Entre las provincias de Albacete y Ciudad Real, las Lagunas de Ruidera se presentan como la opción ideal para escaparse un fin de semana. Aunque pueden visitarse de la manera en que se deseen y por la razón que se desee, lo ideal, lo que recomiendan quienes conocen este espacio, es dejar transcurrir el tiempo en este ecosistema tan valioso y tan bello. Puede ser, literalmente, un rincón para vivir un fin de semana completo en el interior. Un rincón en el que remojarse y también en el que descubrir paisajes inesperados, por su belleza y por su historia, que conquistan con facilidad. No en vano es el paraíso de Castilla-La Mancha.

Las claves de las Lagunas de Ruidera

Lagunas de Ruidera

Lagunas de Ruidera | Shutterstock

Las Lagunas de Ruidera fueron declaradas Parque Natural en 1979. 15 lagunas, cada cual con su encanto y su atractivo, que se integran a la perfección a lo largo y ancho de 30 kilómetros. No se trata solo de que sean bonitos espacios naturales en los que refrescarse o pasear. Hay que tener siempre en cuenta que son formaciones únicas en la península. Este conjunto de lagunas son un conjunto kárstico modelado por la acción de las aguas del Alto Guadiana durante siglos. Las 15 lagunas están conectadas entre sí por barreras tobáceas, permitiendo que estén comunicadas entre todas ellas a través de diferentes saltos de agua. Esto las hace especiales, claro.

Pueden destacarse las 15 lagunas, aunque no en todas está permitido el baño. Sí está permitido el descanso en su orilla o los paseos en torno a ellas. Se han propuesto una decena de rutas de senderismo que lleva por los diferentes rincones que conforman el Parque Natural, por lo que su atractivo también radica en disfrutar del entorno. En los meses de verano y siempre.

Laguna Santo Morcillo

Laguna Santo Morcillo | Shutterstock

Pero con el verano sobre los hombros, importa ese baño. Importa refrescarse y contar siempre con ese rincón que proporciona ese baño calmante. En este sentido, aunque son varias las lagunas que pueden recomendarse, estas líneas optan por señalar a la Laguna Santo Morcillo. Porque se encuentra rodeada por una gran arboleda que proporciona un respiro ante el calor del interior, que puede llegar a ser sofocante. También porque esta laguna tiene mucha historia: desde la leyenda que, cuentan, le ha dado nombre hasta los últimos tiempos, en los que tuvo que permanecer cerrada al público por una degradación del espacio. Se ha prestado atención a su cuidado y su recuperación, así que vuelve a estar operativa.

Está conectada a través de una preciosa cascada con la laguna Salvadora. A su alrededor, una zona de picnic y bastante espacio para sentirse cómodo, disfrutando de un día de playa en el interior.

Rincones cercanos a las Lagunas de Ruidera

Laguna del Rey, quizá la más popular de toda la zona

Laguna del Rey, quizá la más popular de toda la zona | Shutterstock

Lo cierto es que los rincones cercanos a las Lagunas de Ruidera son los mismos elementos que las rodean. Como la Laguna Santo Morcillo ha sido la elegida para ese refrescante baño, es posible permitirse el lujo de hacer trampas y mencionar otras dos lagunas que merece la pena visitar después de ese baño. En primer lugar, la laguna del Rey, junto a la localidad de Ruidera. Es una de las más fotografiadas y la más profunda de todo el espacio, por eso es fantástica para la práctica de deportes acuáticos. Cuenta con un mirador que ofrece unas bonitas vistas. Por otro lado, la más extensa de todas: la Laguna Colgada, que además de poseer pequeñas y bonitas cascadas, ha dispuesto pasarelas de madera para gusto del visitante.

En torno a las lagunas se encuentran también diferentes monumentos, como el castillo de Peñarroya, un buen ejemplo de arquitectura militar del siglo XII. También se descubre en esta zona la Ermita de la Virgen de Peñarroya, así como el embalse, que sorprende por el azul de sus aguas.

Destaca, dentro del Parque Natural, la cascada del Hundimiento, que es el mayor salto de agua de todo el recinto. Su origen se encuentra en unas grandes inundaciones acaecidas a mediados del siglo XVI, cuando la fuerza de la corriente provocó un hundimiento en el terreno que ha permanecido así con el paso del tiempo. Otro atractivo que llama la atención del visitante, como sucede con este tipo de fenómenos, son las Cuevas de Montesinos. Se pueden recorrer disfrutando de una guía completa, por la que se descubrirá que ese espacio ha estado habitado desde el Neolítico. Y nunca se debe olvidar que este bello lugar forma parte de la Ruta del Quijote.

Lagunas de gran valor que apagan el calor del interior, por eso es nuestro Rincón del Finde: A remojo

Uno de los muchos paisajes de los que pueden disfrutarse en las Lagunas de Ruidera

Uno de los muchos paisajes de los que pueden disfrutarse en las Lagunas de Ruidera | Shutterstock

Las Lagunas de Ruidera están consideradas, por muchos, el paraíso de Castilla-La Mancha. Por eso, de manera resumida, son nuestro Rincón del Finde: A remojo. Concretando los aspectos que llevan a tomar esta decisión, son un perfecto ejemplo de cómo en el interior también se puede disfrutar de un día de playa y agua, aunque sea ligeramente diferente a como se disfruta cuando se viaja hacia la costa. También constituyen un enclave ideal para pasar un fin de semana de turismo, porque son un conjunto histórico con características únicas que puede pasearse y conocerse desde la curiosidad y el interés.

Anterior capítulo pequeño

Siguiente capítulo pequeño