Sanidad estudia flexibilizar la desescalada en la España rural, caza y pesca podrían volver antes

La España rural podría estar se suerte. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha comunicado que están estudiando una posible flexibilización de fases para las poblaciones rurales con poca incidencia de la enfermedad. De esta manera, algunas de las actividades relacionadas con fases más avanzadas de la desescalada podrían verse adelantadas.

Por ejemplo, si Galicia cumple los requisitos, el 25 de mayo podría pasar a la fase 2, a lo que el Gobierno está considerando que las localidades de la España rural donde el COVID-19 no haya tenido tanta repercusión podrían poner ya en marcha algunas actividades prevista en esta fase. Dichas actividades serían las de volver a los colegios, comer en restaurantes, competiciones deportivas a puerta cerrada, bodas con aforo limitado y mercados al aire libre con un mayor aforo.



Atendiendo a esta reconfiguración de fases para las zonas rurales, se está valorando la posibilidad de que los aficionados a la caza y a la pesca puedan realizar estas dos actividades en la fase 1 de la desescalada. Se atiende así las las críticas recibidas por parte de colectivos de cazadores y pescadores que no entendían porqué se prohibían estas actividades en la fase 1, como se indica en el BOE del 9 de mayo, y sí se autorizaban otros deportes.

Los presidentes autonómicos que mostraron sus discrepancias ante el hecho de que en la fase 1 no se puedan practicar actividades de pesca deportiva y cinegéticas fueron los de Castilla y León, Extremadura, Asturias, Castilla-La Mancha, Cantabria y Galicia. No obstante, aunque el Gobierno esté considerando incluir estas actividades en la fase 1 son todavía propuestas en el aire, puesto que aún no se ha aprobada nada.