino el resto.

Herramientas de Ojén

Herramientas encontradas. | Ayuntamiento de Ojén

Respecto al tema también se ha pronunciado el ayuntamiento. De momento descartan hacer público el lugar del hallazgo para protegerlo. El expolio arqueológico es un peligro real, como se pudo comprobar en el hallazgo de la ciudad romana de Sabora Flavia, también en Málaga.



Con dicha prioridad en mente, el alcalde de Ojén, José Antonio Gómez se ha mostrado expectante ante el hallazgo. «Ahora solo esperamos la verificación pertinente que supondrá el inicio de más estudios», asegura. Asimismo, señala que el descubrimiento «pone de manifiesto la importancia de esta zona, un lugar que ha sido elegido por su fertilidad y su idoneidad para la vida, para crear asentamientos desde que el hombre es hombre».