El Festival del Piorno, una explosión de color en Gredos

festival piornos

Durante los meses de frío, los paisajes de la sierra de Gredos son de colores blancos, grises, pardos, verdes. Casi siempre de tonos desaturados. Pero llega la primavera, el sol calienta, y van asomando otros pigmentos, sobre todo uno: el amarillo. Comienza asomando por las laderas más bajas y se extiende, según se acerca junio, a las cumbres. Amarillo piorno, especie arbustiva característica de la zona. Una planta que cubre de dorados la zona centro del país, especialmente la sierra de Gredos, donde desde el año 2011 se celebra un evento que tiene por protagonista a esta flor. Hablamos del Festival del Piorno.

El piorno, una flor de muchos usos

El piorno es un tipo de arbusto que forma parte de la familia de las leguminosas. Los matorrales se constituyen a través de un manojo de ramas muy apretadas que son verdes la mayor parte del tiempo hasta que florecen, habitualmente entre los meses de mayo y junio. Enebros, retamas y otras especies conviven con esta planta, que casi siempre crece por encima del nivel de los bosques. Sus flores son blancas y de colores amarillos de diferentes tonalidades.

Cabras montesas
Cabras montesas entre campos de piorno. | Shutterstock

En la antigüedad, los piornos eran imprescindibles para los habitantes de Gredos. Se usaban como combustible, como techumbre para combatir el frío e incluso para fabricar escobas o cestas. En la actualidad ya no se dan estas utilidades. Ahora su función es paisajística, decorativa y también ambiental. Sirve sobre todo para regenerar tierras pobres y de barbecho o tras el paso de un incendio.

Por otro lado, este arbusto no solo se encuentra en Gredos, sino que se extiende por muchas zonas de la península ibérica y también por otras partes del mundo como Francia, Irlanda o el norte de África. En España se pueden encontrar campos de piorno en las sierras de Béjar, Guadarrama, Gata, La Serrota, el Sistema Ibérico, los montes de León o los Pirineos. Pero, donde sin duda destaca su presencia es en la sierra de Gredos, donde 23 variedades de piornos florecen a lo largo de más de 65.000 hectáreas.

El Festival del Piorno, un nexo entre municipios

Hace más de 10 años la Asociación de Empresarios de Gredos Norte (ASENORG), una asociación sin ánimo de lucro, decidió poner en marcha el Festival del Piorno para atraer más turismo a la zona.  No solo más turismo, sino un turismo sostenible que trajera consigo nuevos puestos de trabajo y la revitalización de la vida y la economía de los pueblos serranos.  Con el tiempo, además de atraer más visitantes, el Festival del Piorno se ha convertido en un punto de unión entre las localidades de Gredos. El año pasado, en 2021, participaron hasta 29 municipios.

Tapas de colores amarillos, rutas ecuestres por los campos dorados, concursos de decoración o de fotografía, eventos deportivos… Las actividades durante el festival se cuentan por decenas, pues estamos hablando de casi un mes de celebraciones. Y, mientras tanto, los pueblos aprovechan para recibir al evento vestidos, obviamente, de amarillo.