fbpx

Los castillos de cuento más bonitos de España

Castillo de cuento de España

Hay castillos en España que parecen salidos de las páginas de los cuentos que leíamos de pequeños. Fortalezas perfectas, grandes torreones, almenas, castillos emplazados en lugares aparentemente inaccesibles… Lugares a los que solo parece faltarles estar habitados por una princesa y un dragón. Como ejemplo de todo esto, los castillos que vienen a continuación y que pueden encontrarse por toda la geografía española.

Castillos de España que parecen salidos de un cuento

El Alcázar de Segovia

Alcázar de Segovia
Alcázar de Segovia. | Shutterstock

Este texto sobre castillos de España no puede empezar de otra manera. El Alcázar de Segovia es uno de los más bellos de España, incluso del mundo. Situado en una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad, este castillo se alza en un cerro circundado por los ríos Eresma y Clamores. Construido en el siglo XIII, varios reyes lo han habitado a lo largo de su historia, pero el que lo llevó a su máximo esplendor fue Felipe II.

El castillo de Olite

Castillo de Olite
Castillo de Olite. | Shutterstock

Otro castillo de España que parece sacado de un cuento es el de Olite. Torres de leyenda, más propias de fortalezas norteuropeas, así como fosos y jardines de ensueño, decoran esta fortaleza conocida oficialmente como Palacio Real de los Reyes de Navarra. Construido entre los siglos XIII y XIV, siempre tuvo un fin de palacio más que de fortaleza militar. Actualmente es un Parador.

El castillo de Peñíscola

Panorámica de Peñíscola al amanecer, con el castillo iluminado en lo alto del peñón
Panorámica de Peñíscola al amanecer, con el castillo iluminado en lo alto del peñón. | Shutterstock

En lo alto de la localidad castellonense encontramos la imponente fortaleza de Peñíscola. Está asociada a la célebre película de El Cid, en la versión protagonizada por Charlton Heston, y a la figura del Papa Luna, o el antipapa de Peñíscola, ya que allí se refugió hasta su muerte en 1423. Por ello, muchos lo conocen como “el castillo del Papa Luna”. En el interior de sus llamativas murallas inclinadas, construidas en el siglo XVI, el visitante hallará unos espacios de estilo románico edificados por los templarios desde 1294. La imagen de Peñíscola no se explica sin esta fortaleza, que además tiene historias dignas de un cuento de ficción.

También te puede interesar  Guadix, la capital europea de las cuevas habitadas

El castillo de Manzanares el Real

Castillo de Manzanares el Real
Castillo de Manzanares el Real. | Shutterstock

El pueblo de Manzanares El Real, situado en un bellísimo paraje al pie de la vertiente madrileña de la sierra de Guadarrama, a orillas del embalse de Santillana, es especialmente conocido por su castillo. Uno de los castillos de España que mejor se han conservado, y por ello uno de los más bonitos y populares. Consta de dos conjuntos: el Centro de Interpretación y la zona palaciega. Destacan las colecciones de tapices de Bruselas y armaduras, el mobiliario, espejos, alfombras y otros objetos de carácter antiguo. Se puede visitar siguiendo un recorrido teatralizado, lo que aporta valor a la visita.

El castillo de Butrón

Castillo de Butrón
Castillo de Butrón. | Shutterstock

La gran fantasía romántica del País Vasco. El castillo de Butrón se encuentra en Vizcaya y tiene su origen primero en torno al siglo VIII en una casa-torre asociada a la familia y al río que le dan nombre. Fue en el siglo XIX cuando evolucionó desde una fortaleza medieval a la postal impresionante que es hoy.

El castillo de Alcaudete

Castillo de Alcaudete
Castillo de Alcaudete. | Shutterstock

Un dato curioso de España es que Jaén es la región de Europa con más castillos y fortalezas. Es difícil decantarse por uno, pero el castillo de Alcaudete tiene un halo de magia que engancha. Originalmente construido por los árabes, fue conquistado en 1246, momento en que se adjudicó a la Orden Militar de Calatrava. Actualmente se ha convertido en un espacio turístico-cultural que alberga el Centro de Interpretación sobre la vida de la Orden de Calatrava.

También puedes leer este artículo en inglés y francés.