Asociar el Palacio de la Moncloa con el Gobierno de España es hoy una costumbre que no pasa desapercibida para nadie. Sin embargo, la sede oficial del ejecutivo no siempre ha estado anclada a este lugar. No hace más de 40 años que el complejo presidencial desempeña una función administrativa, cuando en 1977 Adolfo Suárez trasladó allí su despacho y domicilio familiar. Desde entonces este lugar ha sido habitado por los siete presidentes que ha tenido la democracia española. Es uno de los complejos presidenciales más modernos del mundo y ha sido alabado como un ejemplo por mandatarios extranjeros como Nicolás Sarkozy.

Pero mucho antes de Moncloa, existieron otras dos sedes oficiales localizadas en el centro de la capital madrileña. La primera de ellas fue la Casa de los Heros en la calle Alcalá, al dejar de despacharse en 1871 las reuniones de Estado en el palacio del Monarca. El deterioro de esta sede presidencial hizo que en 1914 fuera trasladada al Palacio de Villamejor, en el paseo de la Castellana, hasta que en 1977 Suárez emprende la mudanza hacia el complejo actual.

La Casa de los Heros, primera sede del Consejo de Ministros (1871-1914)

Boceto de la Casa de los Heros | Wikimedia

Boceto de la fachada del Palacio de la Presidencia, la Casa de los Heros | Wikimedia

En su época se le denominó el Palacio de la Presidencia, en tanto que fue la primera sede oficial que tuvo el Consejo de Ministros desde 1871. A partir de ese momento, los asuntos de Estado se realizarían en un edificio propio y dedicado exclusivamente para el Ejecutivo. La casa de los Heros se localizaba en la calle Alcalá número 34, en el solar donde hoy se levanta el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Esta edificio fue construido con anterioridad en 1778 por el comerciante vasco Juan Antonio de los Heros, cuya idea era destinarlo a varios usos de índole pública y privada. Entre ellos, se convirtió en el almacén de vidrios de la Real Fábrica de Cristales de La Granja. También llegó a ser la residencia del general Serrano cuando tomó el cargo de Regente del Reino tras la revolución La Gloriosa.

Consejo de Ministros de José Canalejas

Consejo de Ministros de José Canalejas en 1910 | Wikimedia

Pocos son los archivos y documentación encontrada sobre los Consejos de Ministros y otras actividades políticas en la Casa de los Heros. Debido al deterioro de sus cimientos, en 1914 las Cortes autorizaron al Gobierno la adquisición de la casa-palacio del Marqués de Villamejor como nuevo edificio presidencial. Dos años más tarde, la residencia de Alcalá 34 fue demolida y en su lugar se edificó la antigua sede del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes.

El traslado al Palacio de Villamejor (1914-1977)

La nueva sede del Ejecutivo se localizaba también en pleno centro de la capital, en el Paseo de la Castellana número 3. Desde el reinado de Alfonso XIII hasta la transición, el Palacio de Villamejor se convirtió en centro de importantes decisiones políticas durante gran parte del siglo XX. Aquí tuvieron lugar los célebres Consejos de Ministros presididos por Manuel Azaña durante la II República. El edificio fue catalogado como Bien de Interés Cultural y actualmente forma parte del Ministerio de Política Territorial y Función Pública.

Museo Palacio Villamejor

Una de las estancias más lujosas del actual Ministerio de Política Territorial y Función Pública | Comunidad de Madrid

El origen de este palacete historicista y de estilo neoclásico se remonta a 1885 y por encargo de los marqueses de Villamejor como residencia privada. En 1906, los dueños vendieron el palacio a don Carlos de Borbón – Dos Sicilias y su esposa María Luisa de Orleans, a quien se le debe parte de la decoración interior. En 1914, por desconocidos motivos, el edificio pasó a ser propiedad de Alfonso XIII y su gobierno.

Uno de los salones del Palacio de Villamejor

Una de las estancias del Palacio de Villamejor | Ministerio de Política Territorial y Función Pública

El monarca decidió entonces instalar allí la Presidencia del Consejo. No obstante, las funciones gubernamentales en una residencia-palacio decimonónica requerían de una nueva remodelación. Fue así como el salón de baile de la planta baja y las habitaciones del primer piso quedaron adaptadas a la presidencia. El segundo nivel también sufrió cambios, pues allí se instaló la Inspección Civil de Guerra y Marina y del Protectorado de Marruecos.

El Salón de Tapices

Consejo Ministros Largo Caballero

Consejo de Ministros de Largo Caballero en el Salón de Tapices en 1936 | Wikimedia

La llegada de la II República en 1931 implicó que los salones fueran modificados con gran lujo a través de los tapices de seda y la decoración con arañas, cuadros y muebles traídos del palacio de Río Frío. El denominado «Salón de los tapices» se convirtió la estancia más célebre y preciada del Palacio de Villamejor. Allí se congregó el Consejo de Ministros durante más de 60 años, a excepción de la etapa franquista. De hecho, en esa sala se iniciaron las negociaciones previas a los futuros Pactos de la Moncloa.

Retratos de dos de los Presidentes que trabajaron en el Palacio de Villamejor

Retratos de dos de los Presidentes que trabajaron en el Palacio de Villamejor | Ministerio de Política Territorial y Función Pública

Las habitaciones contiguas están decoradas con retratos de todos los Presidentes que ejercieron su cargo en la sede de Villamejor, tanto aquellos que gobernaron con la Monarquía y la República como los dos primeros del periodo de transición. Cuadros que van desde la jefatura de Eduardo Dato en 1914, pasando por Antonio Maura, Lerroux, Largo Caballero, Arias Navarro o Adolfo Suárez, entre otros.

 El Palacio de la Moncloa, sede y residencia presidencial

Palacio de la Moncloa

Fachada noroeste y entrada principal al Palacio de Moncloa | Wikimedia

Aunque Suárez tuvo su primera oficina en Castellana 3, en enero de 1977 trasladó la sede del Gobierno y su residencia oficial al Palacio de la Moncloa, alejada del bullicio de la capital. Por primera vez y en adelante, el Presidente de la nación española comparte lugar de trabajo con domicilio familiar. Este cambio se produjo principalmente por motivos de seguridad, ya que en Villamejor esta tarea solía ser poco eficiente y muy compleja al situarse en pleno centro de Madrid. La decisión también se debió a su proximidad a otros edificios de Estado y el ahorro de tiempo que suponía.

Carter y Suárez en Moncloa

Adolfo Suárez y el presidente de EEUU Jimmy Carter en el Despacho Oficial, 1980 | Palacio de la Moncloa

La residencia presidencial está situada en el antiguo Real Sitio de la Moncloa, al noroeste de Madrid. Sus orígenes se remontan al siglo XVII, cuando el terreno era la finca agraria de su primer dueño el Conde de la Monclova. La propiedad de la zona fue rodando a lo largo de los siglos entre la nobleza y la Corona. Finalmente quedó en manos del Estado a principios del XX. Durante todo ese periodo se delimitaron los terrenos y conformaron la edificación palatina actual.

Entrevista a Felipe González por Ramón Colón

Felipe González Márquez durante una entrevista realizada por Ramón Colóm para TVE, 1983 | Palacio de la Moncloa

Testigo de los acontecimientos más históricos de la democracia

En el Palacio de la Moncloa se vivieron los eventos más trascendentales del periodo de transición y primeros años de democracia. Al comienzo, el edificio cumplió como residencia oficial del Presidente y como despacho del Gobierno. El Salón de Columnas se convirtió en la estancia más célebre del edificio, sobre todo porque allí fue donde se firmaron los históricos Pactos de la Moncloa en 1977. Un acuerdo fruto del diálogo abierto entre todos los grupos parlamentarios que sirvieron para comenzar el camino hacia la modernización y estabilización económica de España.

Salón de Columnas

Salón de Columnas del Palacio de la Moncloa durante el mandato de Felipe González | Palacio de la Moncloa

Junto al palacete hay otros edificios que constituyen el Complejo de la Moncloa a día de hoy: el Edificio del Consejo de Ministros, el de la Vicepresidencia, el del Ministerio de la Presidencia, el del Portavoz del Gobierno y el Edificio Semillas. Bajo el mandato de Felipe González y tras el 23-F, se construyó un búnker subterráneo que comunicara todas las construcciones como medida de seguridad para el Gobierno.



 

Edificio del Consejo de Ministros y la Sala de Recepciones

Con motivo de la primera presidencia española del Consejo de la Unión Europea, el entonces presidente Felipe González decidió construir en 1989 el edificio del Consejo de Ministros. Anteriormente, las reuniones se habían celebrado en el comedor del Palacio de la Moncloa, que pasó a ser exclusivamente residencia oficial. Cada viernes se acogieron en este nuevo pabellón las asambleas del equipo de Gobierno, ahora los martes. También cuenta con algunas oficinas de trabajo del Presidente y sus colaboradores más cercanos.

Salón Tàpies

Salón Tàpies, ubicado en el Edificio del Consejo de Ministros | Palacio de la Moncloa

La Sala de recepciones, conocida ahora con el nombre de Salón Tàpies, es la habitación más reconocida de este edificio. Aquí se reciben las visitas institucionales junto con la presencia de los medios de comunicación. Sus paredes, al igual que las de todo el Complejo de la Moncloa, visten las mejores obras de arte pertenecientes a la colección del Museo Reina Sofía.