La Bañeza

Ambiente abierto y carnavalero

Nudo de comunicaciones, centro comercial al sur de León y capital de la comarca conocida como “Tierras de la Bañeza”. El estilo abierto de sus colonizadores durante la Reconquista ha continuado hasta nuestros días, pues esta localidad acogedora incluso mantuvo las fiestas de Carnaval en tiempos de prohibición.

Planifica tu escapada a la Bañeza

El recorrido por los monumentos que hay que ver en la Bañeza y la visita a sus pequeños museos puede llevarnos media jornada. Para completar un día en otro lugar especial y poco transitado, recomendamos dirigirse por la autovía hacia Astorga para luego girar al oeste y visitar Hospital de Órbigo —en cuyo puente se celebró el «paso de armas» más famoso de la historia—. Ya en esa zona la escapada puede continuar visitando durante un día completo la importante Astorga. Otra opción es subir por la autovía para pasar el día en la ciudad de León. En nuestra página Dormir y Comer en La Bañeza explicamos los platos locales y donde reservar para dormir bien.

¿Quieres conocer este sitio?

En el cercano pueblo de San Martín de Torres estaba la ciudad Astur de Bedunia, que es mencionada en el Itinerario de Antonino (siglo III). En el año 19 a. de C. ya había sido sometida por estos debido a la abundancia de oro y otros metales y su riqueza ganadera. Hasta el siglo V formó parte del Conventus Iuridicus Asturum de la provincia Gallaecia que abarcaba todo el noroeste.

En el año 410 los suevos conquistan esa provincia, estableciendo un reino independiente de Roma. A mediados del siglo V en el cercano despoblado de Hinojo tuvo lugar una batalla en la que prevalecieron los visigodos; pero se retirarían, y los suevos mantendrán el control de la zona hasta el año 584.

Hacia el año 714 llegan a la zona los musulmanes por la Vía de la Plata.

Hacia el año 850 el rey Ordoño II de Asturias encargó a su hermano, el conde Gatón de El Bierzo, conquistar y repoblar esa zona. Por razones desconocidas éste estableció dos núcleos de población próximos: a los cristianos que le acompañaban desde el norte los estableció en el Pereje y a los mozárabes llegados desde Córdoba los instaló en otro que se llamó Bani Eiza. Con el tiempo ambos grupos culturales y religiosos (pues los mozárabes tenían una liturgia distinta) se fusionarían voluntariamente, compartiendo un mercado y dos parroquias (San Pedro, luego trasladado a Santa María) y San Salvador; esta en el siglo X fue ofrecida al célebre obispo Genadio de Astorga. En el año 997 Almanzor destruye el monasterio, que será recuperado a comienzos del siglo XI y ofrecido de nuevo al episcopado.

En 1565 el rey Felipe II crea el Marquesado de La Bañeza para Pedro de Zúñiga, de la poderosa Casa de Zúñiga, convirtiéndose el pueblo en cabecera de una importante circunscripción señorial. Por sus relaciones internacionales, a la localidad acuden mercaderes flamencos y franceses en tejidos.

Durante parte de la historia de La Bañeza fue además sede del Adelantado del Reino de León.

En mayo de 1808 al conocerse los sucesos del Dos de Mayo comienza a organizarse la resistencia. En el mes julio aparecen las tropas francesas por primera vez, pero se retiran a causa de la derrota de Bailén, regresando en el mes de diciembre; esta vez comandadas en persona por el emperador Napoleón Bonaparte -que perseguía al general Moore- que durmió allí. Los franceses serían expulsados en agosto de 1809, cambiando la zona varias veces de manos hasta 1812. Unos años que causaron tremendas destrucciones en la comarca.

Dónde dormir en La Bañeza
Fotografía antigua de la Plaza Mayor

En 1895 recibió el título de ciudad, siendo reina regente María Cristina de Habsburgo-Lorena. Al año siguiente se abrió una estación de ferrocarril por el que quedaba conectada con Plasencia y Astorga.

La Bañeza tiene a honra conservar el carácter franco y cosmopolita de su herencia pasada e idéntica vocación para la fiesta y el comercio. Sus campos además conservan la huella del aprovechamiento del agua por “molderas” y “caños” para fertilizar la tierra, los molinos y “batanes” (Caño de Cuatro Concejos, Caz de los Molinos, Acequia de la Zaya, Acequia Madre…) y numerosos “pozos” y las leyendas de Adivinos que al toque de gaita reforestan abundan en eso.

La visita a La Bañeza puede comenzar por el origen de la localidad: el Monasterio de San Salvador (del siglo IX, del que apenas quedan restos originales). Está en un altozano a las afueras y aún son perceptibles restos del ábside románico de la Iglesia de San Salvador, heredera del centro monástico. Posee una cornisa ajedrezada y está reforzado por cuatro columnas, dos de ellas rematan en capiteles con follajes. Bajo los aleros se conservan ménsulas con cabezas humanas, animales y motivos vegetales. La estructura del templo de fachada plateresca de tres naves data de los siglos XVI a XVIII. El retablo barroco del altar mayor, realizado en madera de nogal, es obra del siglo XVII; representa la escena de Moisés con las tablas de la ley, la Trinidad y el profeta Elías. También se pueden admirar ocho lienzos de Felipe Gil de Mena, de la escuela de Gregorio Fernández, que representan a los apóstoles y una talla de San Salvador o del Buen Pastor de Lucas Gutiérrez (1659) titular de la parroquia.

A finales del siglo XX se reformaron la mayor parte de los antiguos edificios que ver en La Bañeza y se levantaron otros nuevos. En la Calle de Astorga y en la Plaza Mayor abundan las típicas casas con soportales y miradores; allí está el Ayuntamiento en chaflán y la Iglesia de Santa María, construida entre los siglos XVI y XVIII.

Para entender la historia y etnografía local puede visitarse el moderno Centro de Interpretación de las Tierras Bañezanas, CITBA, que se instaló en la antigua fábrica de harinas “La Única” con sus viejas máquinas restauradas y abiertas a la visita.

El Museo de la Alhaja en la Villa de la Plata, en la calle de Juan Mansilla, se ubica en un edificio modernista remozado. Contiene una colección de trajes, calzado, complementos indumentarios y joyas de los siglos XVIII a XX de la comarca bañezana y otros enclaves. Entre las curiosidades, los collares de coral que se regalaban a las novias el día de su boda.

El Museo de Imaginería se localiza en un edificio propiedad de la Cofradía de Jesús Nazareno y reúne buen número de pasos de Semana Santa.

Dónde dormir en La Bañeza
Iglesia de Santa María

A 15 kms de La Bañeza, por el desvío comarcal LE 110, se encuentra el Alfar-Museo Jiménez de Jamúz centro alfarero en activo con sus “botijos de trampa”.

La cercana Santa Elena de Jamuz alberga el Parque de Sistema de Riegos Vía de la Plata, museo etnográfico al aire libre.

En el valle del Valduerna, al noroeste, en Castrotierra, está el Santuario de la Virgen de Castro y los restos de los palacios de Valduerna.

Datos prácticos

Coordenadas

42º 17’ 51’’N, 5º 54’ 06’’

Distancias

León 49 km, Valladolid 153 km, Madrid 307 km

Altitud

772 m

Habitantes

10 711 (2013)

Fiesta de San Antón (lunes próximo al 17 de enero), Carnavales de La Bañeza, Fiesta de Interés Turístico Nacional, Fiesta de las Águedas y Fiesta de San Blas (febrero), Semana Santa Bañezana desde el siglo XVI.
Fiesta de San Isidro (15 de mayo), Fiesta de Nuestra Asunción y San Roque (agosto, Verbenas, Gigantes y cabezudos, Mercado medieval, becerradas, Gran Premio de Velocidad Ciudad de La Bañeza de motos, el único en circuito urbano)

Feria Internacional de Alfarería (agosto)

Forja J. González

Dulces artesanos en Imperiales Alonso y Peñín

Alfarería de Jiménez de Jamuz

Otros destinos próximos

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar