Madrid nunca deja de sorprender con sus historias, patrimonio y monumentos. En esta ocasión, es momento de descubrir la cara más tétrica de la ciudad, un edificio conocido por su leyenda y por sus fenómenos paranormales. Ubicado entre la Plaza de Cibeles y la Gran Vía, en el barrio de Chueca, la Casa de las Siete Chimeneas sorprende a todo aquel que lo visita por su terrorífica historia. Uno de los palacios más antiguos de Madrid, originario del año 1574. En la actualidad, convertido en el Ministerio de Cultura, pero es el punto de la ciudad con más historias de misterio. Llama la atención por su arquitectura, pero lo realmente interesante es lo que ocurrió en su interior.

Historia la Casa de las Siete Chimeneas, el Madrid más tétrico

Fachada de la Casa de las Siete Chimeneas

Fachada de la Casa de las Siete Chimeneas | Shutterstock

El edificio es uno de los pocos ejemplos de la arquitectura civil del siglo XVI que aún se conservan en Madrid. Es conocido por sus leyendas misteriosas, y no solo una, sino por varias, pero además cuenta con una extensa historia desde sus orígenes. Construido por el arquitecto Antonino Sillero entre 1574 y 1577 para Pedro de Ledesema, secretario de Antonio Pérez. Se encuentra ubicado a unos metros de la Gran Vía, en la plaza del Rey, fácilmente reconocible por las siete chimeneas que coronan su tejado.

Por esa peculiaridad, el edificio es conocido como “la Casa de las Siete Chimeneas”, un nombre que nada más mencionarlo en Madrid se atribuye a fantasmas y leyendas. Muchos afirman que las chimeneas representan los siete pecados capitales. En el siglo XVIII, el edificio adquirió la función de residencia nobiliaria, sufrió algunas remodelaciones, como la construcción de un nuevo edificio anexo, resultando en forma de L. Además, fue la residencia del Marqués de Esquilache, hasta que en 1766 el pueblo madrileño se amotinó contra él.

Durante la dictadura de Primo de Rivera, el edificio albergó la primera sede de Lyceum Club Femenino, una asociación destinada a defender la igualdad femenina. Desde el XIX ha sido sede de diversos bancos. Declarado Monumento Histórico-Artístico en 1948 y con algunas pequeñas remodelaciones, pero que han mantenido su esencia y arquitectura original. Desde 1980 hasta la actualidad, ha funcionado como sede del Ministerio de Educación y Cultura, siendo declarado también como Bien de Interés Cultural.

Leyendas de la Casa de las Siete Chimeneas

Las leyendas e historias misteriosas que envuelven la Casa de las Siete Chimeneas son numerosas. Es uno de los edificios encantados más conocidos de Madrid debido a sus supuestos fenómenos paranormales, incluso muy visitado en Halloween. Y no es de extrañar, pues historias trágicas no le faltan.

La leyenda más romántica y trágica de la Casa de las Siete Chimeneas

Plaza del Rey y Casa de las Siete Chimeneas en 1828, Modelo de Madrid, de Gil de Palacio

Casa de las Siete Plaza del Rey y Casa de las Siete Chimeneas en 1828, Modelo de Madrid, de Gil de Palacio | Carlos Teixidor Cadenas, Wikimedia

Esta es la historia más conocida del palacio, quizá también porque fue la que tuvo un gran impacto en la ciudad de Madrid durante la época en la que ocurrieron los hechos. En el siglo XVI, el palacio fue un regalo de Felipe II a la hija de uno de sus caballeros más queridos, llamada Elena al casarse con el capitán Zapata. Es aquí donde comienza la historia.

Al poco de contraer matrimonio, Zapata fallece en la guerra de Flandes. Después de ello, Elena entra en estado de desconsuelo y acaba loca de pena deambulando por la casa durante semanas. Aparece muerta en su dormitorio, eso sí, con una sonrisa en su rostro.

Todos afirmaban que había muerto de pena, pero el servicio del palacio declaraba que presentaba signos de violencia. El fallecimiento se convirtió en la comidilla de Madrid y un secreto, hasta entonces ocultó, salió a la luz. Elena tenía un amante: el monarca Felipe II. Fue el propio rey quien abrió una investigación para aclarar el asunto de su muerte, pero al llegar allí, el cadáver había desaparecido y nadie lo había visto salir de la casa.

Es entonces cuando comienza la leyenda que se extiende hasta hoy. A partir de ese momento, fueron muchos los testigos que vieron una doncella vestida de blanco deambulando por las siete chimeneas del tejado, dándose golpes en el pecho hasta desaparecer.

El tiempo pasó y cayó en el olvido. Años después, fueron muchos los nobles que vivieron en este lugar y afirmaban haber visto a la doncella. Durante la remodelación del edificio apareció el cadáver de una mujer con un puñado de monedas de oro, todas ellas, de la época de Felipe II.

La época de Felipe II: escenario de numerosas historias terroríficas

Otra leyenda, menos conocida, cuenta que otra joven murió, en la época de Felipe II, en su noche de bodas. Parece ser que tenía un romance con el rey y la joven apareció muerta con un puñal y las arras de la boda (regalo del rey) esparcidas a su alrededor. Muchos aseguran haber visto una doncella que deambula por los sótanos de la casa.

Una tercera historia habla también de Felipe II. Se dice que la construcción de la casa era para encerrar a una hija ilegítima del rey, la joven se volvió loca y falleció, siendo esta la que deambula por la casa. Además, el arquitecto, conociendo la finalidad de la construcción, decidió hacer un guiño a los siete pecados capitales con las siete chimeneas que adornan el tejado, haciendo referencia a los pecados del rey.

Motín de Esquilache y un trágico accidente

Casa de las Siete Chimeneas, uno de los lugares más misteriosos de Madrid

Casa de las Siete Chimeneas, uno de los lugares más misteriosos de Madrid | Shutterstock

Los accidentes y acontecimientos misteriosos que rodean a la Casa de las Siete Chimeneas de Madrid continúan. Años más tarde, el Motín de Esquilache se produjo en este mismo edificio. El pueblo madrileño se amotinó contra la prohibición de llevar capa larga y sombrero de ala ancha impuesta por el Marqués de Esquilache. El marqués no falleció, puesto que se encontraba fuera del edificio. Sin embargo, el mayordomo del señor, intentando impedir que el pueblo accediera al interior del palacio, sí falleció. Esto cayó en el olvido, pero muchos afirman haber visto y escuchado deambular a un espectro masculino.

En 1960, en las nuevas reformas del edificio, se encontró un nuevo cuerpo tras las paredes de la casa. En esta ocasión, masculino y anónimo, pero muchos lo asocian al fallecimiento del mayordomo. La Casa de las Siete Chimeneas de Madrid es una de las visitas más diferentes y misteriosas que se pueden hacer en la ciudad madrileña. Un palacio con una arquitectura característica repleto de fenómenos paranormales.