Correos y el Camino, formas para facilitarse la vida de peregrino

Servicios de correos Camino de Santiago

Hacer el Camino de Santiago suele ser un gran reto, especialmente si se comienza desde varios cientos de kilómetros antes de la plaza del Obradoiro. Ese puntito de sufrimiento es tan jacobeo como la propia tumba del Apóstol. Pero no hace falta exagerar. Siempre que se respeten las normas, por ejemplo al acceder al albergue, hay alternativas para que la vida en el Camino sea un poquito más fácil. Por ejemplo, Correos ofrece diferentes servicios tanto para peregrinos que vayan a pie como para quienes elijan la bicicleta.

El Camino sin mochila

Hay muchas razones para andar sin la carga más pesada del Camino de Santiago: la mochila. La primera, además de la principal, es la salud. La peregrinación compostelana es un entorno abierto a todos y eso supone también que no sea raro ver a personas con distintas dolencias o enfermedades realizándolo. Para ellos, en bastantes ocasiones, la única alternativa no masoquista es la de enviar el macuto por transporte al siguiente albergue. No es tampoco algo extraño sufrir pequeñas lesiones que obliguen a prescindir de llevar el equipaje a la espalda durante algún día a cualquier caminante.

La otra gran razón es más censurada por los peregrinos más puristas. Se trata de la mera comodidad. El Camino de Santiago no es el acto de penitencia que era hace siglos, por lo que el sufrimiento es solo una opción más para quien quiera un reto. En caso contrario, entra la libertad individual. Esto no quita de que se sigan ciertas normas de cortesía. Por ejemplo, varios albergues dan prioridad a quienes van con mochila, así como a los que marchan a pie sobre los que lo hacen en bicicleta. Normalmente esto no es un problema en los albergues privados, que permiten reserva previa. Esta es, sin duda, la mejor alternativa para aquellos que usen un servicio de transporte de mochilas.

El PAQ MOCHILA de Correos

Servicios de correos Camino de Santiago
EL servicio PAQ MOCHILA es fácil de usar. | Cedida por Correos

Este servicio permite el transporte de una mochila de hasta 15 kilos y puede ser usado tanto por quienes apuesten por ir andando como por quienes lo hagan por la bicicleta. En este último caso se debe tener en cuenta que la distancia máxima de la etapa debe quedarse por debajo de los 60 kilómetros.

El abanico de rutas que cubre el PAQ MOCHILA es amplio. El Camino Francés y el del Norte están incluidos desde Roncesvalles o Somport e Irún respectivamente, mientras que el Primitivo lo está desde Oviedo. Desde sus entradas Galicia también abarca los Caminos de Santiago Inglés, Portugués y Portugués de la Costa. Otras alternativas más exóticas son el Sanabrés, con servicio desde Ourense o el de Invierno. El epílogo, como se conoce normalmente al Camino a Fisterra-Muxía, es asimismo parte del área de reparto.

Se trata de un servicio muy cómodo con la siguiente mecánica. Por la mañana se deja la mochila en recepción, el cartero pasa a buscarla y se entrega en el alojamiento de la siguiente etapa antes de las dos y media de la tarde. Además, es muy fácil de contratar en un sencillo formulario disponible en el sitio web del servicio.

La cuestión de traer y llevar la bicicleta a casa

Bicicleta en el Camino de Santiago
La bicicleta es una de las formas más populares de peregrinación a Santiago. | Shutterstock

Una de las cuestiones que más suelen complicar la peregrinación en bicicleta es, precisamente, cómo llevar y traer el vehículo desde y a casa. Aunque siempre hay valientes que deciden salir desde la puerta de su casa y volver, la mayoría de peregrinos en bici optan por partir de una localidad jacobea y concluir en Santiago. Para estos casos Correos ofrece el servicio PAQ BICICLETA. Una manera sencilla y rápida de solventar este fastidio.

Esta alternativa incluye el propio transporte, un seguro que cubre hasta 300€ y la caja en que introducir la bicicleta. Para el inicio conviene realizar el envío unos tres o cuatro días hábiles antes de iniciar el Camino de Santiago. Como los vehículos se guardan quince días, es posible hacerlo incluso antes. Hay que tener en cuenta que debe haber una oficina de Correos en la localidad en la que uno vaya a comenzar su aventura jacobea.

Una vez conocida la gloria en Santiago, o parado el Camino en la localidad que toque, la operación sería muy similar. Se acude a una oficina de Correos, se embala la bicicleta y se manda al lugar de origen del peregrino. Como añadido, cabe mencionar que desde la capital compostelana es posible que la bici se mande a Europa.

Otros servicios de Correos en el Camino de Santiago

Servicios de correos Camino de Santiago
Los servicios de Correos abarcan los principales Caminos. | Cedida por Correos

Siguiendo en el final del Camino, Santiago de Compostela, merece la pena reseñar el servicio de entrega y envío de maletas. Se trata del PAQ PEREGRINO, que permite enviar a la oficina de Santiago equipaje extra . Así, una vez se llega a la ciudad gallega, es posible tener preparado equipaje extra a evitar durante las etapas. Más socorridas son las consignas, útiles para no andar con la mochila por la capital. Las dos facilidades tienen epicentro en la oficina principal, en la Rúa do Franco 4. Asimismo, el propio servicio postal o de paquetería también puede servir al peregrino en cualquier momento de la aventura.

Artículo creado en colaboración con Correos