La ruta por el norte de Extremadura que te dejará boquiabierto

Se podría decir que Extremadura es un gigante escondido entre los múltiples territorios que conforman nuestro país. Muchas veces queda eclipsada por la belleza o atracción de otras regiones, siendo una gran desconocida. Pero lo cierto es que constituye una amplia extensión territorial que alberga impresionantes conjuntos monumentales, heredados de las múltiples culturas que por aquí pasaron, así como espacios naturales sobrecogedores y llenos de vida. Entre los muchos encantos de la comunidad extremeña, esta vez hemos puesto nuestra atención sobre el norte de la provincia de Cáceres; se trata de una ruta versátil y que puede hacerse tanto en un fin de semana como en varios días, opción que recomendamos para disfrutar al máximo de todo lo que ofrecen estos lugares, mágicos donde los haya.

Norte de Extremadura: Hervás, la judería extremeña

hervas
Hervás

Nuestro recorrido comienza donde van terminando las sierras de Gredos y de Béjar. Es aquí, entre verdes y boscosas colinas, donde encontramos este lugar de judíos y de caballeros templarios, capital comarcal del Valle del Ambroz. La localidad de Hervás parece haberse detenido en el tiempo allá por el siglo XV, con sus casas tradicionales a lo largo de sus laberínticas calles empedradas. Esta encantadora estética medieval alcanza su máximo esplendor en la antigua judería, barrio que quedó prácticamente deshabitado cuando, en 1492, los Reyes Católicos expulsaron a los judíos, y donde se ha conservado en perfectas condiciones la arquitectura popular que puebla la ladera junto al río. Merece la pena adentrarse con toda la intención de perderse en este enredo de calles que te envolverán con su belleza ancestral.

Norte de Extremadura: Plasencia, ciudad monumental

monfrague
Buitres sobrevolando Monfragüe

Por las calles de Plasencia se respiran los siglos de su gloriosa historia. Una historia que le ha servido para acumular el sinfín de patrimonio que la convierte en una de las ciudades imprescindibles de Extremadura. Plasencia tiene de todo; muralla medieval, acueducto, palacios y hasta un antiguo cementerio judío. No te pierdas sus dos iglesias catedralicias, especialmente la conocida como Catedral Nueva, en cuyo retablo podrás ver esculturas de Gregorio Fernández. Mención aparte merece la gastronomía local, pues al tratarse del centro neurálgico del norte extremeño reúne lo mejor de la cocina de toda Cáceres. No dejes de probar una buena ración de sus judías verdes al estilo Plasencia, la receta más famosa del lugar a base de jamón, judías verdes y pimentón directamente traído de la comarca de La Vera.

Norte de Extremadura: Yuste, retiro del emperador

monasterio de yuste
Monasterio de Yuste

Volviendo de nuevo nuestro rumbo hacia el norte alcanzamos el monasterio de San Jerónimo de Yuste, a pocos kilómetros de la localidad de Cuacos de Yuste. Se trata del complejo monacal que eligió para su retiro el emperador Carlos V en 1557, falleciendo allí al año siguiente, compuesto de varios edificios conectados entre los que destacan un claustro plateresco y otro gótico, la iglesia, en cuyo interior se puede ver un retablo elaborado por Juan de Herrera, e incluso la modesta casa en la que habitó el emperador. A pesar de que un incendio destruyó gran parte del edificio y del mobiliario que contenía, la impresionante labor de restauración llevada a cabo consiguió devolver al conjunto prácticamente al estado en el que se encontraba cuando residió allí el monarca.

Norte de Extremadura: La Vera y la Garganta de los Infiernos

puente jarandilla vera
Puente en Jarandilla de la Vera

Nuestra ruta finaliza en la comarca de La Vera, una de las más hermosas que se pueden encontrar en Extremadura. Encajada entre el Valle del Jerte y el río Tiétar, esta zona esconde localidades llenas de encanto como Jarandilla de la Vera o Valverde de la Vera; pequeñas poblaciones escondidas entre frondosos bosques, montes y gargantas, que harán las delicias de aquellos que sean amantes de las escapadas rurales. Y si lo que quieres es adentrarte en la naturaleza más pura, no dudes en acercarte hasta el Jerte para hallar la Garganta de los Infiernos, otro importante espacio natural donde el agua ha estado modelando la roca granítica durante siglos hasta formar el conjunto de saltos de agua y piscinas naturales del que puedes disfrutar en la actualidad.

Comentarios Facebook

About the author

Comentarios

  • Roberto 15 noviembre, 2016 at 11:10 am

    Os habéis saltado la mitad occidental. Es fantástico el artículo y sería maravilloso que hibiese otro donde saliese lugares xomo mi pueblo (Galisteo), Coria, Robledillo de Gata, el meandro de Melero, Trevejo o San Martín de Trevejo

    • Manuel Haroun 15 noviembre, 2016 at 5:59 pm

      Tomamos nota y sacaremos otro artículo con tus aportaciones! Gracias Roberto!

  • Lola Palancar 16 noviembre, 2016 at 12:27 pm

    Encuentro interesantísimo las publicaciones q teneis, y me gusta tambien vuestra profesionalidad, Gracias
    Me gustaria poder compartir la ruta extremeña

  • Manuel 10 febrero, 2017 at 2:14 pm

    He vivido 31 años en Plasencia. Efectivamente catedrales fascinantes (he conocido sus restauraciones y rehabilitaciones y he pateado sus cubiertas y bóvedas), murallas, palacios, conventos e iglesias maravillosas, pero nunca había oído hablar de las judías verdes al “estilo Plasencia” De muchos otros platos típicos sí, pero de ése no.

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar